Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

martes, 26 de agosto de 2014

Marín y Barro barajan posibles vías de colaboración para atender a las hijas de la última mujer asesinada en Galicia


Mónica Lorenzo será enterrada este miércoles en el cementerio marinense, la localidad en la que había nacido y donde reside su familia

Los alcaldes de Marín, María Ramallo, y de Barro, José Antonio Landín, se han puesto en contacto en las últimas horas para estudiar próximamente alguna vía de colaboración entre ambos municipios con el objetivo de atender las necesidades de las dos hijas menores de Mónica Lorenzo López, la marinense que fue asesinada por su marido en Barro, donde residía esta familia. "Nos pondremos a disposición de ellos en lo que se pueda ayudar", ha señalado María Ramallo.
Los ayuntamientos de Marín y Pontevedra a mediodía, y el de Barro una hora después, han organizado concentraciones silenciosas a las puertas de sus respectivas casas consistoriales.
En el caso de Marín, la regidora municipal ha leído un manifiesto proclamando un "no alto y claro" contra la violencia machista, los asesinatos de mujeres "amparados en una relación de afectividad". Con él, también rechazó tanto el "sufrimiento gratuito" a las familias de las víctimas como la actitud de hombres "sin escrúpulos que hacen uso de la violencia física, psicológica o sexual" con sus parejas.
A esta movilización han asistido concejales del grupo de gobierno y de la oposición, representantes de varios colectivos sociales marinenses y vecinos, entre los que se encontraban familiares tanto de Mónica Lorenzo como de su pareja, Daniel Carballal Moldes, que se suicidó después de cometer el crimen.
En ambos casos, sus allegados han mostrado su desconocimiento sobre la posibilidad de que la víctima hubiese iniciado los trámites de separación y su sorpresa ante un desenlace que "nunca" habrían esperado. "Si se quería matar, que se matase él", ha afirmado una prima del cónyuge, mostrando su preocupación por el futuro de las dos hijas del matrimonio.
Antes de guardar un minuto de silencio, la alcaldesa de Marín ha afirmado que "actos de esta gravedad" no se pueden permitir "bajo ningún concepto" y se ha dirigido a la familia de la mujer asesinada, confiando en que este acto "sirva de aliento en su dolor y de denuncia pública por el crimen". Contra el que la sociedad tiene la "obligación de luchar haciendo visible nuestra indignación", ha concluido el manifiesto de "repulsa".
EN BARRO
El subdelegado del Gobierno, Antonio Coello, ha participado en la concentración realizada en el ayuntamiento de Barro, donde ha explicado que la Policía Judicial y el Juzgado están actuando "con absoluto rigor" en el esclarecimiento de este "lamentable suceso". Además de transmitir su pésame a los familiares y vecinos de la víctima, Coello se ha dirigido a la ciudadanía sobre la importancia de "concienciar" sobre acciones que, como esta, "no deben tener justificación" y que hay que "perseguir, prevenir y reprobar".
Por ello, ha recordado el teléfono de asistencia a las víctimas de violencia de género y ha destacado el carácter "confidencial" de este servicio. "Hoy la mujer tiene igualdad de derechos que el hombre, está a la misma altura y no podemos permitirnos este tipo de conductas en una sociedad igualitaria", ha añadido el subdelegado, que se ha comprometido a "trabajar para que esto no ocurra en ningún sitio".
Por su parte, el alcalde de Barro se ha hecho eco del "estupor" y la "rabia" del vecindario ante estos hechos "desagradables e inesperados" que han cogido "por sorpresa" al pueblo. "Lo mejor que podemos hacer es prestar ayuda inmediata, que se normalicen las cosas y ya iremos viendo", ha explicado Landín, sobre la atención a las hijas del matrimonio con "todos los medios necesarios", para que estén "lo mejor atendidas, que me consta que lo están", ha añadido.
Al igual que su homóloga de Marín, el regidor municipal de Barro ha señalado que no había "ningún tipo de denuncia ni antecedentes" por parte de la víctima ni de su marido sobre un posible maltrato. Al término de los tres días de luto decretados, José Antonio Landín confía en "salir del trago" para "encauzar" la situación, sin desechar la posibilidad de organizar algún acto para "que estos hechos desagradables no se olviden", ha concluido.
EXEQUIAS
Tras practicarle la autopsia, el cuerpo de Mónica Lorenzo será trasladado en la tarde de este martes al Tanatorio de Marín. El cortejo fúnebre saldrá el miércoles a las 16,15 horas desde este último punto para la celebración del funeral en el Templo Nuevo y del entierro en el cementerio marinense.
Los alcaldes de Marín y de Barro han anunciado su asistencia al velatorio para acompañar a los padres, hermanos y demás familiares de Mónica Lorenzo que, pese a haberse asentado en Barro desde hacía años, mantenía relación con la villa marinense, a donde también acudía con sus hijas.
"En Marín ya llevamos lo nuestro", ha recordado María Ramallo en alusión a la muerte de María Isabel Pérez Fraga, que fue asesinada por su compañero sentimental en diciembre de 2013 en este municipio.
Así, la regidora local marinense ha instado a la sociedad a que "estos actos no pasen desapercibidos" y a "remover conciencias de abajo a arriba", por lo que ha pedido "que toda la sociedad se implique", empezando por las mujeres "que conviven de forma cotidiana con el miedo y el sufrimiento, para que rompan su silencio y denuncien su situación".

EP.

No hay comentarios:

Publicar un comentario