Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

jueves, 11 de junio de 2015

Louzán entona el «mea culpa» y busca pactos en 48 horas para bastiones del PP


La pérdida de Sanxenxo, Ribadumia, Barro, Portas y Ponte Caldelas merced a frentes contra los populares, deja a la formación sin plazas históricas a dos días de las investiduras

El presidente provincial del Partido Popular, Rafael Louzán, y todavía presidente de la Diputación de Pontevedra, es consciente de que revalidar la presidencia de la institución está muy difícil. Por mucho que tienda la mano una y otra vez al BNG para lograr un pacto que le permita reeditar un nuevo mandato al frente de la Diputación, sabe que hay escasas posibilidades. Lo que no pronosticaba tan complejo era el camino del PP hacia la alcaldía en bastiones históricos como Ribadumia, Sanxenxo, Barro o Ponte Caldelas, ahora amenazados por frentes anti-PP.
Aunque algunos ya han cristalizado, como el cuatripartito de Sanxenxo que dejará a Telmo Martín sin una alcaldía emblemática para el PP, y otros van camino de hacerlo, como Ribadumia, donde el propio Rafael Louzán tomará posesión como concejal del PP el sábado, el presidente provincial apela a las próximas 48 horas para lograr pactos de última hora -sin excluir estos dos últimos municipios-.
«Hai que esperar á celebración dese pleno -dijo sobre Ribadumia-. Hai dúas forzas que teñen máis do noventa por cento do electorado, pero hai dous partidos que supoñen menos que o dez por cento que deciden non apoiar á lista máis votada», dijo en relación al complejo escenario de su pueblo natal, donde el PP se quedó a un concejal de la mayoría absoluta. «O PP debe chegar a acordos. Toca esperar».

Las negociaciones para esos acuerdos se tratan de forzar y mantener hasta el final, pese a que, en casos como Sanxenxo, ya ha habido comunicaciones oficiales de pactos de gobierno sin el PP. «De momento, a constitución dos plenos é o próximo sábado -sostuvo Louzán ayer, ganando tiempo-. Eu espero e desexo, creo que hai moitas posibilidades de que haxa un entendemento entre o PP e SAL. Creo que hai tempo para que frutifique. É un Concello [Sanxenxo] que entendemos como moi importante. Estamos traballando para que un acordo sexa posible de cara ao sábado».
En una situación similar estaría Portas, donde el ex del PP, Roberto Vázquez, no está dispuesto a pactar con su antigua formación. O en Barro, otro bastión del Partido Popular en la comarca. Ponte Caldelas, otra villa tradicionalmente popular, se encamina hacia un gobierno de coalición para desalojar a Perfecto Rodríguez de la alcaldía.
Pero Rafael Louzán aún confía en estas últimas 48 horas para que se produzcan roces entre los aspirantes a constituir gobiernos multicolores, como parece suceder en Cuntis, lo que permitiría al PP conformar gobiernos gracias a sus mayorías simples. En esta situación se encuentran 17 de los 62 municipios de la provincia, donde el PP es la lista más votada, pero no alcanzó la mayoría absoluta.
«Entono o mea culpa», dijo ayer el presidente provincial, quien aseguró que la situación actual debería haberse frenado con una reforma de la ley electoral que permitiese ir a una segunda vuelta o permitir formar gobierno a las listas más votadas.
El PP tiene el mismo problema en la Diputación. Con 12 escaños, por diez del PSOE, cuatro del BNG y uno de la Marea viguesa, no encuentra con quién pactar. «Somos conscientes de que o acordo co BNG está moi complicado, pero os números son os números», recuerda Louzán. Esos números le darían de nuevo la presidencia de la Diputación si no hay acuerdo entre socialistas y nacionalistas. Basta que uno de los dos no vote en su contra.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/pontevedra/sanxenxo/2015/06/11/louzan-entona-mea-culpa-busca-pactos-48-horas-bastiones-pp/0003_201506P11C1992.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario