Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

lunes, 17 de agosto de 2015

Un año de escasas lluvias dificulta el abastecimiento en siete concellos



Las lluvias de este año han sido escasas y las reservas de muchos manantiales y ríos de la provincia están en mínimos. Las precipitaciones que han caído estos últimos días no han servido para mucho a la hora de recuperar los caudales, por lo que esta temporada estival los concellos se esfuerzan por garantizar, en la medida de lo posible, el suministro a las viviendas. Desde que comenzó el verano se han detectado problemas de abastecimiento en al menos siete concellos de la mitad norte de la provincia de Pontevedra. Los hay de todo tipo, municipios del interior y también alguno costero. Las obras de mejora de redes y construcción de alternativas como las realizadas por Acuaes en la ría de Pontevedra han evitado que el problema sea mayor, pero las dificultades por las que pasan algunos concellos ya tienen efecto en la vida cotidiana de sus vecinos. La problemática y las medidas adoptadas son variadas, porque cada caso es distinto, pero en esta lista están Barro, Cotobade, Portas, Ponte Caldelas, Marín, A Estrada y Lalín.
En Marín, el problema del agua es endémico en la parroquia de Seixo. La reducción del caudal en la red general procedente del Lérez tiene como consecuencia la pérdida de presión en los grifos de los pisos más altos en Otero Ulloa y el Camiño Vello. El Concello se vio obligado a alternar el suministro a las viviendas con el abastecimiento también imprescindible a una fábrica de refrescos que da trabajo a muchas familias de la zona en el verano. Está previsto que las dificultades no se repitan el próximo año, porque ya estará en servicio la red alternativa de Acuaes, que garantizará una mayor capacidad de suministro a Marín desde Pontevedra. Ese sistema ha funcionado en la otra orilla de la ría y Sanxenxo y Poio, con docenas de miles de visitantes en julio y agosto, no han tenido problemas.
En Ponte Caldelas, los vecinos de Caritel llevan semanas sin agua en sus grifos durante la noche. Es la única manera de garantizar que sí tendrán servicio durante el día. En este caso se trata de una red vecinal privada.
Publicidad
En Codeseda, en A Estrada, el servicio local de emergencias realiza dos envíos diarios de 30.000 litros de agua a esta parroquia, utilizando camiones cisterna.
Por su parte, los gobiernos locales de Portas, Barro, Cotobade y Lalín han emitido bandos o solicitado públicamente a sus vecinos que se contengan en el consumo y que no utilicen el agua de las redes municipales para regar huertas, jardines y parques. En las zonas rurales del interior de la provincia los vecinos están acostumbrados a la utilización de pozos, por lo que pueden tener un margen de autonomía, más o menos amplio, mientras no lleguen las lluvias del otoño.

La demanda en la comarca de O Salnés batió su récord del 2008

Los niveles de consumo de agua están alcanzando cotas muy elevadas en la costa de la provincia. Los datos facilitados por la Mancomunidade do Salnés indican que el pasado julio se batió el récord desde que se recogen registros, con un consumo de 747 millones de litros, lo que supone un 20 % más que el agua utilizada en este mismo mes el año pasado. Para encontrar un julio con una demanda tan grande de agua hay que remontarse al año 2008, cuando se contabilizaron 745 millones de litros en la comarca de O Salnés.
Una temporada para recordar
Según indicaron desde la Mancomunidade, la estadística de julio también fue superior a la del verano pasado y tal y como se está desarrollando este mes todo indica que agosto pulverizará el récord nuevamente. La entidad supramunicipal gestiona el servicio de suministro de agua a nueve concellos: Vilagarcía, Cambados, Vilanova, Sanxenxo, O Grove, A Illa, Meaño, Ribadumia y Meis.
Solo en el municipio de Sanxenxo, se estuvo muy cerca de los 320.000 metros cúbicos de consumo de agua en julio, lo que en términos porcentuales es un 16 % más que el mismo período del 2014, según explicaron fuentes del Ayuntamiento.
A la hora de hacer el balance de estos datos, es evidente el importante impacto del turismo y la recuperación en el número de visitantes a la comarca, sumada por el tirón del consumo por los días de fuerte calor que se registraron el mes pasado.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/pontevedra/marin/2015/08/17/ano-escasas-lluvias-dificulta-abastecimiento-siete-concellos/0003_201508P17C1991.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario