Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

lunes, 15 de septiembre de 2014

Hospitaleros del Camino Portugués quieren evitar luchas por una cama

Piden un control de la masificación para no sufrir los problemas del francés


Los hospitaleros de los albergues del Camino Portugués conocen bien las necesidades y los problemas con los que se encuentran los caminantes. En el encuentro que mantuvieron este fin de semana en Pontevedra pusieron de manifiesto la necesidad de controlar una posible masificación de cara al Año Santo del 2021, en el que se prevén que el número de peregrinos se incremente hasta los 100.000, más del triple que en la actualidad. A falta del último trimestre, este año se esperan alcanzar los 32.000, a la altura del último xacobeo del 2010.
El tirón del Camino Portugués es cada vez mayor y cuenta con el apoyo de las instituciones: Xunta, Diputación y concellos. También, del Intergrupo Caminos de Santiago del Parlamento Europeo, que presiden el pontevedrés Millán Mon, y del Eixo Atlántico, para ponerlo al mismo nivel que su «hermano francés».
No obstante, desde la Asociación de Amigos del Camino advierten de la necesidad de adoptar medidas para que no se reproduzcan aquí los problemas del Camino Francés ante esa previsible masificación. Su presidente, Celestino Lores, se refirió en concreto a los conflictos de alojamiento y peleas por captar peregrinos entre determinados establecimientos del sector hotelero privado. Según Lores, esas «luchas por una cama» van en contra del espíritu del Camino.
«Menos competitividad y más profesionalidad para atender a los peregrinos», reclaman los hospitaleros. En el caso de Pontevedra, existe una buena relación y colaboración entre el albergue de O Gorgullón, que gestiona Amigos del Camino, y los distintos hoteles de la ciudad. «Nosotros damos un servicio tanto de acogida como de información de los establecimientos hoteleros de todas las categorías que hay en Pontevedra, incluso de bares y restaurantes que nos dejan sus tarjetas», señaló Lores. Esa buena relación existe también con el albergue privado, situado en la misma zona de O Gorgullón, al que también mandan clientes, como al resto de hoteles, hostales y pensiones, cuando el albergue público está completo, como ocurrió durante todo el verano.
Más del 50% de los peregrinos no duermen en albergues públicos, «porque la capacidad es limitada y la gente ya no tiene esa idea de que pernoctar en ellos es más ortodoxo». Y se anima y apoya a la iniciativa privada para aumentar la oferta de plazas.
Otro problema del Camino Francés que salió a relucir este verano fue el de robos en albergues, que en la ruta lusa no se han producido, salvo algún episodio puntual. Hace un año una danesa y un portugués denunciaron la sustracción robo de una mochila y un móvil, cuyos autores fueron personas ajenas al albergue y a los peregrinos, que se colaron en las instalaciones.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/pontevedra/2014/09/15/hospitaleros-camino-portugues-quieren-evitar-luchas-cama/0003_201409P15C1991.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario