Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

lunes, 28 de agosto de 2017

Drones que saben cuando las uvas maduran


Martín Códax patenta un sistema de teledetección que ofrece una imagen de los cultivos y ayuda a clasificarlos. En el viñedo, por ejemplo, permite saber cuándo hay que vendimiar

Desde el aire. Una fotografía y un ordenador programado para analizar datos. Así se decide en Bodegas Martín Códax cuándo ha llegado el momento de vendimiar. La bodega lleva cinco años experimentando con drones y sistemas de teledetección para mejorar la gestión del viñedo. Y lo ha conseguido. El resultado es una patente, que ahora comercializa para toda Galicia, que ayuda a clasificar el viñedo en función de su vigor. La imagen que toman los drones no solo permite saber el momento en el que la uva está madura. También ayuda a clasificar la producción en función del tipo de uva que se produce en cada finca. «Agora cada tipo de viño leva a mellor uva da que dispoñemos», explica Miguel Tubío, director técnico de la firma. El sistema no solo sirve para la uva, sino para cualquier tipo de cultivo. «Traballamos a agricultura de precisión», explica Alejandro Rodríguez, de Impek Drone, una empresa que desde el polígono de Barro asegura que estos sistemas ayudarán, también, a reducir el empleo de fitosanitarios.
«Empezamos no 2012 tomando imaxes aéreas e estudando que incidencia poderiamos ter sobre a calidade da uva», explica Tubío. Mediante diversos estudios, los técnicos se dieron cuenta de que el sistema podía tener aplicaciones muy interesantes, sobre todo, a la hora de clasificar el viñedo. No hay que olvidar que Martín Códax es una cooperativa que cuenta con un sinfín de pequeñas parcelas repartidas por toda la comarca de O Salnés. Fincas que producen uvas de muy diferentes características. Pronto comprobaron que el vigor del viñedo era un factor que ayudaba a clasificar las uvas. Realizaron vinificaciones y vieron que las vides con menos vigor producían uva más madura y de más graduación, mientras que las de vigor alto daban fruta fresca, con perfiles más representativos de la tipicidad albariña. «O que podía ser unha debilidade, o minifundio, grazas á axuda desta ferramenta deixa de selo porque nos permite facer unha selección moi potente», añade el director, quien solo encuentra ventajas a este sistema. «Ante tiñamos un equipo de 20 persoas que visitaban e que tomaban datos do viñedo. Era unha información moi subxectiva. A clasificación que facemos agora é obxectiva», añade.
En Impek Drone le encuentran otra ventaja más a este método. «Esto puede ser una forma de controlar y reducir el uso de fitosanitarios», explican. Porque la imagen que se toma permite «ver el estado sanitario, el estrés hídrico... Podemos saber muchas cosas», añaden. Es más, «un cliente pudo saber que había una zona de la parcela en la que el viñedo no asimilaba los nutrientes y eso era porque hacía unos años había echado concha. Eso pudimos corregirlo gracias a este sistema», añade Rodríguez. En ambas empresas reconocen que, por ahora, el sistema no está extendido, pero consideran que ahí está el futuro.
El inicio de la vendimia
Martín Códax ha sido una de las pocas bodegas de O Salnés que ha comenzado con la vendimia. «Empezamos cos espumosos porque ese adianto que leva a colleita estase volvendo a facer patente co calor destes últimos días», explica Tubío. Confía en que a partir del lunes se incorporen el grueso de los viticultores. En Paco & Lola esperarán un poco más. «Atopamos un viñedo a dúas velocidades, hai parcelas que están moi ben e outras que están sufrindo pola falta de auga», sostiene Diego García. Y en Condes de Albarei no será hasta principios de la próxima semana que sus socios se incorporen a los trabajos. «O ideal sería que chovera un pouco para rehidratar», añade Alberto Barral.

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/arousa/2017/08/27/drones-saben-uvas-maduran/0003_201708A27C1991.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario