Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

jueves, 28 de agosto de 2014

La Xunta sigue la situación de las huérfanas del crimen de Barro


La Consellería de Benestar, en colaboración con los Servizos Sociais del Concello de Barro, garantizarán el bienestar de las dos huérfanas del crimen que, a principios de esta semana, sacudió a este municipio. Por los pronto, las dos adolescentes permanecen en casa de un familiar. En un primer momento, de las mismas se hicieron cargos los padrinos de una de las hermanas, si bien, en la actualidad, no ha trascendido si permanecen en esta misma vivienda o se han trasladado a la de otros parientes.
Se espera que, transcurrido un tiempo, algún familiar dé los primeros pasos para formalizar esta situación. El procedimiento general conlleva el acudir a la jurisdicción civil solicitando la adopción o la tutela de los menores. Normalmente, antes de que se complete este proceso, los jueces suelen optar por otorgar, en un primer momento, la custodia.
En todo caso, el acogimiento puede ser por parte de lo que se denomina familia extensa -los propios parientes de las niñas- o por parte de personas ajenas al entorno familiar. Las fuentes consultadas precisaron, asimismo, que la Xunta también intervendría en aquellos supuestos en los que los menores quedasen en una situación de potencial desamparo o desprotección. En este marco, la legislación prevé, incluso, que la Administración autonómica asuma su tutela.
En principio, y ya en el caso concreto de las hijas de Mónica Lorenzo y Daniel Carballal, sus allegados mostraron su confianza en que, en última instancia, será un familiar directo el que asuma su tutela. En todo caso, estas mismas fuentes confirmaron que tanto una técnico de los Servizos Sociais de Barro como un psicólogo ya se han entrevistado con las pequeñas, así como se ha dado cuenta a la fiscalía especial de protección al menor y a personas incapacitadas de Vigo.

Un homicidio que conmocionó a todo un pueblo

Decenas de mensajes de pésame han aparecido en el muro de Facebook de Mónica Lorenzo

La muerte a manos de su marido de Mónica Lorenzo López el pasado lunes conmocionó a buena parte de la sociedad de Barro. Aunque nacida en Marín, esta mujer de 38 años era muy conocida y querida en el municipio por su trabajo en el autobús escolar, pero también porque era una seguidora incondicional del equipo de fútbol sala en el que jugaba una de sus hijas. De hecho, esta afición le llevó a ser una de las personas que mostró públicamente su indignación por el hecho de que el pabellón permaneciese cerrado obligando al equipo de su hija a entrenar en la calle.
Prueba del cariño que despertaba Mónica entre sus vecinos y allegados son las decenas de mensajes que, en los últimos días, han aparecido en su muro de Facebook.


http://www.lavozdegalicia.es/noticia/pontevedra/2014/08/28/xunta-sigue-situacion-huerfanas-crimen-barro/0003_201408P28C1991.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario