Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

martes, 9 de enero de 2018

Los proyectos pendientes que los pontevedreses piden a los Reyes en 2018

Algunos, como la rehabilitación del puente de A Barca, podrían ser una realidad este mismo año; pero otros tienen un horizonte más oscuro, como el dragado del Lérez o la ansiada Vía Verde




Los Reyes Magos están ya camino de regreso a Oriente y aunque han satisfecho la mayoría de las peticiones de los pontevedreses quedan pendientes algunos anhelos que, han dicho, ellos no puede resolver. Se trata de actuaciones largamente demandadas por los vecinos pero que las distintas administraciones mantienen en suspenso desde hace años o no parecen dispuestas a afrontar. Para algunas de ellas, 2018 será el año definitivo de su despegue, pero otras tienen mucho más difícil ser una realidad este año.
| La ampliación de Montecelo. Pontevedra lleva esperando por su nuevo gran hospital más de una década. Fue en 2009 cuando el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunció la construcción de Monte Carrasco, un proyecto que luego abandonó para volver a apostar por ampliar Montecelo. Los presupuestos de la Xunta para 2018 recogen 4,8 millones de euros para iniciar en serio un proyecto valorado en 140 millones. Este año se tendrán que finalizar los trámites administrativos para iniciar las obras en 2019 si la Xunta quiere cumplir su compromiso.
| El dragado del Lérez. Pese a ser una actuación aprobada y comprometida desde 2007, más de una década después todavía no se ha hecho una realidad y lo peor es que ahora mismo se desconoce cuándo se prodrá ejecutar. Cofradías del fondo de la ría y Club Náutico esperan ansiosos. Unos para recuperar los bancos marisqueros y otros para poder disponer de calado en sus pantalanes. Hace justo un año se sacó a exposición pública el anteproyecto y la actuación quedó parada en la fase de alegaciones ante el recelo de navalleiros y bateeiros por el lugar elegido para depositar los lodos. Portos afirma que el proyecto está en suspenso a la espera de que se encuentre una solución que satisfaga a todas las partes.
| La circunvalación, ronda y nudo de bomberos. Mientras que en el primer tramo de la circunvalación avanzan las obras, 2018 debería ser el año en el que también cobren impulso los trámites administrativos para completar los otros dos tramos que darán sentido a este primer enlace entre Vilaboa y A Ermida. Serán los que discurren entre Marcón y Xeve y desde allí hasta el nudo de Curro, creando así una vía alternativa sin peaje a la AP-9. También será un año decisivo para completar el anillo de circunvalación interior de Pontevedra, con la ronda este que comenzará a construir la Diputación en marzo, o la variante de Alba para la que la Xunta reserva 250.000 euros en el presupuesto de este año. Inicialmente, este último vial debería comenzar a ejecutarse este año pero los cambios en el diseño van a retrasar la obra.Otra obra parada y sin fecha, pendiente del convenio con Audasa, es la remodelación del nudo de bomberos.
| La línea de alta tensión de Monte Porreiro. Es una de las demandas que más se repite desde hace diez años en las cartas a los Reyes los vecinos de Monte Porreiro. Tras una década de polémicas entre Concello y Xunta, parece que por fin este año se podrán iniciar las obras para soterrar la línea de alta tensión de Monte Porreiro por parte de Fenosa.
| El puente de A Barca. Con la llegada del mal tiempo el malestar es más evidente entre los miles de peatones que cruzan a pie cada día el puente de A Barca. Hace justo ahora un año que volaron parte de las chapas de la cubierta y siguen sin arreglar. La Xunta anunció un ambicioso proyecto para reparar el viaducto que cuenta con 1,3 millones consignados en el presupuesto autonómico de 2018.
| Senda verde y vías peatonales. Numerosos colectivos y las corporaciones de Pontevedra, Vilaboa y Soutomaior (además del parlamento de la Xunta) reinvindican a Fomento la desafectación de las viejas vías del tren entre Pontevedra y Arcade para crear una vía verde pero el ente ferroviario todavía no ha desafectado esta línea en desuso. Los colectivos ciclistas piden también que en 2018 se actúe sobre aquellos tramos peligrosos para peatones o ciclistas en viales como la N-550 o la PO-308. El Concello de Pontevedra también debe mejorar zonas como los puentes peatonales en las marismas de Alba, dado que varios están cerrados.
| Saneamiento de la ría. Europa lleva tirando de las orejas a España por la mala depuración de aguas residuales de la ría de Pontevedra desde 2003. El compromiso con la UE es que la situaciónestará solventada en 2020. Para ello este año deberá ser clave a la hora de ampliar la EDAR de Placeres, el nuevo emisario y encauzar la ubicación de la polémica EDAR de Poio.

http://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2018/01/07/proyectos-pendientes-pontevedreses-piden-reyes/1815643.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario