Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

lunes, 6 de abril de 2015

El Camino Portugués a Santiago está de moda. El Camino pasa la prueba de fuego de Semana Santa pendiente de mejoras


Los peregrinos del puente dejaron al día unos sesenta mil euros en gasto, según las estimaciones

El Camino Portugués a Santiago está de moda. Tanto, que según los registros de Turismo de Galicia llega a superar en picos puntuales incluso a la ruta tradicional, la francesa. Aunque los registros totales hacen de la opción que llega a Santiago desde el Sur la segunda en afluencia, cada vez son más los que la eligen como opción, con un fuerte impulso de los peregrinos portugueses en los últimos tiempos.
La Semana Santa ha sido un termómetro para calibrar la capacidad de absorción de la red de albergues. Y la prueba de fuego se ha superado, según reconoce el presidente de la Asociación de Amigos del Camino Portugués, Celestino Lores. Los más de mil quinientos peregrinos que se decantaron por Pontevedra para hacer parada durante el pasado puente dan cuenta de ello.
Según las estimaciones iniciales, estos habrían dejado en gasto turístico unos sesenta mil euros al día. Según un informe de la Federación Española de Asociaciones de Amigos del Camino, la media de gasto por peregrino en la ruta jacobea se sitúa en los 38 euros al día. Así, euro a euro, día a día, las últimas cifras globales anuales hablan de que el Camino Francés reportó un total de 80.818.981 euros en el último ejercicio computado, en el Camino Portugués fueron 12.440.501 y en el caso del del Norte, otros 7.240.999 euros.
Con estas cifras de ingresos el objetivo es que la ruta que atraviesa doce municipios de la provincia de Pontevedra no pierda atractivo. Algo que preocupa en esta materia es que se ha alertado de la presencia de algunos puntos negros para la seguridad de los peregrinos a lo largo del Camino Portugués. Los principales riesgos se dan allí donde este se cruza con carreteras de elevada densidad de tráfico o en donde Camino y estas vías comparten itinerario, con el peligro para los peregrinos que supone tener que transitar por el arcén.
La Diputación aprobó el pasado otoño un plan de un millón de euros principalmente para este tipo de actuaciones, que se complementan con la limpieza de maleza y la señalización.

La entrada a Pontevedra, pendiente

El Concello de Pontevedra ha anunciado que propondrá el uso del vial de servicio de la vía del tren como alternativa al trazado del camino portugués en Tomeza, ya que actualmente pasa por un vial sin arcenes, pero no es la única medida que se está barajando desde el Ayuntamiento con respecto al itinerario del Camino Portugués a su paso por el término municipal.
La entrada de la ruta jacobea desde el sur, justo antes de que los peregrinos lleguen al albergue, también está siendo objeto de debate. Tanto la Asociación de Amigos del Camino Portugués como el colectivo ecologista Vaipolorío han llamado la atención acerca del impacto que supone la presencia de un foco chabolista justo enfrente de donde pernoctan los caminantes. El Concello de Pontevedra estudia fórmulas para mejorar la situación, que pasarían por hacerse con los terrenos. Además se busca mejorar la seguridad vial para los peatones en todo el entorno, ya que las aceras en esta zona son estrechas y apenas permiten transitar a dos peregrinos en paralelo, cuando en ocasiones, como este fin de semana, lo hacen grandes grupos

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/pontevedra/pontevedra/2015/04/06/camino-pasa-prueba-fuego-semana-santa-falta-mejoras/0003_201504P6C1997.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario