Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

lunes, 17 de octubre de 2011

El Plan Hidrolóxico de la Xunta programa hasta 2015 una inversión de 63 millones en trece municipios de la comarca, y más de 3 en el polígono de Barro

El documento recién aprobado por la Xunta incluye actuaciones en saneamiento y depuración , red de agua y contra las inundaciones

El Plan Hidrolóxico de Galicia-Costa que acaba de aprobar el Consello de la Xunta para los próximos cuatro años detalla un amplio capítulo de previsiones inversoras que reserva a la comarca de Pontevedra algo menos de 63 millones de euros, sobre una inversión global de mil. Trece concellos del entorno de la ciudad (todos salvo Ponte Caldelas) figuran reflejados en esa programación, si bien Pontevedra, Marín y Caldas y, en menor medida Poio y Sanxenxo, son los territorios donde se plantea mayor número de actuaciones.

El documento reparte estas previsiones en cuatro grandes capítulos: actuaciones de saneamiento y depuración, abastecimiento de agua, actuaciones de la Dirección Xeral de Conservación da Natureza y fenómenos externos (sequía e inundaciones). El primer apartado es el más extenso, ya que la Xunta se ha marcado el objetivo de que en 2015 toda la ría de Pontevedra esté saneada y el Plan Hidrolóxico es una de las herramientas que utilizará la administración autonómica para conseguir el buen estado de las aguas.
En este sentido, el documento establece obras de actuación en Pontevedra, Marín, Poio y Sanxenxo. En estos dos últimos casos, el eje es la "mejora de la depuración de Sanxenxo y depuración de Raxó", para lo que se reservan 16 millones de euros, la mitad de iniciativa privada. En Sanxenxo, la relación de obras incluye alcantarillado en Portonovo, Padriñán, Vilalonga, Adina, Sanxenxo, Dorrón y Noalla.

En el caso de Pontevedra se hace especial hincapié en el saneamiento del rural, y se incluyen en el Plan todas las obras ya pactadas hace un par de años con el concello, y muchas de ellas en licitación, como las parroquias de Bora, Marcón, Santa María de Xeve, Lérez, Pontesampaio, Tomeza, Campañó, San Andrés de Xeve y Verducido, todo ello por unos 6,7 millones de euros. Figura también la mejora de la depuradora de Placeres (tres millones) y se mantiene el depósito de retención de Mollabao pese a que la Xunta carece de la autorización de Costas para su ejecución en terrenos marítimo-terrestres.

Lores-Hernández
Precisamente, hoy lunes el alcalde, Miguel Fernández Lores, mantiene una entrevista de trabajo con el conselleiro de Medio Ambiente, Agustín Hernández, en la que se analizarán, entre otros asuntos, las posibilidades de firmar un tercer convenio que permita completar todo el saneamiento rural, puesto que con las obras ahora previstas quedaría sin cubrir un 20% del territorio.

Marín también recibe especial atención en esta programación, con un depósito de retención propio, un colector en el río Lameira y redes de saneamiento en O Pereiro, Miñán, Loira, Pardavila o Cidrás por algo más de cinco millones de euros. En cuanto a Caldas, se reserva una partida de 1,9 millones para un plan general de saneamiento y depuración, pero se añaden otras actuaciones a lo largo del río Umia y un colector general para la villa (500.000 euros). En la misma comarca aparecen inversiones en "colectores y depuradora de Cuntis" y en Troáns y Guldrigáns, en el mismo municipio por unos cinco millones, actuaciones en los lugares de Fontenla, Peñagrande, Querquizo y otros puntos de Moraña (560.000 euros) y en Portas (Romai y otros lugares por 220.000 euros).

Por último, en materia de saneamiento y depuración se incluyan obras en A Lama, con una depuradora de un millón de euros, alcantarillado de Gaxate, y la mejora de la planta de campo Lameiro.
Abastecimiento

En materia de abastecimiento de aguas, el Plan Hidrolóxico descarga la mayor parte de las actuaciones en el proyecto estatal de Acuanorte para mejorar la red de Pontevedra, Poio y Sanxenxo, pero sí establece propuestas propias en Paredes (Vilaboa), en Caldas, con una nueva captación y depósito, en Cotobade y Portas y, finalmente en el polígono de Barro-Meis, que necesita cerca de tres millones de euros para la primera fase de una red de abastecimiento que suministre agua a las empresas que se implanten en esos terrenos.

En materia de inundaciones no se plantea actuación alguna, pese al riesgo que sí admite en la desembocadura del Lérez, con un 4,15% de ocupación de sus márgenes, y en otros tramos del río, modificado por "diques de encauzamiento", con un 30,41% de alteración de sus márgenes.

Gracias a San Cristobal de Briallos pola foto!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario