Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

miércoles, 25 de enero de 2017

Los animales sueltos provocan una media de diez accidentes semanales en los viales pontevedreses


La superpoblación de jabalíes que denuncian los vecinos se está dejando notar en las carreteras al crecer el número de siniestros que causa esta especie un 41% en un año -Los perros originan el 29% de incidentes


La irrupción de animales en las calzadas sigue siendo la causa de un importante número de accidentes de tráfico. Concretamente en la provincia de Pontevedra, el pasado año, se registraron 559 siniestros provocados por la fauna tanto doméstica como salvaje. Se trata de un repunte de un 16,2% con respecto al ejercicio anterior cuando se contabilizaron 481 incidentes en la red viaria de la provincia. Es decir, cada semana se contabilizan más de diez accidentes de esta naturaleza, según los datos facilitados por la Jefatura Provincial de la DGT en Pontevedra.
Una de las razones que explican este incremento de los accidentes causados por animales se puede encontrar en la superpoblación de jabalíes que están denunciando muchos vecinos de distintos puntos de la provincia de Pontevedra. Además de los daños que causan en fincas y cosechas, estos animales están siendo los causantes de la mayoría de los accidentes que se producen en la red viaria pontevedresa y que tienen a la fauna como responsable. Con un total de 269 accidentes, los jabalíes son los causantes de casi la mitad de todos los siniestros provocados por animales el pasado año en la provincia. Además, el número de incidentes de los que son responsables es también un 41% superior al del ejercicio de 2015, cuando se registraron 160 colisiones entre coches y estos cerdos salvajes.
Y es que dentro del apartado de fauna salvaje, el resto de especies mantiene una tendencia muy a la baja y los porcentajes son realmente bajos con respecto a la siniestralidad causada por el jabalí. Así, los corzos son la siguiente especie no domesticada que causa más accidentes, provocó 34 el pasado año, cuatro menos que en 2015 y lo que supone un 6% de todos los incidentes.
El zorro provoca un 2,1% de los incidentes de tráfico (con una docena de siniestros, también cuatro menos que en 2015) y el porcentaje aún es menor en otras especies como el tejón (con 8 sucesos, frente a los 10 del año anterior), el ciervo (que sí aumentó de un siniestro en 2015 a 4 en 2016) y la cabra montesa (de la que no se había registrado ningún caso en 2015 y que sí hubo un arrollamiento de uno de estos animales el pasado ejercicio). No hubo casos de atropellos a lobos, algo que sí había ocurrido en una ocasión en 2015.
Así pues, la fauna salvaje suma, gracias a las brutales cifras del jabalí, más de la mitad de los accidentes de tráfico provocados por animales en la provincia (un 61,2%).
El 38,8% restante corresponde a los animales domésticos, tanto mascotas o de compañía como de granja. Los perros y el problema de su abandono suele estar detrás de muchos de los 166 siniestros que estos animales sueltos causaron en las vías de comunicación de la provincia en 2016. Son, tras el jabalí, la especie animal que más problemas causa al tráfico (casi un 30% del total) y el número de siniestros en los que se vio involucrado también creció, aunque en mucha menor medida que el cerdo salvaje: Pasó de 158 a 166 incidentes registrados.
Los caballos provocaron 27 siniestros (un 4,8% del total), cinco menos que en 2015, y las vacas un total de 15, es decir tres más.
El segundo animal de compañía por excelencia para los humanos, el gato, causa muchos menos problemas que los cánidos y sumó tan solo 5 atropellos, frente a los 7 de 2015. No obstante, sucede que muchos de los siniestros con gatos no son notificados a Tráfico ni a la Guardia Civil al no causar daños en el vehículo, algo que puede explicar que la estadística sea tan baja en el caso de esta especie. Por último, hubo dos accidentes con ovejas involucradas y otros dos con cabras. No se registraron siniestros con cerdos domesticados, algo que sí ocurrió en una ocasión en 2015.
Desde Tráfico destacan que, afortunadamente, estos siniestros con animales no dejaron el pasado año ninguna víctima mortal. No obstante, conviene mantener la precaución en aquellas carreteras en las que está señalizada la posible presencia de animales cruzando la calzada, en zonas de monte y también en temporada de caza o cría.
Los expertos también recomiendan evitar volantazos y movimientos bruscos para evitar un accidente mayor, como salirse de la vía o colisionar con otro vehículo.

http://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2017/01/25/animales-sueltos-provocan-media-diez/1611154.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario