Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

viernes, 29 de enero de 2016

Varias carreteras de la comarca triplican el tráfico medio en Galicia


El viejo proyecto de convertir la vieja N-550 en una alternativa sin peaje a la AP-9 choca siempre con las carencias presupuestarias, de ahí que se vaya haciendo a tramos y también a trompicones, baste comprobar el tiempo que se lleva hablando de la variante de Padrón y Valga y solo está hecha la primera, mientras que la segunda está todavía a expensas de que se defina el trazado. Pero es lógico que se haya pensado en transformar esa antigua carretera nacional en una autovía, porque a fin de cuentas es una de las vías gallegas con más tráfico; de hecho, en algunos tramos tiene más circulación que las principales autovías gallegas, y algunos de esos kilómetros recorren la comarca; se trata de los que van de Valga a Caldas. Con todo, no es la única carretera arousana que supera con creces la intensidad media de los viales gallegos; hay otras muchas, ya que las Rías Baixas es una de las zonas más transitadas de Galicia.
Se puede constatar si se revisan los aforos de las carreteras autonómicas que publica la Consellería de Infraestruturas e Vivenda. Los últimos datos son los del 2014, y en ellos se puede consultar el número de coches que cada día circulan por los viales de los que es titular la Xunta. Con la excepción de algunas carreteras en las zonas industriales de A Coruña, las más transitadas están en la comarca.
La que más tráfico soporta es el nudo de Curro, con algo más de 18.000 vehículos diarios, una cifra que tampoco debería sorprender si se tiene en cuenta que en ese punto confluyen varias carreteras muy transitadas: una de las salidas de la Autopista del Atlántico, el vial que enlaza Vilagarcía con Pontevedra y la Vía do Salnés. Para calibrar mejor el volumen de circulación de la que es testigo a diario, basta compararla con la media gallega, que es de 5.940 vehículos; es decir, cuatro veces más.
De Caldas a Padrón
Pero no es la única que figura en el ránking, y tampoco es de extrañar que la segunda esté, precisamente, en la N-550; se trata del tramo que va de Caldas a Padrón, que soporta una circulación diaria de 17.627 coches, un volumen de tráfico que tiene algo que ver con que sea también esta carretera una de las que registran más accidentes y de más gravedad en la comarca.
En tercer lugar figura la que va de Pontevedra a A Lanzada, la PO-308, en el tramo que cruza Poio. Aunque tiene una densidad de tráfico muy alta todo el año, la media de 16.570 vehículos al día tiene mucho que ver con el volumen que registra en los meses de verano por ser el vial de acceso a algunas de las playas preferidas en Galicia.
Luego está la Vía do Salnés, en distintos tramos. El que va de Barrantes a Cambados tiene una circulación diaria de casi 12.000 vehículos, intensidad que supera el que circula por el propio Concello de Cambados, con 12.211 coches cada día. Y todavía rebasa esa cifra la salida en dirección al puente de A Illa, con 12.874.
Hay autovías en Galicia que no llegan a esas cifras. El puente de Os Santos, en Ribadeo, registra 10.664 coches al día; la de Baamonde a Vilalba, 9.513, y la de A Gudiña, 9.309, por poner algunos ejemplos.
El nudo de Curro es el vial que soporta más vehículos, al que le sigue la N-550 en Valga

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/arousa/valga/2016/01/28/varias-carreteras-comarca-triplican-trafico-medio-galicia/0003_201601A28C1995.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario