Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

lunes, 18 de abril de 2016

Fomento licita por siete millones un plan para la conservación de sus 112 kilómetros en la comarca


 Declara "punto singular" la autovía de Marín por sus inundaciones en invierno -Es el segundo intento, tras anularse el primer concurso


El Ministerio de Fomento afronta el segundo intento para adjudicar, por algo más de siete millones de euros, todo el proceso de conservación y mantenimiento de sus 112 kilómetros de carreteras en la comarca. El concurso inicial, convocado hace meses, acaba de ser anulado y la Dirección General de Carreteras ha convocado un segundo proceso para que una empresa se haga cargo de atender los incidentes que surgen, especialmente en invierno, en la N-541, entre Pontevedra y Ourense, la N-550, de Vigo a Compostela, la N-554 en Vilaboa, y las PO-10, 11 y 12, que conforman la red de cuatro carriles entre O Pino y Mollabao, y la autovía de Marín.
Precisamente este último vial se declara como "punto singular" en cuanto a las exigencias de conservación debido a las inundaciones que registra de forma periódica en invierno. Al respecto, el documento detalla que entre sus kilómetros 1 y 3 y "debido a su situación (sobre un relleno en la ría de Pontevedra) sufre recurrentes episodios de anegamiento de la calzada, especialmente en la derecha, debido a la concurrencia de una serie de factores (situaciones de temporal de viento y lluvia, junto con la marea astronómica y la sobreelevación por viento y por depresión barométrica). Estos obliga a realizar cortes de calzada entre los enlaces de Celulosas y Placeres y al desvío del tráfico rodado por la carretera antigua de Marín, la PO-546).
Puente sobre el Umia
Pero al margen de este "punto singular", Fomento otorga la misma calificación, por su posible vulnerabilidad a inundaciones u otros efectos invernales, al puente de la Herrería en Caldas, sobre el Umia. Señala que "por él discurre el Camiño Portugués, es de origen romano y ha sido objeto de varias reformas y modificaciones hasta su configuración actual". También se hace especial mención al puente sobre el río Verdugo en Pontesampaio y a varias pasarelas peatonales en la N-550.
El primer intento de adjudicar estos trabajos de conservación se realizó en octubre de 2015 y varias empresas presentaron sus ofertas. Pero en marzo pasado el ministerio "desistió" del proceso y devolvió las propuestas. Todo ello para volver a convocar, con el mismo fin e igual presupuesto (7.112.719,24 euros por cuatro años) el mismo contrato. Las empresas interesadas disponen hasta el 1 de junio para presentar sus ofertas, de modo que ya no estará operativo hasta el próximo invierno.
Centro de Vilaboa
Para ejecutar estos trabajos, Fomento pone a disposición de la futura adjudicataria varias instalaciones ya existentes en la comarca, en concreto un centro de conservación existente en la N-554 en Vilaboa, con una planta de salmuera, otro más en Cotobade y dos silos en Cerdedo y Soutelo de Montes. La empresa deberá realizar diversas obras de mejora y ampliación en estos recintos.
La planta de Vilaboa, que fue recientemente visitada por la ministra Ana Pastor, "realiza tareas de vigilancia, atención a accidentes e incidentes, señalización ocasional y mantenimiento de la vialidad, vialidad invernal, mantenimiento de instalaciones, establecimiento de inventarios, actuaciones de apoyo a la explotación, así como todas las tareas de conservación ordinaria planificadas y programadas, entre otras", según explicó el ministerio, que añade que la Red de Carreteras del Estado en la provincia de Pontevedra consta de 530 kilómetros, de los que 127 corresponden a autopistas de peaje, 80 a autovías, seis a carreteras de doble calzada, y 317 a carreteras convencionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario