Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

miércoles, 7 de febrero de 2018

La becerra que se fue de bares en Moraña


Tras el caso de la ternera a la que no daban atrapado en Barro, ahora otra se paseó por el centro de Santa Lucía

¿Qué pasa últimamente con las becerras? No pasa nada, que nadie se asuste. Pero se da la casualidad de que tanto la semana pasada como esta se produjeron rocambolescas situaciones con dos de ellas en la comarca Pontevedra. La primera tuvo lugar en Barro, donde una becerra se escapó y acabó asustando a los vecinos de Fonte do Curro, ya que se le dio por saltar muros como una loca y no había forma de cogerla. Tanto es así que al final fueron unos perros de presa los que le dieron alcance, después de que hubiese que colocar camiones y coches en puntos estratégicos para que no acabase en medio de alguna carretera. Tras este episodio, el lunes se registró otro en Moraña. Resulta que, ya bien entrada la noche, apareció una becerra en pleno casco urbano, caminando un tanto desorientada por la calle número 1. Era negra y con cuernos pequeños y blanquitos, tal y como la describía una vecina. No embistió a nadie ni hizo locuras, al menos que se sepa. Pero sorprendió a todos.
El reloj pasaba de las once de la noche cuando dos vecinas de Moraña, de repente, divisaron la ternera caminando por la acera, a la altura de la librería La Ventana Mágica. Dicen que no las atacó ni mucho menos, pero que un poco de susto y sorpresa sí se llevaron. También se quedaron con los ojos de plato quienes estaban en el bar Flash Gordon y vieron cómo este mismo animal seguía a lo suyo en la vía pública, casi, casi como si estuviese a punto de hacer una ronda por las cafeterías. No llegó a entrar en ningún establecimiento, lógicamente, pero sí que se dejó ver un buen rato por el casco urbano. Así que ayer, el día después de los hechos, en Santa Lucía no se hablaba de otra cosa. El caso de la ternera se comentaba donde actualmente se debaten todas las cosas rocambolescas: en el Facebook y en los bares.

Sanfermín adelantado
En las redes sociales, un vecino llamado José García se hacía eco de lo ocurrido y los comentarios no se hicieron esperar. Había quien, no sin humor, decía que quizás se habían puesto en marcha un sanfermín adelantado. Mientras, desde el Flash Gordon señalaban ayer:
«Si que a viu a xente, a verdade é que sorprendeu moito
». Y algo parecido indicaban desde el bar A Rotonda, ubicado en la calle número 2: «
Hoxe fala todo o mundo de que a viu, e de que era negra», d
ecía ayer Daniel, el camarero. Algunos que fueron testigos de las andanzas de la vaquilla no lo dudaron. Avisaron al servicio de emergencias 112 para que se pusiese en marcha un dispositivo de recogida del animal.

Particulares alertaron al 112 y Protección Civil se encargó de localizar el animal

Tras avisar los particulares al 112, a Protección Civil de Moraña le tocó ir en busca de la becerra en plena noche. Eran sobre las 00.00 horas cuando se inició el operativo, que dio sus frutos enseguida porque Protección Civil se encontró la ternera donde la habían visto los demás ciudadanos: en el casco urbano. Pero el animal, quizás consciente de que su libertad estaba próxima a agotarse, se marchó solito a unos prados cercanos a una carballeira. Y allí se quedó pastando tranquilamente, por lo que Protección Civil dio por terminado el operativo. Ayer regresaron para ver si estaba en el mismo sitio y ya no la encontraron. Los vecinos sospechaban que posiblemente el ganadero al que se le debió escapar debió haber ido a buscarla. O eso, o que sigue dándose garbeos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario