Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

jueves, 29 de mayo de 2014

La Xunta prepara el rescate de la autovía de O Salnés antes de que quiebre la concesionaria


La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras busca una solución para rescatar la autovía de O Salnés (Barro-Sanxenxo) y garantizar la viabilidad de las concesión, ante la posibilidad de que, en breve plazo de tiempo, entre en concurso de acreedores.
Este miércoles, el conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, Agustín Hernández, en su intervención en el Pleno del Parlamento explicó que “a intención da Xunta é manter en servizo e libres de peaxe” esta autovía, "co menor custo e tratando de evitar a responsabilidade patrimonial da Administración", que obligaría a desembolsar unos 127 millones de euros para el rescate de esta autovía junto con la del Barbanza, "cantidade inasumible na actualidade", reconoció.
Agustín Hernández explicó que "estamos a analizar todas as alternativas posibles: préstamos participativos, nova licitación, ou aumento do prazo da concesión, valorando as consecuencias de cada unha delas".
"Estamos a analizar todas as alternativas posibles: préstamos participativos, nova licitación, ou aumento do prazo da concesión"
La concesionaria de la autovía de O Salnés ha solicitado aumentar el canon. Si quebrase correspondería a la administración pagar las cláusulas incluidas en los contratos firmados en 2005, "é un problema dado, que hai que enfrontar e resolver da mellor maneira posible para os intereses xerais, tendo en conta as determinacións legais e a propia normativa", señaló Hernández.
En la autovía de O Salnés la Xunta se comprometió a pagar a la concesionaria un peaje en la sombra, de tal forma que la administración paga un importe por cada vehículo que circula por ella. Al ser el tráfico de vehículos inferior al inicialmente estimado, se aplican una serie de medidas de restablecimiento del equilibrio económico. Es decir, la Xunta abona el importe necesario a la empresa para que no incurra en pérdidas, trasladando a la administración el riesgo que asumió la concesionaria privada a la hora de hacerse cargo de dicha infraestructura.
Cuando se abrió la autovía de O Salnés, en 2005, tenía un volumen de circulación un 22,5 por ciento inferior a lo previsto, y el pasado año llegó ya al 40,5 menos, lo que supone una Taxa Interna de Rendiblidade (TIR) negativa de un -6,75%, que impediría la recuperación de fondos aportados para el capital social de la concesión.
La  colaboración público- privada  permitió a la Xunta adelantar en varios anos la disponibilidad de importantes infraestructuras "foi un modelo eficaz", afirmó el conselleiro "sen embargo, nas circunstancias actuais estase a mostrar unha fórmula esgotada, necesitada dunha alternativa que permita un crecemento sostible na demanda de novas infraestruturas".

http://pontevedraviva.com/xeral/12319/xunta-autovia-salnes-barbanza-peaje-sombra-rescate-quiebra-agustin-hernandez/

No hay comentarios:

Publicar un comentario