Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

miércoles, 22 de julio de 2015

Barro: La reorganización de la oferta educativa afecta el próximo curso a siete colegios de la comarca


El cierre de la escuela de Samieira, en Poio, o la supresión de una de las dos unidades de Infantil del colegio Barcelos, en Pontevedra, no son las únicas consecuencias de la reorganización de la oferta educativa para el próximo curso escolar que ayer hizo pública la consellería. Hasta siete centros de la comarca resultan afectados, en mayor o menor medida, por la revisión de la matriculación en los niveles de Infantil, Primaria y Educación Especial "con el fin de adecuar el número de unidades al de alumnos matriculados en cada centro", según explica Educación.
La orden publicada ayer en el Diario Oficial de Galicia detalla que la EEI Fina Casalderrey de Pontevedra contará, en una oferta ideal (no necesariamente real ya que parte de ellas se consideran en reserva) el próximo curso con siete unidades de Infantil y ninguna de Primaria, y un total de doce puestos de trabajo, mientras que el de Barcelos dispondrá de cinco unidades de Infantil y doce de Primaria, con 26 trabajadores. En el caso de este último centro, los padres de alumnos, se opusieron a la medida de eliminación de una unidad infantil.
Los padres señalan que el CEIP Barcelos está adscrito al centro histórico, donde la natalidad es muy baja, lo que ha reducido sensiblemente la demanda de matrícula. Solo se inscribieron 9 alumnos, una cifra muy exigua y que ha llevado a Educación a plantearse el cierre de la unidad y la reasignación de los menores a otros centros. Los padres piden que se paralice esta medida y se reparta con Barcelos la elevada demanda de otros centros, como el Álvarez Limeses, en donde se han matriculado 30 niños.
Otros municipios
Estos dos centros son los únicos de la capital que figuran en la orden publicada ayer, pero también se citan dos casos en Marín, en concreto el CEIP de Seixo y la EEI O Grupo. En el primer colegio se detallan tres unidades de Infantil y seis de Primaria, con 15 puestos de trabajo, y en el segundo centro, cinco de Infantil y ninguna de primaria, con ocho trabajadores. Por su parte, el CEIP Amor Ruibal de Perdecanai (Barro) se queda con cuatro unidades de Infantil y ocho de Primaria, para un total de 19 empleos. Por último, el CEIP A Florida de Padriñán, en Sanxenxo, contará con tres unidades de Infantil y ocho de Primaria, con 18 trabajadores.
El único centro que desaparece es la escuela de Samieira, tal y como temían los padres y ya estaba confirmado de antemano. La orden de ayer no hace más que ratificar los argumentos ya conocidos de la Consellería de Educación, que apuntan a cerrar los colegios por su bajo nivel de matriculación, es decir, que cuenten con cinco alumnos o menos. En el caso de Samieira eran tres los niños inscritos. Según los datos de la consellería, en toda la provincia se suprimen 28 unidades y se crean o habilitan tan solo veinte, lo que supone un descenso de ocho en la oferta educativa con respecto al curso pasado.

http://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2015/07/22/reorganizacion-oferta-educativa-afecta-proximo/1282625.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario