Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

sábado, 2 de mayo de 2015

Mamás a partir de los treinta y...


Pontevedra es el municipio de la comarca en que las mujeres dan a luz por primera vez con más edad, 31,8 años. Las de Portas, las más jóvenes: 28,2
 
Manu y Carmen son de esas parejas que, después de quince años juntos, son como uno solo. Fueron disfrutando todas las etapas de la relación y, llegados los 32, decidieron que había llegado el momento de convertirse en familia. Completa. Con todas las de la ley. Daniela, sospechándolo, decidió nacer poco después del día de los enamorados. Desde entonces los tres pasean sus ojos claros por la Ferrería, la Peregrina y todos los rincones de la ciudad. Daniela fue buscadísima, y Manuel era incapaz de guardar el secreto incluso cuando dejó de ser secreto.
Tenían claro que ya habían conseguido la estabilidad que necesitaban y aún eran jóvenes, así que se pusieron a ello con la idea de que la pequeña llegaría en un plazo prudencial. Pero «fue rapidito», admite Carmen.
«Me sorprendió que la primera vez que fui al médico para ver si estaba embarazada, se extrañó y me dijo: «Anda, qué jovencita», y yo le aclaré que tenía que tenía 32. Me aclaró que la mayoría de las madres tenían ahora su primer hijo mucho mayores. Y lo mismo me ocurrió con la matrona. De hecho, en las clases preparto casi todas mis compañeras eran mayores que yo», explica Carmen. También lo nota entre sus amigas.
Carmen Rodríguez tiene ahora 33 y Manuel Campos, 37. Se casaron en el 2012, y escapan por unos meses del perfil exacto de los nuevos padres y madres de la ciudad. Las pontevedresas suelen lanzarse a la aventura de ser mamás por primera vez a los 31,8 años, exactamente dos años más tarde que en el 2002, según los datos publicados por el Instituto Galego de Estatística. La edad de las progenitoras ha ido creciendo paulatinamente en los últimos años. Es, curiosamente, el municipio de la comarca con una mayor media de edad de las madres primerizas. El menor se da en Portas y Vilaboa, con 28,2 años y 28,9 años, respectivamente.
El 40 %, solteras
Las estadísticas también confirman una tendencia que se ha ido agudizando con el paso del tiempo: las mujeres tienen 1,2 hijos de media en Pontevedra. En el caso de Barro, la cifra aumenta hasta 1,6 mientras en el de Portas se reduce hasta 0,7.
De ellas, además, el 40,1 % lo hicieron sin estar casadas, una tasa que se duplicó en nueve años. En el 2002, apenas un 20,1 % de pontevedresas se quedaban embarazadas sin haber pasado antes por la vicaría o el registro, pero la tendencia -que había sido siempre ascendente- se disparó en el 2009, cuando pasaron de ser el 26,4 % al 33,4 %.
El municipio de la comarca que registra un mayor porcentaje es, sin embargo, Vilaboa, donde más de la mitad son madres solteras (53,8 %), seguido de Sanxenxo (46,5 %), Ponte Caldelas (46,2?%), Poio (38,8 %), Moraña (34,5 %), y Caldas (33,3 %).
No solo a la hora de tener hijos, sino también de casarse, los pontevedreses esperan cada vez un poco más de tiempo. Las mujeres suelen casarse con 32,4 años, mientras los hombres lo hacen con 33,3. El singular caso de Vilaboa arroja datos curiosos: es el concello en el que los hombres se casan más mayores (36,5 años) y las mujeres, más jóvenes (28,4).

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/pontevedra/portas/2015/04/29/mamas-partir-treinta-/0003_201504P29C5991.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario