Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

miércoles, 28 de mayo de 2014

El censo de pensionistas en la comarca crece y ya supera los 36.000, el 20% de la población


En la capital 16 de cada cien habitantes vive de uno de estos subsidios, mientras que en A Lama, Cotobade, Campo Lameiro y Cuntis roza el 30% » Los beneficiarios de la Risga en Pontevedra se duplicaron en cinco años



Los 14 municipios de Pontevedra y su comarca, que suman algo menos de 190.000 habitantes, ya acumulan más de 36.000 pensionistas, una cifra que no ha dejado de crecer en los últimos años y que ya supone que el 20% de toda su población vive de uno de estos subsidios. Así se pone de manifiesto en los datos hechos públicos ayer por el Instituto Galego de Estatística (IGE), que especifica que los ingresos medios de estas personas oscilan entre los 600 y los 900 euros al mes aproximadamente.
Pese a que en toda la comarca se alcanza una media del 20% de pensionistas con respecto al censo total, cada municipio presenta un porcentaje diferente, que se dispara en aquellos concellos del interior con un mayor índice de envejecimiento de su población. Así, en Sanxenxo se llega al 20%, mientras que en Marín es del 18% y en Poio, del 16,6%, mientras que en Cuntis, Campo Lameiro, Cotobade y A Lama se ronda el 30%. En torno al 25% se sitúa la media en Vilaboa, Moraña, Portas, y Ponte Caldelas, mientras que en Barro es del 22,5 y del 21 en Caldas.
La capital es la que presenta un índice más bajo, de poco más del 16%, al acumular un total de 13.389 pensionistas. Según el IGE, alrededor de tres mil son menores de 64 años, mientras que entre los 65 y los 84 años son 8.500. Con edades por encima de los 85 años hay unos 1.800 pensionistas. Los ingresos medios en Pontevedra se sitúan en 877 euros por persona, si bien los varones disponen de 1.032 euros al mes, mientras que las mujeres se quedan en 839. Los ingresos más elevados en la comarca, según el IGE, se alcanzan en Marín, con una media de 907 euros. En este municipio los hombres llegan a 1.074 euros, mientras que entre la población femenina apenas se llega a 683 euros. En el otro extremo de la balance se sitúa A Lama, con las pensiones más bajas de la comarca, al no llegar a 600 euros la cifra media. Por su parte, el IGE sitúa esa cantidad en 834 euros en Poio y en 717 en Sanxenxo.
El Instituto Galego de Estatística incluye en esta relación todas aquellas personas que perciben algún tipo de subsidio, pero ofrece un capítulo especial para los que disponen de una Renta de Integración Social (Risga), una Ayuda de Emergencia Social (AES) y de una pensión no contributiva. Con respecto al Risga, se ha observado un aumento muy significativo de beneficiarios en los últimos años. Los 135 registrados en el dato más reciente (del año 2012), suponen casi el doble de los que había apenas cinco años atrás (74), y muy lejos de los 52 contabilizados en 2008. Una evolución parecida se observa en las Ayudas de Emergencia Social, pero, en cambio, las pensiones no contributivas en el municipio capitalino, han experimentado un descenso paulatino. Las 1.264 registradas en 2005 han ido reduciéndose poco a poco cada año y ahora son 1.100, de las que 477 corresponden a invalidez y 623 a jubilación.
Esta evolución de las pensiones y subsidios en la comarca están estrechamente vinculados al envejecimiento de la población, un fenómeno al que no es ajeno la comarca, aunque con menor dureza que en el resto de Galicia. De hecho, las previsiones de población del propio Instituto Galego de Estatística señalan que dentro de una década, la comarca de Pontevedra (en la que la Xunta integra a la capital, Poio, Ponte Caldelas, Vilaboa, Cotobade, Barro, A Lama y Campo Lameiro) contará con 122.114 habitantes, lo que supone un ligero aumento de 375 vecinos con respecto al censo actual. De esta forma, en 2023, esta área geográfica será la única de las 20 en las que la Xunta divide Galicia que mantendrá su población. En todas las demás el IGE vaticina que habrá descensos, que oscilan entre el -0,69 del área de Santiago y -17.10 en Ourense sur.
Pese a este dato positivo en Pontevedra, las previsiones de Estatística apuntan a que la población infantil en la comarca (entre 0 y 14 años) se reducirá un 7,5%, al pasar de 17.100 a menos de 16.000 niños. Además, el censo de jubilados crecerá de forma espectacular en estos diez años, toda vez que las 23.500 personas de más de 65 años censadas ahora en estos ocho municipios se elevará a más de 29.000 en una década, lo que supone un 23% de aumento. Estos dos fenómenos (menos jóvenes y más ancianos) son generales en toda la comarca, pero serán especialmente significativos en municipios del interior como Cotobade, Campo Lameiro y A Lama, que padecen desde hace tiempo un grave envejecimiento de la población. Buena prueba de esta tendencia son los índices de envejecimiento y de sobreenvejecimiento. El primer nivel mide el número de personas de más de 64 años con respecto al de menores de 20. Así, si en la actualidad hay en toda la comarca 105 jubilados por cada cien jóvenes, dentro de diez años ya serán 133 las personas que superen los 64 años por cada centenar de menores de 20.

http://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2014/05/28/censo-pensionistas-comarca-crece-supera/1031907.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario