Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

viernes, 20 de marzo de 2015

La Xunta destaca la "funcionalidad" de la autovía A-57 como circunvalación urbana


Menéndez defiende en el Parlamento gallego el proyecto del Ministerio de Fomento frente a las críticas de AGE por sus "costes sociales y ambientales"


El director de la Axencia Galega de Infraestruturas, Francisco Menéndez, destacó ayer que la futura A-57 "será una circunvalación de Pontevedra y mejorará la conectividad con el aeropuerto de Peinador, configurándose como una alternativa a la AP-9 libre de peaje". Defendió así la "funcionalidad" de este vial de 6,5 kilómetros entre Vilaboa y A Ermida. Lo hizo en su comparecencia de ayer en una comisión del Parlamento gallego a raíz de una pregunta del diputado de Alternativa Galega de Esquerdas, Antón Sánchez, que cuestiona el "coste social y ambiental" de la A-57. 
Menéndez recordó que se trata de una actuación proyectada por el Ministerio de Fomento "como vía de alta capacidad para las comunicaciones en el arco sureste de la ciudad de Pontevedra, que ya está en avanzado estado de tramitación" y añadió que "con este vial se facilitará la comunicación entre la N-550 y la N-541 y se dotará de mayor accesibilidad a la zona Este de la ciudad, así como al polígono industrial do O Campiño y la plataforma logística de A Reigosa. De este modo se pretende reducir la presión circulatoria sobre el acceso Sur a Pontevedra".
Según la Xunta, "esta obra, junto con la de los tramos A Ermida-Pilarteiros, Pilarteiros-Barro y con la conexión con la AP-9 en Curro, constituirá la futura circunvalación de Pontevedra de la A-57. El tramo, de 6,5 kilómetros de longitud, comienza a la altura del enlace de A Ermida, sobre el punto kilométrico 4 de la carretera autonómica PO-532" y finaliza en Vilaboa "de manera que la conexión del siguiente trecho pueda evitar la mámoa de San Román-O Cruceiro". Añade que "al mismo tiempo, la A-57 permitirá, en su prolongación hacia el Sur, conectar el aeropuerto de Peinador. De este modo, será una alternativa a Rande sin peaje", aunque ayer no se precisó su recorrido, toda vez que hay dos variantes, una por el interior de la provincia y otra mucho más próxima a la costa.
En todo caso, el director de la Axencia consideró que "sería una postura más lógica que los cambios que se demandan desde la oposición se hubieran formulado durante la fase del estudio informativo y no después de toda la tramitación necesaria para llevar a cabo la obra".
Por su parte, Antón Sánchez exponía en su pregunta que "lo que no nos dicen es el cose social y ambiental que tendrá la construcción de esta autopista, que dividirá en dos núcleos como el de Pintos, en Marcón, donde los vecinos se encontrarán con taludes de hasta 60 metros -el equivalente a un edificio de 17 pisos- que les impedirán comunicarse con la casa ubicada justo enfrente". También alude a la "destrucción de decenas de traídas de agua y acuíferos usados por los ciudadanos tanto para consumo doméstico como para sus huertas y labores agrícolas".

También recuerda que "la AP-9, la autopista a la que sustituye la nueva A-57, lleva seis años perdiendo tráfico., con lo que corremos el peligro de que haya que rescatarla con dinero público como ya pasó en más de una ocasión, como por ejemplo las radiales de Madrid, que costaron a los contribuyentes 4.500 millones de euros". Por ello, AGE reclamaba a la Xunta que expusiera su opinión con respecto a la prioridad de hacer este vial en lugar de negociar la gratuidad de la autopista entre Pontevedra y Vigo, como propone la plataforma vecinal Salvemos A Fracha.
http://suscriptor.farodevigo.es/portada-pontevedra/2015/03/20/xunta-destaca-funcionalidad-autovia-57/1205507.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario