Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

lunes, 20 de febrero de 2017

Niños que convierten el Camino de Santiago en una lección de vida y lucha




Pequeños con enfermedades raras o parálisis cerebral participan en la peregrinación Xuntos no Camiño



No es difícil encontrar en el Camino de Santiago quien dé lecciones de supervivencia con su propio ejemplo. Ocurría, por ejemplo, en septiembre, cuando atravesaba Pontevedra en ruta hacia Santiago un peregrino, Alberto Padrino, que hacía la ruta en una silla especial tirada por varios amigos. A este hombre, con una enfermedad llamada ataxia, los médicos le habían dicho que no pasaría de los veinte años. Sin embargo, en septiembre, con 46 años ya cumplidos, peregrinaba hacia Santiago y decía que uno no puede rendirse nunca en la vida. Quizás ese sea el mismo principio que mueve a los niños y padres que ayer hicieron una nueva etapa de una iniciativa llamada Xuntos no Camiño. ¿De qué se trata? De que mayores y pequeños ligados a asociaciones como Asampo (Asociación de Amigos da Pontevedrada), Anedia (Asociación de Nenos e Nenas con Diabete de Galicia), Pedaladas (Asociación para a Promoción da Mobilidade Alternativa) y Amencer-Aspace (Asociación de Atención á Parálese Cerebral) hagan el Camino Portugués desde Tui a Santiago para demostrar que las patologías no son un impedimento y para reclamar medidas que normalicen el día a día de estos enfermos.

No es difícil encontrar en el Camino de Santiago quien dé lecciones de supervivencia con su propio ejemplo. Ocurría, por ejemplo, en septiembre, cuando atravesaba Pontevedra en ruta hacia Santiago un peregrino, Alberto Padrino, que hacía la ruta en una silla especial tirada por varios amigos. A este hombre, con una enfermedad llamada ataxia, los médicos le habían dicho que no pasaría de los veinte años. Sin embargo, en septiembre, con 46 años ya cumplidos, peregrinaba hacia Santiago y decía que uno no puede rendirse nunca en la vida. Quizás ese sea el mismo principio que mueve a los niños y padres que ayer hicieron una nueva etapa de una iniciativa llamada Xuntos no Camiño. ¿De qué se trata? De que mayores y pequeños ligados a asociaciones como Asampo (Asociación de Amigos da Pontevedrada), Anedia (Asociación de Nenos e Nenas con Diabete de Galicia), Pedaladas (Asociación para a Promoción da Mobilidade Alternativa) y Amencer-Aspace (Asociación de Atención á Parálese Cerebral) hagan el Camino Portugués desde Tui a Santiago para demostrar que las patologías no son un impedimento y para reclamar medidas que normalicen el día a día de estos enfermos.


Dentro de ese proyecto, y tras hacer primero la etapa de Redondela a Pontevedra, este domingo llegaron a la ciudad del Lérez ochenta personas de Xuntos no Camiño. Antes de ponerse en marcha hacia Barosa, durmieron en el albergue pontevedrés, donde los miembros del grupo de teatro Migallas se encargaron de poner el humor. Luego, ya esta mañana, hubo foto de familia delante de la Peregrina y, acto seguido, se completaron los 15 kilómetros que separan la urbe de Barosa. Allí, con el agua cayendo con fuerza como telón de fondo, se hizo otro retrato de grupo. En él, las sonrisas y la emoción hablan por sí solas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario