Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

viernes, 25 de julio de 2014

Barro participa. Veinte municipios enviarán su basura orgánica a la planta de compost que impulsa la Diputación


La Diputación espera poner en funcionamiento el servicio provincial de recogida de basuras en enero de 2015 » Los municipios adscritos se ahorrarán 5 millones de euros


La Diputación Provincial aprobó ayer el primer plan provincial para la recogida de basuras al que se inscribieron ya 21 ayuntamientos. Parte de los residuos orgánicos generados por estos municipios irán a parar a la planta de compostaje que impulsa el Concello de Pontevedra, con el rechazo del PSOE, cuando se encuentre operativa. El proyecto recoge también que los municipios adheridos se ahorrarán 5 millones de euros.
Este plan, que todavía debe ser ratificado en el próximo pleno de la Diputación, está previsto que entre en funcionamiento el 1 de enero de 2015, una vez que salga a concurso para contratar una empresa adjudicataria. El valor del contrato para los 18 municipios adscritos al plan -los tres restantes se incorporarán cuando entre en funcionamiento- es de 5,3 millones de euros, y en los 25 años que dura la concesión el importe ascenderá a 132,8 millones de euros. Estas cantidades se calcularon a partir del coste que supone el tratamiento de una tonelada de basura que es, según los cálculos de los técnicos de la Diputación, de 159,08 euros. Sin embargo, durante los dos primeros años de la concesión (en los que seguirán vigentes las ordenanzas municipales) los concellos han de aportar lo recaudado con las tasas y las cuantías recogidas en el proyecto de explotación en función del porcentaje del coste del servicio que cubre el rendimiento previsible de sus respectivas tasas. No obstante, gracias a la aportación de la Diputación de un millón de euros al año, durante los dos primeros años, los ayuntamientos solo tendrán que aportar, en conjunto, 500.000 euros.
A partir del tercer año de concesión, los concellos que decidan mantener sus propias ordenanzas municipales han de aportar una cantidad anual equivalente a la diferencia entre los ingresos previsibles de aplicación de la propuesta ordenanza provincial y los obtenidos con la ordenanza municipal. A su vez, aquellos que se acojan a la ordenanza provincial, simplemente tendrán que aportar la recaudación de las tasas.
En referencia al empleo, el proyecto recoge que un total de 31 trabajadores de empresas concesionarias de los municipios serán subrogados a la empresa de recogida de basuras de toda la provincia. Asimismo, se indica que el número mínimo de empleados ha de ser 54: 24 peones, 22 conductores, 2 administrativos, 2 oficiales de mantenimiento, un técnico de medio ambiente, un gerente y dos encargados de zona. Los gastos totales en personal que la empresa ha de acometer son de 1,5 millones de euros.
La inversión inicial que llevará a cabo la empresa concesionaria será de 16 millones de euros destinados a renovar el parque de contenedores, los vehículos, la maquinaria e invertir en puntos limpios y servicios comunes, todo con el objetivo de ofrecer un servicio con las mejores tecnologías de recogida y tratamiento de basuras.
Para el concurso de empresas, el principal requisito marcado por la Diputación es ajustarse a ese precio unitario de 159,08 euros por tonelada. Además, se valorarán aspectos como el control de calidad del servicio, las mejoras que aporten, los equipos e infraestructuras o los programas de concienciación ciudadana.
Hasta el momento, los municipios adheridos a este proyecto son Gondomar, Mos, A Cañiza, Covelo, Mondariz, Mondariz balneario, As Neves, Pazos de Borbén, A Estrada, Agolada, Cerdedo, Cotobade, Dozón, Rodeiro, Vila de Cruces, Barro, Ribadumia, Valga, Silleda, Salvaterra y A Lama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario