Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

sábado, 21 de marzo de 2015

Los casos de maltrato suben un 18% con las víctimas como las únicas que los denuncian



Concentración por la muerte de la última víctima de violencia de género en la comarca en Barro. // G.S.

 

El Poder Judicial pide la implicación de familiares y amigos para que afloren los episodios de violencia de género, pero en la capital apenas hay denuncias presentadas por terceros



Las denuncias por violencia de género volvieron a crecer a lo largo del año 2014, según los datos hechos públicos ayer por el Consejo General del Poder Judicial. El pasado ejercicio fueron 256 los casos de maltrato tramitados por los juzgados del partido judicial de Pontevedra (que engloba a la capital, Poio, Ponte Caldelas, Cotobade y A Lama), lo que supone 40 más que en 2013 y un aumento del 18%, frente al 1,5% del conjunto del Estado.
Desde el Poder Judicial se vuelve a hacer hincapié en que el incremento de las denuncias tiene siempre una doble lectura: Por un lado expresa que las mujeres "cada vez tienen menos miedo a iniciar un proceso judicial contra los maltratadores", pero por otro, "nos ofrecen la perspectiva de que, desgraciadamente, la violencia contra la mujer parece enquistarse en la sociedad", explicaba ayer la presidenta del Observatorio, Ángeles Carmona. Al mismo tiempo, realizaba un llamamiento para que toda la sociedad se implique y denuncia aquellos casos de maltrato en su entorno que conozca: "Queremos que ninguna mujer se sienta sola en el proceso judicial" por lo que señala que además de arropar a las víctimas deben ser sus familiares, amigos y vecinos los que presenten denuncia, no solo ellas.
Porque hasta ahora, al menos en Pontevedra, parece que las mujeres se encuentran solas a la hora de sacar a la luz estos episodios que normalmente se sufren entre cuatro paredes, en la intimidad. Las cifras del Poder Judicial demuestran que la mayoría de los casos llegaron al juzgado cuando ya se produjo algún tipo de altercado que motivó la intervención policial. En el partido judicial de Pontevedra un 69,2% de los asuntos que se ingresan por violencia de género llegan al juzgado tras un atestado policial. Esta es la suma de un 67,6% que son por denuncias de la propia víctima tras la intervención policial y un 1,6% por intervención directa de la Policía ante la negativa de la mujer a interponer denuncia pese a que se ha producido una agresión y los agentes tienen indicios de ello. Es destacable que el número de denuncias (tanto tras una intervención policial como directamente en el juzgado) interpuestas por familiares, vecinos o amigos o terceras personas en Pontevedra fue de cero en 2014. El 27,7% de los casos fueron planteados por las propias víctimas ante los juzgados y un 3,1% tras la remisión de un parte de lesiones por los servicios médicos. Es decir, o es la víctima la que desvela su situación o el caso permanece en la oscuridad, de ahí que se pida esta mayor implicación de las sociedad para descubrirlos.
En cuanto al resto de los indicadores del observatorio contra la violencia de género en Pontevedra cabe destacar que el pasado año en el partido judicial se registró una ratio de 43.5 denuncias por cada diez mil mujeres, lo que supone situarse por encima de la media gallega (que es de 36,6 denuncias) pero bastante por debajo de la estatal (que se sitúa en 53,2 denuncias por cada diez mil mujeres).
84,4% de condenados
El porcentaje de condenados por asuntos de violencia de género se situó en un 84,4% y en su mayor parte ya se había puesto fin a la relación afectiva entre víctima y maltratador: un 59,42% eran exnovios, un 14,9% eran novios, un 5,80% era excónyuge y un 20,29% todavía era marido de la víctima.

http://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2015/03/21/casos-maltrato-suben-18-victimas/1206122.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario