Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

jueves, 2 de julio de 2015

La comarca pone en marcha una base aérea y siete puntos de vigilancia contra los incendios


El plan oficial contra el fuego en el monte se activó ayer con un centenar de brigadas en toda la provincia -La vigilancia y prevención del Ejército comenzará el próximo día 15

Pese a que los incendios forestales han afectado a a decenas de hectáreas en toda la comarca desde hace semanas, la campaña especial de lucha contra el fuego se puso oficialmente ayer en marcha, una entrada en vigor que coincidió con la constitución de la comisión provincial de coordinación policial para combatir este fenómeno. La comarca contará, como en años anteriores, con una base aérea para helicópteros (de un total de veinte en toda Galicia) ubicada en el polígono de O Campiño de Marcón, y siete puntos fijos de vigilancia, en Soutomaior, Caldas, Cotobade, Cuntis, Meis, Ponte Caldelas y Vilaboa. Por su parte, las patrullas del Ejército para tareas de vigilancia y prevención que cada año colaboran en esta actividad se pondrán en marcha el próximo día 15.
El comité de coordinación está encabezado por el delegado de la Xunta, José Manuel Cores Tourís, y el subdelegado del Gobierno, Antonio Coello, e incluye a todas las unidades implicadas en esta lucha, desde la Policía y la Guardia Civil a los concellos y la Fiscalía, entre otros órganos. En el caso de la provincia de Pontevedra, quedaron ayer designadas las zonas de especial vigilancia de cada distrito y las parroquias de alta actividad incendiaria. El Pladiga de 2015 señala que casi totalidad de los concellos del distrito XIX (que engloba Pontevedra, Caldas y O Salnés) están considerados como áreas de alto riesgo de incendio. No disponen de esta consideración los municipios de Campo Lameiro, Ribadumia, Moraña, Portas y Pontecesures.
Además, el plan también señalan que hay en el distrito un total de tres parroquias definidas como de alta actividad incendiaria. Se incluyen dentro de esta calificación aquellas que sufren una media elevada de incendios en los últimos años. Se trata de la parroquia de Santo Estevo en Saiar (Caldas de Reis) la de Xesta en A Lama y la de San Xoán en Poio. El caso de esta última es significativo, ya que sufrió 14 incendios en los últimos cinco años que quemaron 63 hectáreas.
Según la Xunta el dispositivo de este año en la provincia "es similar, en líneas generales, al de 2014 en lo relativo al número de efectivos. Así, estará formado por las brigadas autonómicas y municipales -un total de 101 repartidas en 62 concellos- los parques de Bomberos, la Unidad Militar de Emerxencias (UME) y los nuevos Grupos Supramunicipales de Emerxencias (GES), además de los miembros del Seprona de la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Autonómica".
En todo caso, la activación de las brigadas será gradual en función del riesgo de incendios de cada momento, igual que los medios materiales, que pasan por aviones y helicópteros, motobombas, cisternas nodrizas y maquinaria pesada.
En la reunión de ayer se acordó trasladar de nuevo un llamamiento a la colaboración ciudadana. "La agilidad para alertar de un incendio es el mayor aliado a la hora de evitar daños mayores", apuntó Cores Tourís, que también apeló a la responsabilidad de los ciudadanos para que "extremen las precauciones y denunciar cualquier actividad delictiva de la que tengan conocimientos, y conseguir la máxima contundencia legal con los que prenden fuego en los montes".

http://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2015/07/02/comarca-pone-marcha-base-aerea/1270865.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario