Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

viernes, 9 de marzo de 2018

El servicio de hospitalización en el domicilio atiende a una media de 450 pacientes al año



El 80% de los usuarios son de cuidados paliativos y enfermos crónicos -Cuenta con dos médicos, cuatro enfermeros y una administrativa -Cada equipo hace siete visitas al día


Siete personas se ocupan a diario de que el servicio de hospitalización a domicilio, HADO, del área sanitaria de Pontevedra funcione correctamente. Son dos médicos, José Antonio Varela, el responsable del servicio, y Alberto Fernández; cuatro enfermeros, Dolores González, María Teresa Freire, Luis Redondo y Francisco Janeiro, así como una administrativa, Asunción Puig. También cuentan con personal en prácticas de enfermería y medicina.
El HADO atendió el año pasado a 442 pacientes. Se trata de una cifra que ha ido en aumento desde la creación del servicio, hace casi dos décadas. En 2016 fueron 469 y en 2015, 457.
"Por lo general, el número de pacientes atendidos en los últimos diez años se mueve entre los 400 y los 500", explica Varela.
Actualmente, atienden a 40, por lo que es previsible que se alcance una cifra similar a la de los años anteriores. Se trata de usuarios de los concellos de Pontevedra, Marín, Poio, Sanxenxo, Bueu, Barro, Cotobade, Ponte Caldelas, Vilaboa y Meis, entre otros.
José Antonio Varela fue el primer médico del servicio y el único cuando se creó, en junio de 1999. Al tratarse de la primera etapa de HADO y comenzar casi en verano, fueron atendidos poco más de un centenar de pacientes. El buen funcionamiento del servicio y el "boca a boca" ha provocado que su "cartera" de usuarios haya crecido con el tiempo.
Su nacimiento se asoció en cierto modo a la implantación de la Cirugía Mayor Ambulatoria, CMA, algo más tardía, y al incremento de la actividad externa del hospital, a través del hospital de día. "En aquellos años se comenzaron a implementar todas estas actividades externas del hospital", recuerda su responsable.
El perfil del usuario de HADO ha ido cambiando también. En los primeros años los profesionales del servicio colaboraban estrechamente con la CMA en cirugías seleccionadas como hernias, que se comenzaron a hacer de forma ambulatoria. "Hacíamos el control a las 24 y 72 horas porque se iban a su casa en el día. Los servicios quirúrgicos los revisaban en el plazo de una semana", informa el doctor.
Pasado el tiempo, al comprobar que las complicaciones en ese tipo de cirugías eran mínimas o nulas, los propios servicios asumieron ese control.
Comenzaba una nueva etapa para HADO, porque entonces se empezó a ver que cada vez había más problemas en otro tipo de pacientes, los mayores y crónicos que eran ingresados con frecuencia. "En aquellos años se implantó también el programa gallego de paliativos y se crearon las unidades en cada hospital con sus camas, en nuestro caso son ocho o diez. El equipo de paliativos se encarga de las consultas y nosotros de la actividad y seguimiento en domicilio".
Esto fue creciendo y se fue pasando progresivamente de un perfil de pacientes de tipo quirúrgico a uno de oncología, paliativos y medicina interna, que es el que se mantiene ahora, tal y como manifiesta José Antonio Varela. A estos hay que añadir a los agudos, del día, de Urgencias.
La atención de paliativos en el domicilio y crónicos ocupa perfectamente el 80 por ciento de la actividad del servicio, confirma su responsable.
La demanda del servicio se genera en el hospital por lo general. También a través de Atención Primaria y del "boca a boca" entre las propias familias.
Cada día, el personal del servicio intenta actualizar demográficamente su área de actuación, pero, tal y como reconoce Varela, "los medios humanos son los que son". Aunque el servicio comenzó con él solo como médico al frente y ahora son dos facultativos, haría falta al menos un tercero más para poder asumir mayores cifras de usuarios de la hospitalización a domicilio. También más enfermeros, dos por cada médico.
"Ha habido cuestiones que han mejorado, como por ejemplo la comunicación con Bueu con la variante de Marín o la autovía de O Salnés", celebra.
El servicio fue creado para Pontevedra y sus parroquias. El crecimiento a otros municipios de la comarca se propició desde el propio equipo, que valoró que había capacidad para ampliar su radio de trabajo en el entorno del hospital. De ahí que comenzasen por Poio, Marín y Bueu. O Grove y Caldas son las asignaturas pendientes actualmente. Además, del equipo del Complexo Hospitalario de Pontevedra, el Hospital de O Salnés también cuenta con uno propio.
Varios equipos
A diario se realizan una media de entre 6 y 8 visitas por equipo. Los equipos los forman un médico y un enfermero o dos enfermeros.
La estancia media de los pacientes en este servicio HADO es de unos 20 días, casi el doble del período que se registraba cuando comenzó a funcionar.
Como el servicio tiene horario de mañana, tienen un convenio de colaboración con el 061, cuyos profesionales atienden a los pacientes en otras franjas. El número de salidas en este sentido es mucho menor, de unas 250, pero tiene un ventaja: los paliativos pueden ingresar directamente en el hospital, en caso necesario, sin necesidad de pasar por el servicio de Urgencias, como sería habitual.

http://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2018/03/06/servicio-hospitalizacion-domicilio-atiende-media/1849707.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario