Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

lunes, 13 de octubre de 2014

LA SEMANA DE EUGENIO GIRáLDEZ: Froiz: el tamaño sí que importa.Barro.

 La compra de Supermercados Moldes añade músculo a la organización, que precisa trasladar la central logística a Barro-Meis para atender la demanda del negocio

En el sector de la distribución, el tamaño sí que importa. Los líderes del ramo tienen impreso en su ADN el refrán popular: «Pez grande se come a pez chico». Así lo ejecutan cada vez que el mercado lo permite. Y de paso, un competidor menos.
Froiz es un ejemplo palmario y cercano. Magín es un hombre hecho a sí mismo. Un carnicero que disfruta de una inteligencia natural envidiable que le permitió iniciar en 1968 un negocio de distribución para convertirse en uno de los empresarios gallegos más importantes. Ha entendido los retos del crecimiento pues vio que para pasar de ser el supermercado de referencia de los pontevedreses a convertirse en el tercer gran distribuidor de Galicia, tenía que adquirir músculo.
En este negocio solo se adquiere tamaño comprando a otros para crecer en facturación, puntos de venta y plantilla. Froiz empezó absorbiendo tiendas; luego, pequeñas redes como Ekoama y Mercamás. Ahora ya tiene capacidad para capturar una cadena de volumen medio como Moldes, con 27 establecimientos, un centro logístico y cerca de 300 trabajadores.
Este salto permitirá a Froiz concluir el 2014 con un plantel de 4.650 operarios y una facturación cercana a los 600 millones de euros que, si bien en Galicia son palabras mayores, aún dista mucho de las cifras que mueven los iconos nacionales del sector. Pero resulta evidente que el negocio que preside Magín Alfredo Froiz sigue una política pausada de engorde, sin disparates, que le ha garantizado un crecimiento certero y sugiere que así continuará.
Ahora mismo, el siguiente paso que van a dar en esa casa tiene que ver con la reubicación de la central logística del grupo, que como ya publicó La Voz de Galicia hace una semana, se trasladará al parque empresarial de Barro-Meis.
Sin duda, la mudanza será un palo para Poio que pierde, en parte, su industria (y contribuyente) número uno. Aunque el fundador de Froiz ha prometido al alcalde Sobral que mantendrá en Lourido las oficinas centrales. Se trata de un premio de consolación. Pero realmente las instalaciones de Lourido ya eran un corsé para Froiz. Y como no sale el polígono prometido en Fragamoreira desde el 2011, la decisión era inevitable.
Red de comunicaciones
Máxime teniendo en cuenta la red de comunicaciones infinitamente mejor que ofrece Barro-Meis. Una cuestión estratégica crucial para quien debe diariamente de atender y aprovisionar casi 300 establecimientos en Galicia, otras comunidades autónomas limítrofes y norte de Portugal.
Consecuentemente, la mudanza será un golpe mortal para Fragamoreira, un proyecto nonnato surgido en aquel sarampión de idear parques empresariales por doquier, que se vivió en la década anterior dando lugar a sonoros barrigazos y clamorosos fracasos por Galicia adelante.
Y del mismo modo, el movimiento de Froiz dotará de contenido, por fin, al parque empresarial de Barro-Meis, una apuesta personal de Louzán, que corría el riesgo de marchitarse.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/pontevedra/2014/10/12/froiz-tamano-importa/0003_201410P12C16991.htm


No hay comentarios:

Publicar un comentario