Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

miércoles, 20 de julio de 2016

Fuentes, sombra y hielo; así evita el rural el sofoco de estos días



La costa no solo proporciona playas y un mar en el que bañarse, también actúa como un increíble regulador térmico, equilibrando la temperatura a lo largo de las noches y los días. Las zonas de interior, como Cuntis, Moraña o Barro, carecen de este mar, pero tienen sus propios métodos para huir del calor gracias a las fuentes, los manantiales, o simplemente, la sombra de una buena parra y un refrigerio en la mano.
Aunque el día de ayer amaneció nublado, el calor no tardó en hacer acto de presencia a medida que se acercaba el mediodía, y, por lo pronto, así seguirán subiendo las temperaturas hasta el fin de semana, en el que se prevé una nueva alerta naranja en la comunidad gallega.
En Cuntis y sus parroquias, donde la propia tierra desprende calor, los vecinos tienen a su disposición diferentes maneras de sobrellevar el verano. Las áreas de esparcimiento con grandes superficies de sombra como Albarellos son un buen ejemplo. Aquí la gente puede mojar los pies y aliviar la sensación de ese sofoco veraniego. Suele ser la opción escogida por los más jóvenes. Los mayores, por otro lado, prefieren acercarse a manantiales o fuentes cercanas a sus casas, como es el caso de los habitantes de Arcos de Arriba.
Un vecino de la zona relata que antes solían acudir a los lavaderos comunitarios a charlar y a pasar el día, pero el nuevo siglo también hizo que las familias prefirieran tener a sus abuelos en centros de día, o simplemente en casa, a la sombra de una parra, o a la corriente de aire del ventilador. «Cada vez quedamos menos nas aldeas, e antes aínda tentabas quedar na fonte con alguén ou sentarte á sombra dalgún muro, pero entre que somos menos e máis maiores, case compensa quedar na casa», explica Luis, vecino de Cuntis.
En Perdecanai, a César le sucede algo parecido. Se queja del calor de estos días, aunque su jersey y camisa de manga larga contrasten con los grados del aire. Pese a superar los 80 años, avanza con paso firme desde casa hasta una fuente cercana para rellenar de agua fresca su botella. «Estes días a verdade que custaba facer calquera cousa», sonríe. «O bo deste tipo de fontes é que a auga é moi fresca. Eu béboa e non me pasa nada, así que debe estar perfectamente».
Las piscinas municipales son también una opción en estos municipios -aunque Barro carece de ella-. Los vecinos de Portas, Cuntis y Moraña pueden darse un buen chapuzón si lo desean, o disfrutar del césped de las instalaciones, que siempre tienen alguna zona de sombra. Y, si con ello no bastara, se compra un helado en la tienda más cercana.
En San Amaro, parroquia de Barro, el calor se deja notar, y sus lugareños acuden a las terrazas exteriores de sus tascas para sobrellevar el calor. Una cerveza o un refresco con hielo son dos formas de que el cuerpo baje su temperatura. Así lo hace Raquel, que aprovecha un momento para tomar algo a la sombra de la terraza de uno de los dos bares de la parroquia. «Isto non é Ourense, pero a diferenza que hai con Pontevedra é bastante grande, nótase», señala Antonio, vecino de Santa Margarita, en Moraña.
«Eu como traballo aquí, na horta, trato de ter a casa fresca, que é de pedra, e vou o interior desafogar un pouco. Tamén trato de beber moita auga coma din na tele, non vaia ser», confiesa.
En un verano que se prevé caluroso, las gentes de estos municipios concuerdan en que tener la nevera siempre cargada de bebidas frías es una constante, y una verdadera obligación. Ahora bien, también recuerdan que por las noches la roca enfría más rápido que el mar, y que una chaqueta o una prenda de abrigo, nunca sobra tenerla a mano.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/pontevedra/cuntis/2016/07/20/fuentes-sombra-hielo-evita-rural-sofoco-dias/0003_201607P20C7991.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario