Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

viernes, 11 de marzo de 2016

El mercado inmobiliario se estanca en la comarca y solo el 15% de los pisos vendidos en 2015 son nuevos





El pasado año concluyó en 918 operaciones en los 14 municipios, el mismo número que en 2014 -En la capital hubo 444 compras



Hace apenas dos semanas, el 25 de febrero, el Ministerio de Fomento ponía de manifiesto que el precio de la vivienda en la ciudad apenas había variado en los dos últimos años y se situaba un 28% por debajo de la media española. Ese estancado comportamiento se acaba de confirmar con los datos relativos a las transacciones inmobiliarias de todo 2015 en la comarca, absolutamente idénticas a las del ejercicio anterior y que sitúan al año pasado entre los de peor comportamiento de la década. Y es que el mercado inmobiliario en la ciudad y en la comarca apenas se mueve ni en promociones, ni en ventas ni en precios desde hace tiempo.
Fomento hizo públicos ayer el balance de compra de pisos del cuarto trimestre de 2015, con lo se completa todo el ejercicio. Y el panorama no es nada halagüeño. Mientras en España se registró una mejora en doce meses de casi el 10% en el número de operaciones, el resultado en toda Galicia es totalmente contrario, con un descenso del 9%. En Pontevedra y su comarca se repiten casi al pie de la letra los resultados del ejercicio anterior. Frente a los 917 pisos vendidos en 2014 en los catorce municipios de este territorio, en 2015 fueron 918. Y además con un agravante: solo 137 de esas viviendas eran nuevas, lo que implica que apenas se reduce el stock de pisos por estrenar y el 85% de las operaciones corresponde a inmuebles de segunda mano, factor clave para que la construcción de nuevos edificios continúe totalmente paralizado.
Ante notario
Los datos oficiales de Fomento se obtienen de las estadística de transacciones facilitadas por el Colegio del Notariado y recogen el número de viviendas objeto de compraventas formalizadas en escritura pública en oficina notarial. En el municipio de Pontevedra fueron 444 (cinco menos que en los doce meses anteriores), lo que supone poco más de 35 al mes, y apenas 76 de ellas fueron pisos nuevos. En Sanxenxo, por su parte, tampoco los datos son muy alentadores. Pese a que sus 228 operaciones (193 de ellas de segunda mano) son 32 más que en 2014, el mercado inmobiliario en el municipio turístico continúa bajo mínimos ya que el pasado ejercicio fue el segundo peor en ventas de los últimos doce años analizados por Fomento.
En Marín el panorama tampoco es mejor con 63 ventas en todo el año, doce menos que en 2014, con el agravante de que solo se compraron tres pisos nuevos. Y es que el fenómeno de la segunda mano se extiende y 2015 concluyó como el ejercicio con una tendencia más acusada al respecto. Si en 2010 y 2011 prácticamente la mitad de los pisos adquiridos eran nuevos, ya en 2012 ese porcentaje bajó al 41% y se redujo aún más en 2013, hasta el 38%. Y desde 2014 la caída es más acelerada: solo el 24% de las ventas de ese año en la comarca correspondieron al viviendas nuevas y en 2015 apenas llegó al 15%.
Solo Poio, y tampoco en gran medida, se escapa en parte de esa tendencia, ya que en su caso, de los 79 pisos comprados el pasado año (tres menos que en el ejercicio anterior) 18 eran nuevos (el 23%). Por su parte, en Caldas se vendieron tres inmuebles más (28), pero ninguno de ellos era nuevo. Con el casillero de pisos por estrenar a cero se situaron el año pasado Barro (8 operaciones, todas de segunda mano), Cotobade (diez), Cuntis (ocho), A Lama (seis), Moraña (ocho) y Portas, donde solo se vendieron dos pisos en todo el año, ambos usados.
Un caso llamativo es el de Campo Lameiro, un municipio donde el número de operaciones siempre fue muy escaso. Entre 2010 y 2014 se contabilizaron, en total, 21 compras, mientras que en 2014 se registró un ligero repunte, hasta los siete casos, tres de ellos con pisos nuevos. Por su parte, en Ponte Caldelas se vendieron 20 pisos, prácticamente igual que en 2014, pero solo uno de ellos estaba por estrenar. Lo mismo ocurrió en Vilaboa: siete transacciones, seis de ellas de inmuebles usados. Las 918 compraventas de toda la comarca en 2015 suponen el tercer peor registro desde 2004, y significan la mitad de las que hubo en 2009 y muy lejos de las casi 2.800 de las últimas épocas de bonanza inmobiliaria de 2006 y 2007.
Todo ello contrasta con los datos que facilita Fomento para toda España, donde el aumento de ventas ronda el 9% y se encadenan 18 trimestres consecutivos de subidas interanuales. En cambio, en Pontevedra y su comarca esos datos positivos no aparecen por el momento y el futuro no parece que vaya a mejorar a corto plazo ya que el número de promociones en marcha o en previsión en la ciudad es nulo. Antes de pensar en ejecutar nuevas viviendas, es necesario reducir el stock de pisos disponibles, que apenas ha variado en estos dos últimos años, toda vez que en la inmensa mayoría de los casos los compradores optan por la segunda mano.

 http://suscriptor.farodevigo.es/portada-pontevedra/2016/03/11/mercado-inmobiliario-estanca-comarca-15/1420948.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario