Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

martes, 27 de febrero de 2018

Barro aumenta en nacimientos y desciende en matrimonios y defunciones.




La natalidad en la comarca continúa su desplome y vuelve a batir récords negativos. Así se pone de manifiesto en el último balance por años del Instituto Galego de Estatística, que compara los datos entre 1975 y 2016. Este informe revela que apenas se registraron en los 14 municipios de la comarca pontevedresa 1.375 partos, casi cuatrocientos menos que diez años atrás, en 2007.
Supone un descenso del 22%, lo que pone de manifiesto una preocupante cuesta abajo en el número de nacimientos, que además se ve agravado por un mayor índice de fallecimientos. En este apartado, hace diez años hubo 1.636 defunciones en la comarca (alrededor de 136 cada mes) y en 2016, último año con datos oficiales del IGE) se produjeron 1.824, es decir, más de 150 mensuales.
El crecimiento vegetativo (la diferencia entre partos y muertes) es negativo desde hace años en la comarca y continúa su descenso imparable, que la emigración, especialmente interna, apenas sirve para compensar esa caída salvo en el municipio de Pontevedra, que aún resiste con una ligera mejora demográfica.
En la comarca de Pontevedra apenas nacen siete niños por cada mil habitantes y el descenso es general en todos los concellos. Tan solo Campo Lameiro, Moraña y Barro tuvieron en 2016 más nacimientos que en 2007, si bien se trata en todos los casos de índices muy bajos.
En todos los demás la caída es la tónica dominante, aunque especialmente llamativa, por su carácter más urbano, en territorios como Marín y Poio, con una caída del 33%, la más elevada de toda la comarca en el primer caso, y del 28% en el segundo. En el conjunto de los 14 municipios, la media de descenso fue del 22%. Por encima de esa media se sitúan A Lama (31%) Caldas de Reis (26% de retroceso), Portas (24%) y Sanxenxo (24%).
Reflejo demográfico
Esta drástica caída de la natalidad tiene su claro reflejo demográfico. La comarca de Pontevedra comenzó 2018 con una cifra oficial de población de 188.993 habitantes, un padrón que incluye por vez primera al fusionado municipio de Cerdedo-Cotobade. Pese a que se añaden los 1.700 vecinos del primero de ellos, el Instituto Nacional de Estadística (INE) certifica un descenso con respecto al ejercicio anterior que se cifra en 556 personas.
La caída no es especialmente alarmante, sobre todo si se tiene en cuenta que apenas supone un retroceso de 1.200 personas cuando se compara con la situación demográfica de hace una década, pero sí cobra más dramatismo al comprobar que es únicamente la capital, el municipio de Pontevedra, la que se resiste a un fenómeno de pérdidas de población que se generaliza en toda Galicia. Cierra el año con 82.671 habitantes, 122 más que en 2016 y casi dos mil por encima de los 80.749 vecinos de una década atrás.
De los catorce municipios que conforman el territorio de Pontevedra, doce tienen menos padrón que en 2017. Se trata de Barro, Caldas de Reis, Campo Lameiro, Cuntis, A Lama, Marín, Moraña, Poio, Ponte Caldelas, Portas, Sanxenxo y Vilaboa, lo que rompe una tendencia más positiva de años anteriores. Además de Pontevedra, tan solo Cerdedo-Cotobade muestra un censo algo más alto, de 56 personas más (un total de 6.107 frente a las 6.971 del año anterior) un aumento llamativo si se tiene en cuenta que ambos municipios, por separado, sufren una sangría demográfica constante desde hace años.
Al igual que con la escasa natalidad, también preocupa la caída demográfica general de Marín. En su caso, en 2007 hubo 252 nacimiento, que caen ahora a solo 168, es decir solo 14 cada mes y poco más de seis por cada mil habitantes. En Pontevedra, pese a la caída del 19% en una década, se registraron en 2016 un total de 639 alumbramiento, lo que supone una media de casi ocho por mil vecinos. En A Lama ese índice es aún más bajo, de poco más de cuatro partos por mil.



http://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2018/02/26/natalidad-retrocede-22-comarca-decada/1844847.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario