Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

jueves, 5 de marzo de 2015

La Guardia Civil esclarece el enésimo robo de gasoil en un polígono de Pontevedra, en concreto Barro.



En esta ocasión, se ha procedido al arresto de dos jóvenes con domicilio en la capital provincial y que carecen de antecedentes
 
A principios de esta semana, con el arresto de dos veinteañeros vecinos de la ciudad de Pontevedra, la Guardia Civil ha esclarecido el enésimo robo de gasoil que se produce en un parque empresarial de la comarca. En esta ocasión, según destacaron ayer desde la Comandancia, a M. S. P., de 22 años, y a I. B. F., de 21, se les considera como supuestos autores de un delito de robo con fuerza ocurrido en el polígono industrial de Barro-Meis.
Las detenciones se produjeron el pasado lunes, 2 de marzo, por la noche y fueron practicadas por agentes del puesto de la Guardia Civil de Caldas de Reis. De este modo, los componentes de una patrulla que realiza servicios de seguridad ciudadana se percataron de que algo sucedía en el entorno de unas obras en construcción de una nave industrial.
Sus sospechas se vieron confirmadas cuando sorprendieron a uno de los sospechosos en el interior de recinto de la empresa, mientras que su cómplice emprendía la huida a la carrera. La fuga no duró mucho, puesto que, tal y como refieren desde el propio instituto armado, poco después se practicaba el segundo de estos arrestos.
Los guardias civiles verificaron que para acceder al interior de la propiedad privada, previamente, los dos jóvenes «habían roto la valla perimetral». Una vez dentro, observaron que el depósito de combustible de una pala mixta había sido forzado y, acto seguido, habían trasvasado gasoil para una garrafa con capacidad para unos veinte litros.
Ambos pontevedreses fueron conducidos a dependencias oficiales, donde se procedió a la instrucción de las correspondientes diligencias. Ya por la mañana, fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de Caldas. Las fuentes consultadas precisaron que, dado que carecen de antecedentes policiales, lo habitual en este tipo de situaciones es que se decrete su puesta en libertad con cargos.
Sucesos previos
Este robo de gasóleo se suma a otros que han ocurrido en los últimos meses en polígonos y empresas de la comarca de Pontevedra. Sin ir más lejos, hace escasos días, dos vecinos de Poio fueron detenidos en relación con un suceso de similares características ocurrido en un parque empresarial de Moraña. En aquella ocasión, fueron agentes del puesto de Cuntis los que llevaron a cabo los arrestos tras observar cómo alguien había forzado el tapón del depósito y colocado una manguera que vertía directamente a una garrafa.

La pena habitual va de 12 a 18 meses

Los juzgados de lo penal son los órganos que suelen dirimir este tipo de sucesos, toda vez que se trata de robos con fuerza en los que, en principio, no median ni lesiones ni amenazas. Según explicaron fuentes judiciales, la pena habitual se mueve entre el año de prisión -caso de los dos pontevedreses que, el 11 de diciembre del 2011, sustrajeron combustible en una obra en construcción de la calle Amado Carballo- o los dieciocho meses, condena que recayó sobre quien sustrajo 2.500 litros de combustible en una cantera en noviembre del mismo año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario