Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

miércoles, 13 de mayo de 2015

Barro: apuesta unánime por el polígono


Barro quiere crecer y ese crecimiento pasa por desarrollar el polígono industrial de Barro Meis. Un recinto visto por los candidatos como una oportunidad de crear empleo y atraer población al municipio. «Barro podería ser O Porriño da comarca de Pontevedra», defiende José Sanmartín, candidato del PSOE.

Los tres candidatos a la alcaldía trabajan a diario para convencer a empresas gallegas y de fuera de la Comunidad de que se instalen en el polígono industrial de Outeda. Un recinto al que se le están dando los últimos retoques (instalación de línea de alta tensión y construcción de depuradora y potabilizadora) para que entre en servicio con plenas garantías jurídicas. La instalación de un vivero de empresas, la rebaja en el precio del suelo, las buenas comunicaciones por carretera del polígono y el emplazamiento estratégico del municipio, cercano a Pontevedra, Vigo, Vilagarcía, Santiago y a tres de los puertos más importantes de Galicia, son las bazas con las que cuentan los candidatos para seducir a las empresas.

En este sentido, los candidatos de la oposición proponen rebajar la presión fiscal a las empresas que decidan instalarse en el polígono. Los socialistas sugieren además que el Concello funcione como intermediario ofreciendo a las empresas mano de obra cualificada. Otra idea del equipo de José Sanmartín que gira alrededor del desarrollo industrial es una cooperativa de viviendas, que permita a los trabajadores de Barro adquirir una casa en el municipio a un coste menor.

La solución al desempleo en Barro no se queda solo en el desarrollo de los polígonos de Curro, Siqueiros o Caeiro. En el programa socialista se contempla la creación de la marca Barro+ de agricultura ecológica. Una propuesta centrada en lograr una gran extensión de terreno para dedicarlo a la agricultura ecológica. Los productos de estas fincas que podrían dar empleo a más de una treintena de personas se venderían en ferias o en el mercado de abastos local y sería el propio Concello el que se comprometería a dar salida a la producción. Por su parte, los nacionalistas apuestan por fomentar el cooperativismo en los sectores agrícola, forestal y vinícola; además de dedicar puestos en el mercadillo a los productores y comerciantes locales.
La ejecución de estas medidas no solo acabaría con el desempleo, sino que atraería a más población a Barro. En los últimos años, el municipio no perdió habitantes, pero su crecimiento debió haber sido mayor. «Otros municipios vecinos como Ribadumia o Meis crecieron más que Barro», afirma Sanmartín. Mientras que Abraldes defiende que «Barro está nun sitio privilexiado y debería ter máis poboación». En cambio, Landín sitúa el progreso de su municipio en la creación de vivienda que fue posible gracias a la compra de terrenos por parte del Concello.

La dotación de servicios es la principal demanda de los vecinos y los candidatos discrepan sobre la calidad de los mismos. Mientras que Landín sostiene que el Ayuntamiento cumple en educación, sanidad y recogida de basuras; aunque en saneamiento «é moi difícil pola orografía e dispersión da poboación», alega el alcalde. Aun así, afirma que el saneamiento llegará a todos los núcleos excepto a algunas casas aisladas. Un discurso que contrasta con el de la oposición que critica que más allá de San Antoniño no hay saneamiento. El portavoz del BNG aboga por construir una depuradora en cada parroquia y planificar la instalación de un servicio de agua y saneamiento para cada una de ellas. El PSOE denuncia vertidos de fecales en más de una localidad por el mal estado de la red o de los pozos negros.

El estado de la economía municipal es otro aspecto que genera discrepancias entre los candidatos. Landín sostiene que el Concello está pagando religiosamente su deuda, procedente de la compra de patrimonio, con un interés del 1 % y que las facturas se pagan a 30 días. Por el contrario, Abraldes y Sanmartín claman contra la subida de impuestos, «temos uns impostos de primeira e un concello de terceira» afirman. Critican también el plan de ajuste del concello.

24M: la campaña
LA RED DE SANEAMIENTO
«O saneamento é moi difícil pola orografía e a dispersión da poboación. Hai núcleos nos que vai ser imposible»
JOSE ANTONIO LANDÍN
PARTIDO POPULAR
«Hai parroquias sen saneamento e con pozo negros, en O Curuto danse vertidos de fecais cerca dunha vivenda»
JOSÉ SANMARTÍN
PARTIDO SOCIALISTA
«Queremos unha depuradora en cada parroquia con novo saneamento, non é normal que haxa fosas sépticas»
XOSÉ FERNÁNDEZ ABRALDES
BLOQUE NACIONALISTA GALEGO
EL PAPEL DEL POLÍGONO DE BARRO-MEIS
«A única saída que ten Barro para ser un concello sostíbel, viable e que os seus veciños teñan onde traballar»
JOSE ANTONIO LANDÍN
PARTIDO POPULAR
«É o futuro do concello, hai que traer empresas para xerar emprego. Barro podería ser o Porriño da comarca de Pontevedra»
JOSÉ SANMARTÍN
PARTIDO SOCIALISTA
«É básico para toda a comarca, se estivese operativo desde o principio xa teríamos unha ocupación maior»
XOSÉ FERNÁNDEZ ABRALDES
BLOQUE NACIONALISTA GALEGO

El mercadillo del domingo, entre la gestión privada o municipal

Uno de los principales atractivos del municipio de Barro es su mercadillo. Decenas de personas acuden cada domingo a San Antoniño para comprar artículos de diversa índole. Sin embargo, la gestión y la ubicación de la feria genera discrepancias entre los candidatos a la alcaldía.
El alcalde Landín reconoce que la asociación que gestiona el mercadillo «paga tarde y mal» y que la cooperativa anterior «debe dinero». Por estos motivos está dispuesto a implicar al Concello en el cobro directo a cada uno de los puestos, pero advierte que «isto leva o risco de que os que dominan o tema dean a orde de retirada e nos quedemos co mercadillo baleiro». De todas formas, para mejorar el servicio y solucionar algunas molestias se está estudiando la posibilidad de reubicar algunos puestos y mover el mercadillo hacia Portela.
Por su parte, Fernández Abraldes, además de cambiar la ubicación, propone no conceder licencias de ventas a los comerciantes o vecinos de Barro que lo soliciten y no impedir a las empresas o asociaciones que tengan deudas con el Concello que lo gestionen.
José Sanmartín sugiere un cambio radical en el modelo de gestión, «gestión pública», sentencia. Además propone no ampliar el horario y que el mercadillo no abra por la mañana y permita la venta de productos agrícolas.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/pontevedra/barro/2015/05/13/barro-apuesta-unanime-poligono/0003_201505P13C4991.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario