Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

martes, 5 de diciembre de 2017

«Mentres nos quede algo de lume temos que estar vixiando, non podemos despistarnos nadiña»


Ayer era difícil mirar hacia algún lugar verde de la comarca sin que no hubiese una quema agrícola de por medio. Las márgenes de la carretera que van de Pontevedra a Vilagarcía eran un buen ejemplo de esa fiebre del fuego controlado que subió estos días, desde que la Xunta abrió la veda. Desde Curro, en Barro, hasta la entrada de capital pontevedresa podían verse sin salir del automóvil más de una decena de fogatas. Una de ellas, casi a pie de carretera, la prendieron dos vecinos de Campañó. Se llaman Teresa y José y, sobre las cuatro y media de la tarde, permanecían inmóviles ante el fuego, con los ojos bien puestos sobre los rastrojos que quemaban, tal y como indica la consellería que debe hacerse: «Mentres nos quede algo de lume temos que estar vixiando, non podemos despistarnos nadiña», indicaba Teresa. «Mandan que estean dúas persoas controlando o lume, e aquí estamos os dous, mirando para e, e se hai que durmir aquí durmiremos», bromeaba José, consciente de que si cae la noche con los rastrojos encendidos hay que proceder rápido a su apagado. Quemaban ellos los restos de un cañaveral que cortaron e, instalados en la retranca, concluían: «Como moito, se temos sede, poderemos ir aí adiante a beber nunha finca na que hai auga, nada máis».

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/pontevedra/pontevedra/2017/12/02/span-langglmentres-quede-lume-temos-estar-vixiando-non-podemos-despistarnos-nadinaspan/0003_201712P2C1996.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario