Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

martes, 28 de octubre de 2014

Despiezan la avioneta y la trasladan a un hangar para averiguar por qué falló el motor


La comisión de investigación de Aviación Civil inspeccionó toda la mecánica de la aeronave y completará su análisis en el laboratorio » El aparato tenía toda la documentación en regla



La avioneta siniestrada el pasado domingo en Barro después de tener que realizar un aterrizaje de emergencia en una zona de bosque sigue todavía en manos de los expertos de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC), dependiente del Ministerio de Fomento que intentará arrojar luz sobre las causas que provocaron el incidente. De momento, en base a las distintas manifestaciones de los propios testigos y heridos es que el motor de la avioneta dejó funcionar en pleno vuelo y el piloto tuvo que aterrizar la aeronave planeando al perder su fuerza motriz. Las causas de la avería es lo que ahora tratan de determinar los miembros de la Comisión de Aviación Civil que ayer realizaron una primera inspección de la aeronave en el mismo lugar en el que tomó tierra de forma accidentada. Ya por la tarde fue despiezada para que pudiera ser trasladada a un hangar y allí los expertos de Fomento continúen sus indagaciones con más detenimiento. Incluso trasladaron a los dueños su intención de analizar alguna de las piezas en el laboratorio por lo que todavía no pueden tener a su disposición los restos de la aeronave.
Combustible
Los técnicos de la Comisión, llegados el domingo por la noche desde Madrid, inspeccionaron el aparato desde las diez de la mañana. Analizaron detenidamente la zona del motor, fuertemente dañada por el impacto contra un pequeño muro, y también mostraron interés por estudiar los conductos que suministran combustible desde el depósito ubicado en una de las alas hasta el motor, por si algún fallo en la alimentación del combustible pudiera estar relacionado con el siniestro. Con todo, Obdulio Iglesias, uno de los cuatro copropietarios del aparato y que estuvo colaborando en todo momento con los miembros de la comisión investigadora de Fomento, explicó que cualquier apreciación personal sobre una posible causa del siniestro mientras no finalice este informe no sería más que "una mera especulación". "De momento ellos van a seguir con la investigación, la avioneta se va a despiezar para llevarla a un hangar y analizar algunas de las piezas con mayor precisión", explicó.
Sobre el tiempo en el que podrán obtenerse conclusiones al respecto, considera que "la investigación de este tipo de accidentes es compleja, estos aparatos son muy seguros y siempre que se produce un accidente de este tipo es debido a una concatenación de factores y para eso está precisamente la comisión investigadora".
Poco después de que hubiera finalizado el trabajo de campo de los expertos en el lugar de los hechos, sobre la una de la tarde, se inició el despiece de la avioneta y su retirada de la zona de monte en la que el piloto Sergio Lloves realizó el aterrizaje de emergencia. La Guardia Civil había custodiado el lugar del siniestro toda la noche.
Obdulio Iglesias insistió en que el aparato acababa de llegar a Vigo el pasado sábado procedente de Lugo tras superar una revisión técnica anual. Una revisión que superó hace ya varias semanas y que la avioneta ya realizó otros vuelos en Lugo recientemente sin que se le hubiera detectado, aparentemente, ningún problema.
Obdulio Iglesias afirmó que la aeronave estaba "en perfecto estado en cuanto a mantenimiento y tampoco hay ningún problema en cuanto a nivel legal, técnico o incluso de los seguros, está todo absolutamente correcto".

No hay comentarios:

Publicar un comentario