Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

sábado, 26 de julio de 2014

El éxodo masivo a la costa colapsa el peaje de la AP-9 en Curro y todos los viales a las playas. Una situación que se repite pese a las quejas de la Xunta

Los conductores tuvieron que soportar colas kilométricas y esperas de hasta 50 minutos ante las cabinas de la autopista »Los atascos se repitieron en la autovía de O Salnés y la PO-308



Audasa, la concesionaria de la AP-9 no parece tener visos de rectificar. Después de los atascos que se produjeron hace quince días en la autopista y que motivaron las furibundas quejas de los usuarios y el malestar del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, el Día de Galicia se convirtió ayer en un calvario para los miles de conductores que se echaron a la carretera para disfrutar del puente festivo y de una jornada de playa en los arenales de Sanxenxo y O Grove. Este éxodo masivo a la costa provocó atascos kilométricos ante la estación de peaje de la AP-9 en Curro, donde se enfila la autovía de O Salnés ya que las cabinas no daban abasto para atender a tanto coche, una anomalía similar a la ocurrida dos semanas atrás.
Miles de usuarios de la AP-9 se vieron atrapados en este colapso, que repercutió después en la propia autovía de O Salnés, que registró también circulación muy lenta durante buena parte de la mañana, con retenciones en su conexión con Sanxenxo y con el corredor que conduce hasta A Lanzada. Asimismo, otras carreteras convencionales de la costa registraron también una densidad de circulación poco habitual pese a tratarse de la principal jornada festiva del verano y con un sol que invitaba a acudir a la playa tras un verano poco propicio. La afluencia de coches obligó a multiplicarse a los agentes de tráfico.
La PO-308 entre Pontevedra y Sanxenxo, fue una de las más perjudicadas, especialmente al paso por localidades como Combarro. De hecho, la Policía Local de Poio admitió que el volumen circulatorio era inusitado y llegó a realizar una patrulla por todo el vial para comprobar si los atascos se debían a un accidente o a otra anomalía. La realidad era que había más coches de los que admite el vial.
Y lo mismo, pero agravado, era lo que ocurría una vez más en la Autopista del Atlántico. Miles de conductores llegados desde Pontevedra, al Sur, y de Santiago, al Norte, se vieron atrapados en el embudo formado en el ramal de acceso a la autovía de O Salnés. Muchos conductores recriminaron a Audasa que no abriera las barreras para desatascar el colapso, toda vez que en muchos casos las espera llegó a rondar los 50 minutos.
Según testigos presenciales, algunos usuarios llegaron a reclamar el paso sin pagar "por un servicio que no nos dan", pero no alcanzaron su objetivo. También hubo quejas por la ausencia de hojas de reclamaciones, según apuntaron otros de los atrapados en el atasco.
El alto volumen de vehículos tuvo su continuidad en los accesos a todas las localidades de O Salnés, con los cascos urbanos de Sanxenxo y Portonovo repletos de coches y sin un lugar donde aparcar, algo crónico en estas localidades en verano. La playa de A Lanzada llenó sus dos aparcamientos más importantes y se calcula que más de 7.000 personas disfrutaron de sus aguas a lo largo de todo el día de ayer.
  

 Una situación que se repite pese a las quejas de la Xunta

Los graves atascos registrados ayer ante las cabinas de la AP-9 en Curro se producen apenas nueve días después de que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, acusara a Audasa, la empresa concesionaria de la Autopista del Atlántico de "provocar los atascos" registrados el domingo anterior, con retenciones de hasta cuatro kilómetros en los alrededores de Santiago, por no habilitar suficiente personal. "No lo podemos aceptar", señalaba el titular del Ejecutivo gallego, que animaba a los usuarios a utilizar los servicios de protección al consumidor de la administración autonómica para tramitar sus posibles "denuncias".
Desde las asociaciones de consumidores se apuntaba ayer que los afectados por estas demoras "tiene derecho" a reclamar tanto la devolución del peaje abonado "por un servicio muy poco adecuado" como una posible indemnización por los perjuicios que causa estar casi una hora parados al sol sobre el asfalto.

Sucede cada verano
Pero lamentablemente, y pese al calor de ayer "llueve sobre mojado" ya que este tipo de situaciones se repiten cada verano. Ya en 2011 la Xunta formulaba denuncias similares y se anunciaron medidas que no parecen surtir efecto, toda vez que las retenciones graves se han repetido este mismo verano ya al menos en dos ocasiones. Audasa sigue sin levantar las barreras, lo que llevó a Feijóo a recordar que es "una de las autopistas mas más caras" de España y que ese precio debería garantizar un servicio acorde a su coste.
Ante esta situación, la Xunta ya comunicó la pasada semana su malestar no solo a Audasa, sino también al Ministerio de Fomento, departamento al que reclamó un "criterio homogéneo" de peajes que permita que la AP-9 no sea de las vías más caras y con menos descuentos.

 http://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2014/07/26/situacion-repite-pese-quejas-xunta/1064588.html

http://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2014/07/26/exodo-masivo-costa-colapsa-peaje/1064572.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario