Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

jueves, 23 de noviembre de 2017

El tramo final de la autopista cumple 25 años


El recorrido de 18 kilómetros Pontevedra Norte-Caldas, inaugurado el 21 de noviembre de 1992 y que permitió cerrar todo el trazado de peaje entre Vigo y A Coruña, conmemora sus Bodas de Plata con la reforma del nudo de Bomberos aún pendiente


Fueron apenas 18,7 kilómetros por los municipios de Pontevedra, Barro, Portas y Caldas, pero supusieron todo un hito en las comunicaciones por carretera en Galicia. El 21 de noviembre de 1992 -en menos de diez días se cumplen 25 años- entraba en servicio el tramo Pontevedra Norte-Caldas de la Autopista del Atlántico y con él se completaba un trazado entre A Coruña y Vigo de algo más de 150 kilómetros cuyos iniciales se remontan a 1973.
Polémicas y protestas vecinales, miles de millones de inversión, incontables expropiaciones y largos años de obras llegaron en aquel lejano noviembre de hace 25 años a su punto y aparte. Pero la "actualización" de la AP-9 aún está en plena vigencia. Prueba de ello son los trabajos, a punto de finalizar, para dotar de seis carriles al puente de Rande. Y en los últimos años ha sido necesario revisar algunas de las actuaciones ejecutadas entonces, pero todavía quedan mejoras pendientes, dos de ellas, precisamente, en el tramo entre Pontevedra y Caldas. Una de ellas es completar el enlace de Carracedo, en este último municipio, de modo que sea posible acceder a la autopista en todas las direcciones. Una actuación similar también se pretende llevar a cabo en el nudo de Figueirido, en Vilaboa.
Pero la gran actuación pendiente en Pontevedra es la reforma del nudo de Bomberos, un proyecto que el Ministerio de Fomento elaboró hace unos años pero que aguarda ahora a un convenio con la concesionaria, Audasa, para su ejecución. Se trata de reordenar un enlace donde se producen atascos en ciertas ocasiones, y unirlo al puente das Correntes sobre el río Lérez. De hecho, Fomento y Audasa admiten que el nudo Norte de la AP-9 presenta diversas deficiencias que es preciso resolver. Reconocen que "en la actualidad son frecuentes las retenciones en el enlace, llegando a colapsar de forma ocasional el tronco de la autopista disminuyendo el nivel de servicio". La puesta en servicio del puente das Correntes se considera la oportunidad idónea para resolver el problema mediante una remodelación de la zona "que combina el actual enlace con el nuevo vial de entrada en la ciudad a través del nuevo puente".
De esta manera, se proyectó un tramo de nueva calzada de 160 metros de longitud que uniría la glorieta situada al norte de dicho puente con los ramales del enlace. Se reduciría así tráfico por la avenida de Domingo Fontán y alrededor del parque de Bomberos.
En septiembre pasado el ministerio explicaba que ya disponía del proyecto constructivo, incluso aprobado de forma definitiva, pero su ejecución de la obra está a la espera de que formalice el convenio con Audasa, que se negocia desde entonces. Es un convenio que deberá dilucidar, entre otras cuestiones, cuáles son las obligaciones de ambas partes al ejecutar esta obra especialmente en lo que respecta a la financiación.
Una vez resuelto este trámite, la intención es licitar el proyecto de manera inmediata. La reforma del nudo de bomberos se calcula que ascenderá a unos cinco millones de euros. Los presupuestos del Estado de este año no contemplaban partida alguna, según el PP local, precisamente porque Audasa debería asumir gran parte de la financiación de esta obra.
Es nudo, con su disposición actual, formó parte de la inauguración de noviembre de 1992. Unos meses antes, en marzo, entró en servicio el puente sobre la ría, que a día de hoy soporta unos 45.000 vehículos al día.
En ambos casos hubo actividades complementarias, como recorridos ciclistas, para celebrar que se completaba la autopista, que ahora conmemora sus Bodas de Plata. Aquella inauguración del 21 de noviembre de 1992 contó con la presencia del presidente de la Xunta Manuel Fraga, el entonces ministro de Obras Públicas y Transportes, Josep Borrell, el delegado del Gobierno, Domingo García Sabell, el secretario de Infraestructuras del MOPT, Emilio Pérez Touriño, el conselleiro de Ordenación del Territorio José Cuiña, el presidente de la Empresa Nacional de Autopistas, Antonio José Rojo y el presidente de Autopistas del Atlántico, Manuel Ibáñez, junto a los alcaldes del Eixo Atlántico y otras autoridades.
Fraga y Borrell coincidieron en destacar en aquella ceremonia que había llegado "la hora de Galicia" y de "abrirla al resto de España".
El trazado partía del enlace de Caldas a Vilagarcía, sorteando la N-640, con una longitud total de 18,7 kilómetros, 24 pasos subterráneos y doce elevados, entre ellos los viaductos sobre el Umia, de 523 metros, y de Portas, de 408.
Con su estreno, Vigo y A Coruña quedaban conectados en apenas 90 minutos, con un peaje total de unas 1.300 pesetas, menos de ocho euros. Ahora son unos quince.
El 17 de agosto de 1973 nacía el primer germen de la actual AP-9. Comenzaba una historia plagada de avatares, desde la quiebra de la sociedad inicial, a la última ampliación de la concesión. El primer hito de este eje atlántico se localiza entre los años 1973 y 1977, cuando se construye el puente de Rande. Sin embargo, hasta el mes de febrero de 1981 no se inaugura el tramo entre las ciudades de Pontevedra y Vigo, si bien dos años antes ya había entrado en funcionamiento el trayecto entre Santiago y A Barcala, en A Coruña. La ciudad herculina, a su vez, recibió la vía el 11 de mayo de 1984.
Durante ese tiempo, la oposición vecinal llevó al gobierno central a establecer la suspensión de las obras de conexión entre Fene y Guísamo, Santiago Sur y Pontevedra Norte y desde Rande a la frontera portuguesa, polémica que acabó con la obra dependiendo del Estado. En 1985 la Xunta solicita que se retome el proyecto y el 18 de septiembre se levanta la suspensión, salvo en el tramo entre Puxeiros y la frontera.
A partir de ahí se activó una ejecución que llevó a abrir el trecho Santiago-Padrón en noviembre de 1990; Padrón-Caldas un año después; el puente sobre la ría de Pontevedra en marzo de 1992 y el ramal de Palavea unos meses más adelante.

http://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2017/11/12/tramo-final-autopista-cumple-25/1784561.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario