Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

viernes, 12 de febrero de 2016

Pontevedra y Arousa tienen tanto suelo industrial sin vender como tres islas Tambo

El polígono Barro-Meis es el que oferta más terreno a los empresarios, seguido del de Baión

¿Se acuerdan de aquella ardilla de la que antaño se decía que podría cruzar la península Ibérica sin pisar el suelo, yendo de árbol en árbol? Pues, actualmente, y con el legado que dejó la recesión económica de por medio, ese mismo animal casi podría atravesar las comarcas de Pontevedra y Arousa saltando de un polígono industrial desierto a otro. La expresión puede resultar exagerada. Pero los números asustan. Las dos comarcas suman casi un millón de metros cuadrados de predios empresariales sin vender, a los que habría que añadir los terrenos que están en manos de inversores pero en los que por una cosa o por otra tampoco se han levantado naves. Estas zonas industriales huérfanas de actividad equivalen a tres veces la superficie de la pontevedresa isla de Tambo o dos de la de Cortegada arousana.
El pastel de suelo empresarial sin vender se reparte en distintos parques. El que tiene más metros cuadrados que buscan dueño de forma inmediata es el de Barro-Meis, donde la Diputación oferta nada menos que 162.000. Y eso que el 2015 fue un ejercicio balsámico tras varios años negros. No en vano, dos grandes firmas, Estrella Galicia y Froiz, adquirieron terrenos en él.
Otro polígono que tiene espacio libre al por mayor para naves es el de Baión. Lo gestiona la entidad Suelo Empresarial del Atlántico y, según reza en su página web, hay algo más de 122.000 metros cuadrados pendientes de adjudicar. Más allá de estos dos gigantes industriales, hay terreno libre en los polígonos de Pontecaldelas, Catoira y O Pousadoiro (Vilagarcía). Y mención aparte merece el parque de Nantes, en Sanxenxo, metido en una maraña burocrática. El presidente de la junta de compensación de ese área, Manuel Barbeito, cifraba en unos 350.000 metros cuadrados los disponibles. Pero matizaba que «en Sanxenxo hai interese por eles, o problema son os atrancos que hai polo medio. Este é un parque atípico».
Noventa estadios de Pasarón
Los números resultan elocuentes si se ponen en contexto. Juntando todos los metros cuadrados a la venta en las dos comarcas, por ejemplo, podría darse cabida a dos plantas como la que tiene Ence en la ría pontevedresa y todavía sobraría bastante espacio. También cogería entero todo el puerto de Marín con sus tropecientas naves industriales. O, siguiendo con los símiles industriales, incluso se podría meter dentro de esos metros toda la factoría de Citroën de Vigo. Igualmente, se podrían construir noventa estadios como Pasarón.
Conscientes de que vender todo ese espacio no será fácil, hace tiempo que los parques industriales cuelgan el cartel de rebaja. En casi todos se pueden adquirir predios más baratos que hace años. Pero, aún así, cuesta que las naves empiecen a levantarse. Y basta con telefonear a algún empresario para encontrar la razón de la timidez inversora: «Os bancos non o poñen fácil. Aí está o problema», decían ayer.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/pontevedra/barro/2016/02/12/pontevedra-arousa-suelo-industrial-vender-tres-islas-tambo/0003_201602P12C1992.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario