Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

jueves, 13 de octubre de 2016

Los médicos del área sanitaria atienden cada día una media de 1.500 consultas por teléfono


Se utilizan, sobre todo, para recetas o para ajustar medicación

A finales del 2013, el Sergas puso en marcha en todos los centros de salud el servicio de atención telefónica. De esta forma, cuando uno pide una cita con su médico de cabecera -o también con el servicio de enfermería, farmacia, higiene bucodental, matrona, odontología o trabajadora social-, puede elegir la opción presencial, es decir, desplazarse al ambulatorio, o puede solicitar que le atiendan por teléfono. Unos meses después de que la media se implantase, a mediados del 2014, se hacían ya 300 consultas telefónicas al día. Ahora, la cifra es bastante mayor. En el área sanitaria integrada, que engloba tanto a los ambulatorios de Pontevedra como a los de O Salnés, los médicos atienden unas 1.500 consultas diarias por teléfono.
Cuando uno pide cita para el médico de familia, da igual que lo haga a través de Internet que a través del número 902 777 333, el Sergas ya le da la opción de que lo consulten por teléfono. En caso de elegir hablar con el médico a distancia, le ponen fecha y hora igual que si se tratase de una vez presencial. Y luego le llaman desde el ambulatorio. Si se trata de algo que el facultativo cree que se puede resolver sin verlo -como un ajuste de medicación, facilitar algún resultado o incluso plantear cuestiones sobre síntomas- le consulta por teléfono y listo. Si es algo más complejo, le indica que tiene que acudir al ambulatorio en cuestión.
¿Quiénes usan más este servicio? Nada mejor que hacer la prueba con dos grupos de pacientes, unos de Pontevedra y otros de O Salnés para comprobarlo. Tres mujeres pontevedresas, todas ellas madres trabajadoras de niños de corta edad, responden con la misma voz cuando se les pregunta por las consultas telefónicas: «Llamamos sobre todo al pediatra, es comodísimo y te evitas llevar a los niños al ambulatorio», indican. En O Salnés, de cinco personas consultadas cuatro usan el servicio. Lo utilizan, sobre todo, para recetas o para hacer consultas muy básicas, como por ejemplo las relacionadas con catarros infantiles.
Unos y otros señalan que la atención telefónica fue satisfactoria, y que no necesitaron acudir al ambulatorio tras la llamada. Pero todos hablan de una cuestión: que la consulta se haga por teléfono no implica que no haya esperas. Por ejemplo, ayer, al intentar pedir cita con un médico de cabecera del ambulatorio de Marín la cita más próxima era para el viernes. Aunque se eligiese la opción telefónica, no había para hoy mismo. Y con otro caso del centro de salud de San Roque, en Vilagarcía, sucedía lo mismo. A una paciente no le daban vez hasta el miércoles que viene para su médico de cabecera, ni presencial ni por teléfono. Es decir, que la consulta a distancia no evita las demoras. Cabe recordar que este periódico se hizo eco hace unos días de que hay esperas de hasta doce días para tener cita con algunos facultativos. No en vano, no se están cubriendo todas las bajas y vacaciones de los profesionales.

La telemedicina
Por otro lado, también está en marcha el servicio de telemedicina. Es decir, a la posibilidad que tienen los médicos de primaria de hacer consulta con los facultativos del CHOP y del hospital del Salnés a través de un programa informático que, entre otras cosas, les permite a ambos indagar en el historial clínico del paciente. Cuando un facultativo de familia recurre a la telemedicina, el especialista le contesta en un máximo de 48 horas. Y le indica si el paciente tiene que ser visto en el hospital o no. En este caso, las consultas también fueron en aumento en el último año.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/pontevedra/pontevedra/2016/10/13/medicos-area-sanitaria-atienden-dia-media-1500-consultas-telefono/0003_201610P13C1992.htm

«Na nosa especialidade evitouse que tivera que vir un terzo dos pacientes»


O xefe de Cardioloxía do CHOP, Óscar Díaz Castro, conta a experiencia que teñen na súa especialidade coa telemedicina. É dicir, co feito de que os médicos de cabeceira poidan facer consultas, a través dun programa informático ou vía telefónica, cos especialistas hospitalarios. Sinala que, no caso de cardioloxía, estase facendo un plan piloto con cinco ambulatorios, que son os de Lérez, Monteporreiro, A Parda, Bueu e Vilagarcía. E que o balance é «moi positivo». En cifras, aporta o seguinte dato: «Na nosa especialidade evitouse que tivera que vir un terzo dos pacientes».

Óscar Díaz explica que o que fan os médicos de cabeceira, a través do sistema informático común, é consultar as dúbidas de acordo coas súas impresións sobre o paciente ou coas probas practicadas -xeralmente, electrocardiogramas, análises ou placas de tórax-. Os especialistas teñen que darlle resposta en menos de 48 horas. Díaz defende que este sistema aumenta a interacción entre os médicos de primaria e os hospitalarios e permite «atender de forma máis áxil ao paciente». Di que en moitos casos se evita que o cidadán teña que acudir ao hospital e que, noutros, sen embargo, fai que haxa que dar citas preferentes. «Concretamente, tivemos que adiantar as citas nun 13% das consultas. Lembro un caso curioso, no que vimos as probas que se lle fixeran a unha persoa e o chamamos, cando xa estaba na súa casa, para que viñera ao hospital ese mesmo día. Había unha arritmia importante e tiña que ser consultado». O xefe de Cardioloxía sinala que, actualmente, as consultas telemáticas representan entre o 20 e o 30 % de todas as que fan. Pero que é importante que o sistema se amplía a todos os ambulatorios.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/pontevedra/bueu/2016/10/13/span-langglna-nosa-especialidade-evitouse-tivera-vir-terzo-dos-pacientesspan/0003_201610P13C1993.htm



No hay comentarios:

Publicar un comentario