Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

viernes, 10 de julio de 2015

Dos acusados de abusar de un discapacitado psíquico grave en Barro niegan los hechos

La víctima, con graves problemas de expresión, ratificó ayer su denuncia en la Audiencia Provincial -El fiscal pide 6 años para uno como autor y 4 para el otro como cooperador



Dos hombres acusados de un delito de abusos sexuales con penetración agravado por ser la víctima un varón que padece una discapacidad mental muy severa negaron ayer los hechos que se le imputan durante el juicio que se celebró en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Pontevedra.
Los hechos se remontan a una jornada indeterminada entre finales de mayo y principios de junio de 2013 en una parroquia rural del municipio pontevedrés de Barro. Según el fiscal y la acusación particular, uno de los procesados, José Ramón S. C., abusó sexualmente de un hombre que padece un retraso mental severo de tal forma que ni puede comprender el alcance de este tipo de actos de naturaleza sexual y mucho menos dar consentimiento a ellas. Todos los implicados son vecinos de esta misma parroquia de Barro.
El fiscal sostiene que José Ramón tuvo como cooperador necesario al segundo acusado, un primo de la víctima, Juan P. C., quien habría llevado a este hombre hasta la caseta en la que reside el principal procesado y dónde supuestamente mantuvo relaciones sexuales con él mientras el segundo acusado observaba a través de una ventana.
La discapacidad mental severa que padece la víctima provoca que este tenga grandes dificultades para expresarse, de ahí que ayer el fiscal pidiera que no se le hiciera comparecer ante el juez para que prestase declaración y que se tuviese como referencia su testimonio ante el juzgado de instrucción de Caldas de Reis. Sin embargo, el tribunal creyó oportuno que compareciese. La víctima declaró y, con sus grandes limitaciones para expresarse, vino a confirmar que habría sido víctima de estos abusos con penetración anal por parte del principal acusado y que su primo también estaba observando los hechos. Luego también declaró la madre de esta persona. Explicó que su hijo acabó por contarle lo sucedido después de que encontrase su ropa interior manchada de sangre. Después denunció el caso a los servicios sociales y la Guardia Civil.
Por su parte, los dos acusados negaron tajantemente los hechos que se les imputan. De hecho, el principal imputado aseguró que la víctima nunca llegó a entrar en su casa. Sí dijo que la madre de la víctima había tenido algún enfrentamiento con él por unas acacias que se había negado a cortar. El segundo acusado también alegó tener problemas con la madre de esta persona. Y es que las defensas de los dos acusados alegan la posibilidad de un móvil espúreo por parte de la madre de la víctima a la hora de denunciar estos hechos debido a las malas relaciones que, asegura, tenía con ambos. Señalan que la mujer pudo influir en su hijo para que contase estos hechos. Resaltaron que, cuando le preguntaron a la víctima si la madre le había dicho lo que tenía que contar en este juicio, el respondió que sí.
Sin embargo, las forenses que declararon ayer como peritos descartaron que una persona con una discapacidad mental tan profunda como la que padece la víctima pueda ser inducida a contar unos hechos de este tipo y luego mantener el relato en el tiempo: "Es imposible que alguien le pueda preparar", explicaron a los magistrados. Aunque este tipo de comparaciones están ya desfasadas en la medicina legal actual, la perito aseguró que la víctima tiene una edad mental similar "a la de un niño de tres años".
El fiscal mantuvo su petición de seis años de prisión para José Ramón S. C. como autor de los hechos, y de cuatro años de cárcel para Juan P. C., como cooperador necesario. El letrado que defiende a este último acusado puso en duda la imputabilidad del mismo, dado que padece un retraso mental moderado, lo que provoca que sea capaz de distinguir que un comportamiento como el de que se le acusa está mal pero aún así ser "fácilmente influenciable si se le ofrece a cambio una recompensa o se le amenaza", señaló una perito. El fiscal propuso una pena alternativa de dos años de prisión en el caso de que el tribunal tenga en cuenta esta circunstancia.

http://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2015/07/10/acusados-abusar-discapacitado-psiquico-grave/1275621.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario