Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

martes, 17 de mayo de 2016

Cómo afianzar el Camino Portugués


El crecimiento en afluencia de la ruta obliga a diseñar ya el plan para el año santo
 
El 17 % del total de peregrinos que emprenden la ruta a Compostela lo hacen ya por el Camino Portugués. Y va en constante crecimiento. La Asociación de Amigos del Camino Portugués prevé que en apenas cinco años, en el 2021, coincidiendo con el próximo año santo, se podría prácticamente triplicar el número de peregrinos que eligen esta ruta que discurre por trece municipios de la provincia de Pontevedra y parte desde Lisboa.
Ante este reto, hay algunas cuestiones cruciales. Y sobre ellas se han comenzado a trazar estrategias conjuntas con los municipios portugueses desde los que parte el Camino, con los responsables de los municipios que luego atraviesa toda la provincia de Pontevedra, de sur a norte, para emprender ruta hacia Santiago. De ello estuvieron tratando la pasada semana en Portugal representantes de ayuntamientos lusos y de la provincia, en una iniciativa liderada por la Diputación de Pontevedra que se ha fijado, entre otras prioridades, garantizar la seguridad en el Camino.
Y no se trata solo del plan inicial de eliminar puntos peligrosos en lo referente a seguridad vial en el trazado, que ahora se están estudiando para proceder a una mejor señalización y, en su caso, alguna remodelación viaria para evitar puntos de riesgo, sino que se ha puesto sobre la mesa la necesidad de coordinar a los distintos cuerpos y fuerzas de seguridad presentes en ambos países en aquellos municipios por donde transcurre el Camino.
«É moi importante a coordinación dos distintos corpos de seguridade a longo da ruta de maneira que calquera incidente poda ter unha resposta favorable e rápida para o peregrino», resume David Regades, diputado provincial que se desplazó al municipio luso de Barcelos para trabajar junto a las instituciones lusas cómo llevar a cabo esa coordinación.
En juego está hacer del Camino una puerta de entrada al turismo de calidad. Mediante fondos europeos, calculados en cuatro millones de euros, se busca hacer de la ruta un auténtico escaparate. Se ha empezado ya a trabajar en una mejor señalización de vestigios arquitectónicos, yacimientos o cualquier otro patrimonio que se encuentre a lo largo de la ruta, a lo que se sumará una mejor indicación del propio Camino y la reposición de «patrimonio natural», con la plantación y recuperación de vegetación. Actualmente, una brigada de la Diputación ya se encarga de desbrozar el trayecto que en los 13 municipios de la provincia que atraviesa.

Incremento del 25 %
Ahora que la ruta portuguesa a Santiago ha experimentado en los últimos años un crecimiento del 25 % en afluencia de peregrinos se llama la atención acerca de que esa afluencia masiva pueda derivar en problemas de seguridad y que se desencadenen hurtos al descuido o episodios violentos.
La ruta portuguesa es, de hecho, la única, al margen del Camino Francés, que tiene entre sus albergues uno que supera las diez mil pernoctaciones. Es el albergue de Pontevedra, pero el de Redondela, con 7.858, o el de Tui, con 5.522, se sitúan también entre los grandes destinos para pernoctar de los peregrinos, con cifras por encima de los cinco mil al año. El resto de los albergues del camino están en 3.489, para Teo, ya en la provincia de A Coruña, al igual que Padrón, con 8.030. En la provincia de Pontevedra, Pontecesures, con 1.515; Valga, con 3.166; Portas, con 1.123; Mos, con 2.980; y Porriño, donde pernoctaron en el último año 4.963 peregrinos.
Con estas cifras, se estudia si sería viable dar entrada a la iniciativa privada para reforzar con nuevos albergues con ánimo de lucro la oferta ya existente. Porque, mientras solo 13 de los 69 albergues de todas las rutas del Camino suponen la mitad de la caja total y la red continúa siendo deficitaria, se constata cada vez más el perfil del peregrino que pernocta en hoteles, especialmente en las ciudades.
De hecho, desde la Asociación de Amigos del Camino Portugués constatan cada vez con más frecuencia que la red ya no es capaza de albergar a peregrinos en los picos de afluencia. Sucedió por última vez en la pasada Semana Santa, cuando se tuvo que alojar a un numeroso grupo en un pabellón polideportivo ante la falta de espacio.

Una nueva ruta jacobea se ha sumado a las tres existentes en la provincia

Si de algo pueden presumir las comarcas de Pontevedra y Arousa son de dar cabida a cuatro rutas distintas del Camino de Santiago, la última de las cuales se acaba de sumar hace escasos días. Es la bautizada como Ruta del Padre Sarmiento, que reproduce el itinerario que en 1745 siguió el erudito benedictino hasta la capital de Galicia, donde descansan los restos del Apóstol Santiago.
Con una duración estimada de nueve jornadas para cubrir 190 kilómetros, es un periplo del que el Padre Sarmiento dejó constancia escrita en su obra Viaje a Galicia.
No obstante, la principal ruta jacobea que traviesa las Rías Baixas es el Camino Portugués, un itinerario de seis etapas que se adentra en la provincia de Pontevedra a través de Tui y atraviese ayuntamientos como los de Vilaboa, Pontevedra, Barro, Portas o Valga antes de cruzar el Ulla por Pontecesures hasta Padrón y continuar camino hacia Santiago. Precisamente, es en Padrón donde los peregrinos de la Ruta Jacobea Marítima desembarcan para continuar a pie los últimos veinticinco kilómetros. Previamente, y siguiendo la traslatio o translatio -el viaje que realizaron los restos del Apóstol en barco desde Jaffa hacia Galicia-, los peregrinos habrán remontado la ría de Arousa y el río Ulla hasta alcanzar la antigua Iria Flavia.
La cuarta de las rutas también es relativamente reciente, ya que se inauguró en el 2012. Es la denomina Variante Espiritual, que aúna el Camino Portugués con la Ruta Marítima. Así, tras dejar atrás Pontevedra, los peregrinos deben adentrarse en Poio en lugar de seguir hacia Caldas. Continuarán viaje hacia Armenteira, Ribadumia y Vilanova de Arousa, en cuyo puerto tomarán una embarcación que les permita proseguir hasta Padrón para luego retomar la última etapa del Camino Portugués.

No hay comentarios:

Publicar un comentario