Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

domingo, 15 de febrero de 2015

Precios del norte con salarios del sur

Los ciudadanos de la provincia tienen que hacer un mayor esfuerzo económico que los del resto del Estado a la hora de coger el coche. A pesar de que Pontevedra tiene unos salarios por debajo de la media gallega y española -superando únicamente a los habitantes de la mitad sur de la península y las Islas Canarias- sus conductores hacen frente a las pólizas más caras de todo el Estado a la hora de asegurar su vehículo. El dispendio continúa con unos combustibles y peajes que también están muy por encima del promedio que se registra en el conjunto de España.


Las carteras de los pontevedreses afrontan a diario una perjudicial paradoja. Pese a que tienen menos billetes que en otras provincias de España, deben pagar los precios más altos en diferentes servicios relacionados con la movilidad. La provincia se mantiene año tras año al frente o en el grupo de cabeza de las que tienen los combustibles más caros, los seguros y también los peajes. Un esfuerzo económico que resulta complicado de esquivar ante una red de transporte público insuficiente y que contribuye a que la ratio de coches por habitante también esté entre las más elevadas.
Los ciudadanos de la provincia recibieron de las empresas para las que trabajan un salario medio de 17.034 euros anuales según la estadística publicada por la Agencia Tributaria a finales de este pasado año. Una cuantía que está por debajo de la que registra Galicia (17.740) y España (18.505). Supera únicamente a las comunidades de la mitad sur de la península y Canarias. Y pese a este menor poder adquisitivo, estudio tras estudio Pontevedra se mantiene como uno de los territorios más caros en utilización del coche propio. Las diferencias con los lugares más económicos alcanzan varios cientos de euros al año.
Así, frente a las que resultan escasas retribuciones en comparación con el conjunto autonómico y estatal, Pontevedra pagaba de media un 32 por ciento más que el resto de las provincias durante el pasado año. Así se extraía de un informe realizado por comparadores de seguros a partir de los precios de contratación de las pólizas en todo el estado. Ese primer puesto es destacado con respecto a los siguientes puestos según se recoge en portales como kelisto.es. Los datos recogidos hasta enero indican que León y Cádiz acompañan a la provincia en el podio de la carestía, si bien con valores que en 2014 superaban un 15,6% y un 15,4%, respectivamente, el promedio. Albacete, Cuenca y Castellón son las ciudades con las primas más baratas, un 17,6%, un 17,4% y un 17,2% por debajo de la media.
Estas diferencias en las pólizas, trasladadas a ejemplos prácticos, no dejan lugar a dudas. Pontevedra encabeza de largo la lista de provincias más caras. Durante el pasado año el promedio de una póliza a terceros para un turismo ascendió a 535,2 euros frente a los 304,1 de Cuenca. Un terceros ampliado costó 569,7 en vez de los 345,4 que pagaron los automovilistas conquenses, que repiten como más baneficiados por las tarifas de los seguros. Si la elección es un todo el desembolso sube a 1.588,7 euros. Los albaceteños pagan 1.018,4.
El esfuerzo monetario de los conductores pontevedreses va más allá del pago del seguro. Los letreros que exhiben los precios en las estaciones de servicio así lo evidencian. Los importes que se pagan por el litro de los combustibles también sitúan a la provincia como una de las más caras para llenar el depósito. Solo hace falta recordar como a principios de enero, con la bajada del petróleo, más de 300 gasolineras de España ofrecían el gasóleo a menos de un euro por litro. Ninguna de ellas estaba en la provincia de Pontevedra. Ahora, con el repunte del barril que rápidamente han aplicado las gasolineras las diferencias resultan aún más notables. Mientras en Salamanca -una de las provincias que suelen tener los combustibles más económica- aún ahora figuran emplazamientos con el litro por debajo del euro, en el caso pontevedrés lo habitual estos días es pagarlo al menos a 1,12. En un depósito (60 litros) llega a haber 10 euros de diferencia. En la gasolina de 95 octanos ocurre lo mismo. Mientras en la provincia helmántica se puede encontrar el litro incluso por debajo de 1,10 euros, en Pontevedra esta semana resultaba prácticamente imposible repostar por debajo del 1,20.
La cuenta aún sigue creciendo para aquellos que se tengan que mover por autopista. La AP-9 entre Pontevedra y Vigo se mantiene como una de las más caras de la red estatal. Para recorrer 27 kilómetros hay que pagar 3,65 euros o, lo que es lo mismo, 0,13 céntimos por kilómetro. Apenas una decena de tramos son más caros según recoge el informe de la Automovilistas Europeos Asociados con respecto a las tarifas de 2014. En el caso de la comunicación entre las dos mayores urbes de la provincia el importe por kilómetro baja a la mitad si se hace la vuelta en el mismo día (excepto domingos y festivos) y se dispone del dispositivo de pago en marcha. Los usuarios de la zona del Deza también pagan en el entorno de los 13 céntimos por kilómetro para llegar a Santiago por la AP-53.
Aseguradoras, gasolineras y concesionarias de autopistas hacen así caja en una de las provincias con más coches por habitante de todo el Estado, con un promedio de aproximadamente 60 por cada 100 en un territorio en el que la oferta de transporte público es claramente inferior que en otros de similar población. Una situación que se mantendrá al menos a medio plazo, ya que las administraciones parecen haber aparcado proyectos de cercanías ferroviarias o metros ligeros que han salido adelante en buena parte de España y Europa.

http://suscriptor.farodevigo.es/portada-pontevedra/2015/02/15/precios-norte-salarios-sur/1184918.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario