Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

martes, 26 de agosto de 2014

CRIMEN MACHISTA DE BARRO. Un vecino de Barro mata a su esposa y después se ahorca, con sus dos hijas menores en casa


Daniel Carballal telefoneó a la Guardia Civil alertando de que había matado a su pareja, Mónica Lorenzo



Un vecino de Barro de 48 años, Daniel Carballal Moldes, acabó ayer con la vida de su mujer de 38 años de edad, Mónica Lorenzo López, de dos disparos de escopeta de caza -para la que tenía licencia-, cuando ambos se encontraban en su casa en el número 53 del lugar de Estación de Portela. Posteriormente, el hombre alertó a la Guardia Civil de lo sucedido y se quitó la vida ahorcándose en el patio trasero de la vivienda en un nuevo caso de violencia de género.
Fue sobre las ocho y media de la mañana cuando en la centralita de comunicaciones de la Guardia Civil de la Comandancia de Pontevedra se recibió la llamada de este varón, que se identificó como Daniel, informando de que había acabado con la vida de su esposa pegándole "dos tiros" y anunciando su intención de quitarse también la vida él mismo. De inmediato los agentes enviaron varias dotaciones al lugar del suceso y allí se encontraron el cadáver de la mujer, tendido sobre un charco de sangre en la cocina del inmueble y con dos impactos de arma de fuego al parecer en la cabeza, aunque este extremo está pendiente de confirmar por la autopsia. De inmediato, hallaron el cadáver de su marido ahorcado en una viga del porche trasero de la vivienda. Los sucesos se produjeron con las dos hijas del matrimonio, de 12 y 16 años, en el interior de la vivienda, según indicaron distintas fuentes. Nadie, entre los vecinos de la zona, dijo sentir los disparos de la escopeta y tan solo unos gritos cuando la Guardia Civil ya llegaba a la vivienda.
La Delegación del Gobierno en Galicia confirmó que no hay constancia de que la víctima hubiera presentado alguna denuncia previa por maltrato o alguna situación de violencia de género. Tampoco los servicios sociales del Concello tenían constancia de ninguna situación conflictiva en este domicilio. Incluso los vecinos más próximos a la vivienda hablan de un matrimonio bien avenido y no escucharon nunca discusiones entre ellos. Amistades cercanas a Mónica también confirmaron ayer que la mujer nunca les refirió ningún episodio de maltrato, pero sí indicaron que el matrimonio no pasaba por un buen momento y que se encontrarían en trámites de separación. Incluso señalan que ya podría haber iniciado una nueva relación.
Instantes después de descubrirse el cadáver llegaron a la zona familiares tanto del supuesto agresor como de la víctima, que es natural de Marín, aunque llevaba ya muchos años residiendo en Barro. En ese momento se produjeron escenas de tensión y nerviosismo debido a que algunos familiares de la mujer, muy afectados por lo sucedido, insistían en entrar en el domicilio a pesar de que el cordón policial todavía no lo permitía.
Finalmente, a las 12.20 horas la comisión judicial finalizó su trabajo y ordenó el levantamiento de ambos cadáveres que fueron trasladado a las dependencias del Imelga para practicarles la autopsia.
Desde que se conoció el terrible suceso, el Concello de Barro movilizó a sus servicios sociales para prestar atención a las dos huérfanas, primero por parte de la asistenta social, luego por un psicólogo perteneciente al centro concertado que el Concello tiene con Caldas de Reis y finalmente también con la implicación de los profesionales de la Xunta de Galicia que están analizando ya el caso. En principio, las dos menores quedaron bajo los cuidados de los padrinos de una de ellas.
La Delegación del Gobierno recuerda la importancia de utilizar el teléfono 016, que es gratuito para denunciar estos casos y garantiza la confidencialidad de la llamada ya que no queda registrada en la factura telefónica.

http://www.farodevigo.es/sucesos/2014/08/26/vecino-barro-mata-mujer-tiros/1081861.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario