Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

viernes, 1 de agosto de 2014

Un individuo entra en una casa de Mosteiro, roba un coche, lo choca y huye hasta O Bao


Las fechorías de un individuo con amplio historial policial alteraron la vida de la tranquila población de Mosteiro, en el municipio de Meis. El hombre, tras intentar robar en otras casas y en una frutería, penetró en una vivienda y robó un coche con el que salió a toda velocidad rumbo a Pontevedra y que chocó a menos de un kilómetro en la carretera que une Mosteiro con el nudo de comunicaciones de Curro. El caco logró huir hacia O Bao y posteriormente fue detenido por la Guardia Civil.
Los sucesos supuestamente perpetrados por este individuo comenzaron poco después de las diez de la mañana cuando en la zona de Zacande, poco antes de Mosteiro, intentó meterse en un coche y fue sorprendido por la propietaria. Según manifestaron los vecinos, el hombre argumentó que era de la Policía y que estaba investigando el vehículo, pero la mujer alertó a su marido, por lo que el individuo acabó huyendo hacia Mosteiro.
Su segunda fechoría, sobre las once de la mañana, se produjo al entrar en una frutería con una actitud sospechosa que puso en alerta a la propietaria del establecimiento. Según la vendedora, que formalizó la pertinente denuncia en el cuartel de la Guardia Civil de Cambados, el hombre se presentó en el local como inspector de balanzas y se fue acercando al mostrador intentando meter la mano en el cajón del dinero.
Al darse cuenta de las intenciones de robo del dinero, la dueña del local forcejeó con el individuo para evitarlo, lo que hizo que éste cayera sobre el mostrador, causando daños en el mismo. Los gritos de la comerciante alertaron a un familiar que acudió en su auxilio, por lo que el individuo salió huyendo a pie hacia la zona del Campo da Feira.
El caco pudo penetrar en otra casa en la que sustrajo, según comentaron los vecinos, unos cinco euros, pero no encontró nada más, por lo que decidió saltar a la vivienda contigua, atravesando un muro de unos tres metros de altura.
Desde el interior de la finca pudo penetrar en el garaje, donde estaba aparcado un turismo Volkswagen Golf, matrícula 4678-DHF, color gris plateado, que tenía las llaves en su interior, además del mando a distancia del portal.
El hombre se metió en el coche, lo puso en marcha, se fue hacia atrás, chocando contra un macetero, y salió de la casa a bordo del vehículo, en dirección hacia Pontevedra por la carretera que une la localidad de Mosteiro con el macronudo de comunicaciones de Curro.
La aventura del caco en el turismo apenas superó el kilómetro de distancia, ya que en una de las curvas perdió el control, al superar la velocidad permitida, subió a la acera y fue a colisionar contra una farola y un contenedor.
En su peripecia, reventó las cuatro ruedas y abolló parte de la carrocería del Golf, pero fue capaz de continuar con el turismo unos metros más. Al resultarle imposible la huida, el caco pidió auxilio a un coche que pasaba en ese momento por la zona. Su conductor se ofreció a llamar a una ambulancia, que el hombre rechazó.
Detrás pasó un furgón, cuyo piloto sí accedió a trasladar al individuo hasta Pontevedra, dejándolo en la zona de O Bao.
Los vecinos de la zona, al ver el coche accidentado y abandonado, llamaron a la Guardia Civil. Una patrulla se acercó a la zona, comprobó el estado del turismo y localizó a la dueña del mismo indicándole que tenía el coche chocado en la carretera.
La propietaria del Golf no daba crédito a las indicaciones de los efectivos policiales, respondiéndole que era imposible porque su coche estaba estacionado en el garaje de su casa. Al serle preguntado si su hijo pudo haberlo sustraído, la mujer respondió que era imposible porque el joven estaba en ese momento en la autoescuela.
Pero ante la insistencia de los efectivos de la Guardia Civil, la mujer fue al garaje comprobando que le faltaba el coche.
Los varios testigos que pudieron ver al hombre que sustrajo el coche indicaron que se trataba de un individuo alto y delgado de unos 40 años aproximadamente. Las características ofrecidas por los vecinos de la zona llevaron a la patrulla de la Guardia Civil a hacer una inspección por la zona de O Bao, en la entrada a Pontevedra, donde localizaron y detuvieron al supuesto caco.
Cuando las víctimas fueron a formalizar sus respectivas denuncias en el cuartel de la Guardia Civil, tuvieron conocimiento de que el individuo detenido tiene un amplio historial policial y que acababa de salir de una cárcel de Alemania.

http://www.farodevigo.es/portada-arousa/2014/07/30/individuo-entra-casa-mosteiro-roba/1066811.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario