Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

sábado, 14 de febrero de 2015

El peso de la industria en el PIB de la comarca ni siquiera alcanza la mitad de la media gallega



La dependencia del sector servicios en la economía pontevedresa llama la atención con solo echar un vistazo al Producto Interior Bruto (PIB) de la comarca. La ciudad y su entorno más próximo dependen en casi un 70 por ciento de las actividades ligadas a ese ámbito. Una proporción que supera en prácticamente 10 puntos la media gallega, en la que suponen un 59,5 por ciento de aportación. La riqueza que genera la industria se queda, en cambio, muy por debajo de lo que sucede en el conjunto de la comunidad. En concreto el impacto es menos de la mitad, con un 8,2 en vez del 17,1 por ciento.
La radiografía a la realidad económica del área muestra en concreto que los servicios generan el 68,7 por ciento del valor añadido, mientras que la construcción, segundo sector en relevancia, se queda en el 13% (9,8 de media gallega). Completan la tarta del PIB esos menos de nueve puntos de la industria y únicamente un 0,8 por ciento relativo a los negocios ligados a agricultura, ganadería y pesca. El estudio que publica el Instituto Galego de Estadística ofrece información más pormenorizada acerca de la que se confirma como escasa diversificación económica de la comarca, una cuestión para la que colectivos y formaciones exigen soluciones al considerarla responsable de la elevada tasa de paro que registra Pontevedra.
En este análisis detallado de actividades evidencia como las administraciones públicas mantienen su hegemonía con el 30,6 por ciento del valor añadido. Así se recoge en el informe de 2012, el último disponible. La diferencia con Galicia es notable, ya que la media de la comunidad se mantiene en el 21,1. Actividades relativas a la información, productos financieros o inmobiliarios generan poco más del 19 por ciento (casi igual que el resto de la comunidad), mientras que comercio, transporte y hostelería se apuntan un 18,7% en comparación con el 19,4 autonómico. La mayor importancia de la construcción en Pontevedra que en el resto del territorio también se constata en estos datos, siendo del 13 por ciento su generación de riqueza en la comarca y del 9,8 en Galicia.

La dependencia del sector servicios en la economía pontevedresa llama la atención con solo echar un vistazo al Producto Interior Bruto (PIB) de la comarca. La ciudad y su entorno más próximo dependen en casi un 70 por ciento de las actividades ligadas a ese ámbito. Una proporción que supera en prácticamente 10 puntos la media gallega, en la que suponen un 59,5 por ciento de aportación. La riqueza que genera la industria se queda, en cambio, muy por debajo de lo que sucede en el conjunto de la comunidad. En concreto el impacto es menos de la mitad, con un 8,2 en vez del 17,1 por ciento.
La radiografía a la realidad económica del área muestra en concreto que los servicios generan el 68,7 por ciento del valor añadido, mientras que la construcción, segundo sector en relevancia, se queda en el 13% (9,8 de media gallega). Completan la tarta del PIB esos menos de nueve puntos de la industria y únicamente un 0,8 por ciento relativo a los negocios ligados a agricultura, ganadería y pesca. El estudio que publica el Instituto Galego de Estadística ofrece información más pormenorizada acerca de la que se confirma como escasa diversificación económica de la comarca, una cuestión para la que colectivos y formaciones exigen soluciones al considerarla responsable de la elevada tasa de paro que registra Pontevedra.
En este análisis detallado de actividades evidencia como las administraciones públicas mantienen su hegemonía con el 30,6 por ciento del valor añadido. Así se recoge en el informe de 2012, el último disponible. La diferencia con Galicia es notable, ya que la media de la comunidad se mantiene en el 21,1. Actividades relativas a la información, productos financieros o inmobiliarios generan poco más del 19 por ciento (casi igual que el resto de la comunidad), mientras que comercio, transporte y hostelería se apuntan un 18,7% en comparación con el 19,4 autonómico. La mayor importancia de la construcción en Pontevedra que en el resto del territorio también se constata en estos datos, siendo del 13 por ciento su generación de riqueza en la comarca y del 9,8 en Galicia.

Otros números también evidencian las singularidades económicas de la comarca, en la que el IGE únicamente integra a Barro, Campo Lameiro, Cotobade, A Lama, Poio, Ponte Caldelas y Vilaboa mientras deja fuera a otros municipios de estrecha relación con la urbe como Marín, Sanxenxo o Caldas entre otros. Diferencias destacables se dan en sector de la madera, el papel y muebles, en el que Ence hace valer su presencia. Estas actividades aportan a Pontevedra el 2,5 por ciento del PIB, mientras que en Galicia se quedan en el 1,1%. Por contra, mientras en el conjunto gallego el sector primario genera el 4,3 por ciento del PIB, en la comarca ese dato cae hasta el 0,8%.
Las características del PIB pontevedrés, por otro lado, refuerzan el discurso de aquellos colectivos que apuestan por dotar al municipio pontevedrés y los de la zona de influencia de un futuro con mayor presencia industrial. Desde la patronal han incidido en que la atracción de empresas e inversiones debería ser la base sobre la que se sustentase el provenir económico de Pontevedra y su comarca. Y es que desde asociaciones como Aempe, AJE o la recién constituida Plataforma de apoyo a la industria en la comarca de Pontevedra ven en el excesivo peso mayoritario que tiene los servicios y las administraciones la principal razón de que la ciudad encabece la tasa de paro entre las grandes urbes gallegas

Con respecto a ésta, Pontevedra cerró 2014 con el índice de desempleo más elevado de las siete ciudades gallegas. La Encuesta de Población Activa (EPA) situó ese índice en el 28,7%, el porcentaje más alto de los últimos años, y que supone además el aumento más acusado en todos estos concellos, ya que el tercer trimestre concluyó con un 25,8%. Por su parte, A Coruña pasó del 16 al 16,6% y Vigo aumentó su tasa del 23,4 al 23,7%. En las otras cuatro urbes este índice descendió, y de forma especial en Ferrol, que en apenas tres meses pasó del 30% al 23,8%. Por su parte, en Lugo se redujo del 16,6 al 15,6, en Ourense cayó del 20 al 18,5 y en Santiago es donde se registra la tasa más baja de las ciudades gallegas, el 13,4, frente al 16,8 del tercer trimestre.
http://suscriptor.farodevigo.es/portada-pontevedra/2015/02/14/peso-industria-pib-comarca-siquiera/1184293.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario