Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

jueves, 11 de enero de 2018

Más de 100 concellos se enzarzaron en disputas por lindes en los últimos 25 años


Las divergencias por los límites obligaron a abrir 82 expedientes, una decena desde 2010 y todavía sin cerrar -Los conflictos tocan a cinco municipios de las autonomías vecinas


En el lugar que convirtió en tópico la casi sacrosanta cualidad de los marcos que separan hasta dónde un vecino puede llegar con su azada, no resulta extraño que también los concellos se embarquen en litigios por disputas territoriales. Porque las fronteras, que en los mapas aparecen bien dibujadas con una línea, en la realidad a veces no están tan claras. Hasta el punto de que la Xunta informa de que se abrieron en el último cuarto de siglo, desde 1992, un total de 82 expedientes por disputas territoriales entre municipios, a vece incluso a cinco bandas, y los concellos interesados en dirimir hasta dónde llega su área de influencia superan el centenar e incluso implican a cinco ayuntamientos de las comunidades vecinas de Asturias y Castilla y León.
Son 111 ayuntamientos gallegos los que han dirimido, o están en ello, algún conflicto desde el año 1992, conflictos que pasan por la Xunta, cuyo Consello tiene (casi) la última palabra, porque a los interesados todavía les queda después la vía jurisdiccional (y algunos recurren a esa solución). Así consta en el Diario Oficial de Galicia, que publicó hace unos días precisamente dos decretos de resolución de expedientes. En concreto, afectaban a los concellos de O Corgo y Láncara, en Lugo, y a los de Curtis y Sobrado, en A Coruña.
No obstante, cada uno de estos ayuntamientos solo ha protagonizado un único expediente, mientras que otros tienen varios frentes, como le ocurre por ejemplo al municipio pontevedrés de Barro, el más implicado en diatribas territoriales, ya que su nombre aparece asociado, según datos facilitados por Vicepresidencia de la Xunta, a cinco disputas: con Pontevedra, con Meis, con Poio, con Moraña y con Portas.
De hecho, es Pontevedra la provincia que concentra más actividad litigiosa entre sus municipios. El de Covelo protagoniza cuatro expedientes, lo mismo que el de Redondela. En este último caso, uno de ellos es con Vigo, que solo aparece en otra batalla, esta vez lidiada con Mos. Caso curioso es el pleito entre Cotobade y Cercedo, que ahora se han fusionado, cuya disputa se solventó en 2003.
De las numerosas divergencias de interpretación de los límites municipales que surgieron en este último cuarto de siglo en la provincia da fe que sus concellos son mayoría (44, cuatro de cada diez) como protagonistas de 74 disputas. En A Coruña también hay ayuntamientos que se cuestionan más que otros su territorio, pero el récord lo ostentan Porto do Son, A Pobra do Caramiñal, Arteixo, Carballo y Riveira, implicados en tres expedientes cada uno. En total, serían 33 los municipios que pretenden redibujar sus contornos, pero los conflictos donde son parte superan el medio centenar.
Los términos municipales de las provincias del interior registran menos rencillas: una quincena de concellos en Ourense, que figuran en 17 confrontaciones y 19 en Lugo, que acaparan 24. No obstante, como ambas son las provincias limítrofes con otras autonomías, a veces el conflicto va más allá y no puede resolverse en casa. En ese caso, según explican desde el departamento que dirige Alfonso Ruda, la decisión compete al Gobierno central.
Echan pulsos interautonómicos los municipios lucenses de Folgoso do Courel (con Oencia, en la comarca leonesa de El Bierzo), Negueira de Muñiz (con Allande, en Asturias) y A Fonsagrada (con Grandas de Salime, también en Asturias). En Ourense serían A Mezquita (con Hermisende, en la provincia de Zamora) y Rubiá (con el ayuntamiento de Sobrado, situado El Bierzo, en León).
Explican desde la Xunta que los expedientes de delimitación territorial den el período analizado se abrieron "siempre" a instancias de los propios municipios que "mantenían disconformidad o dudas sobre sus lindes". De los 82 expedientes que se abrieron en Galicia desde 1992, una cuarta parte, 22, finalizaron por decreto del Consello de la Xunta, como ocurrió con los mencionados, tres por orden del Ministerio al tratarse de disputas con municipios de otras comunidad y once por mutuo acuerdo, decayendo los demás por caducidad. Todavía se desconoce cómo finalizará la decena de expedientes abiertos en los últimos siete años, añaden desde el Ejecutivo gallego, que sostiene que están pendientes "en su mayoría" de actuaciones por parte de los concellos implicados.
Explica la Xunta que si no hay mutuo acuerdo entre los municipios, lo que parece poco habitual ya que ese desenlace solo se aplicó por ahora al 13 por ciento de los deslindes, la Comisión Galega de Delimitación Territorial estudia los expedientes y dicta el correspondiente informe preceptivo.
Añaden desde Vicepresidencia que en estos expedientes consta siempre el informe del Instituto Geográfio Nacional, que analiza los criterios técnicos para delimitar las fronteras en cuestión, "siguiendo siempre", subraya la Xunta, "los criterios establecidos jurisprudencialmente y prevaleciendo siempre el deslinde de mutuo acuerdo más antiguo, en caso de existir". No obstante, la comisión puede también valorar criterios aportados por los concellos. Destaca el departamento que dirige Alfonso Rueda qe la Comisión de Delimitación Territorial es un órgano de estudio que acomete esta tarea cuando no hay acuerdo y en ese caso se rige "siempre" por el criterio de continuidad de los municipios y de justificación o racionalidad en la ordenación territorial propuesta".

http://www.farodevigo.es/galicia/2018/01/05/100-concellos-enzarzaron-disputas-lindes/1814390.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario