Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

viernes, 13 de abril de 2018

El auge del Camiño Portugués redobla los proyectos de nuevos albergues y alojamientos en su recorrido


Promotores privados impulsan la apertura de al menos siete establecimientos en Pontevedra y Vilaboa, que se suman a los ya existentes en Barro o Caldas -El decreto de viviendas turísticas y el aumento de peregrinos, claves


Con cerca de 70.000 peregrinos que realizaron el pasado año el Camiño Portugués por municipios como Vilaboa, Pontevedra, Barro o Caldas, la oferta actual de albergues y alojamientos se centra en los establecimientos de la red oficial (Pontevedra y Portas) y un número cada vez más creciente de propuestas privadas en la capital, Barro o Caldas. Pero esta oferta está a punto de multiplicarse. Numerosos empresarios y promotores han puesto sus ojos en esta avalancha de caminantes para poner en marcha en toda la comarca albergues o viviendas turísticas para aquellos peregrinos que buscan algo más que una litera y una ducha.
Solo en Pontevedra el Concello tramita hasta seis proyectos de este tipo, no exclusivamente centrados en el Camiño pero sí muy próximos a su recorrido. Además, el PSOE ha solicitado al gobierno local que impulse un proyecto parecido en las viejas casas abandonadas en la cabecera Norte del puente de O Burgo, si bien el Concello no parece dispuesto a asumir ese proyecto.
Pero no solo en la capital se plantean actuaciones de este tipo. En varios municipios al Norte de la ciudad también se manejan planes parecidos, mientras que Vilaboa también se suma a la idea. La empresa O Albergue de Figueirido SL ha comenzado la tramitación para abrir un alojamiento en el lugar de Bergunde, a solo 200 metros de la ruta jacobea.
La Consellería de Medio Ambiente ya ha comenzado la exposición al público del proceso ambiental de este proyecto, diseñado sobre un edificio ya existente de 1985 que cuenta con una planta baja de 40 metros cuadrados, una primera de 96 y una tercera de 41 y el propio documento detalla que "uno de los motivos es satisfacer la demanda de albergue en la zona" tan próxima al Camiño Portugués, aunque sin renunciar a otros usos turísticos.
El reciente decreto de la Xunta sobre viviendas turísticas, con el fin de regularizar un sector muy activo en las Rías Baixas, es otra de las claves de este "boom" de alojamientos vinculados a la ruta jacobea. Ya en la actualidad se calcula que en la ciudad hay unas 300 plazas de este tipo, pero la cifra puede incrementarse de forma notable en los próximos meses, con la vista puesta en el Año Santo 2021, cuando la Fundación de Amigos del Camiño Portugués calcula que la afluencia de peregrinos puede superar los 100.000, de mantenerse la evolución actual.
Una de las propuestas más llamativas es un edificio en el barrio de O Gorgullón (próximo a la rúa do Muíño), destinado a acoger seis viviendas turísticas. Sería el primer edificio de estas características en la ciudad, un apartado en el que el Concello quiere ser estricto y rechaza los planes para edificios de uso turístico y residencial a la vez. El proyecto de O Gorgullón ofrecería unas 25 plazas en tres plantas.
Otras iniciativas parecidas se pretenden llevar a cabo en la plaza de A Verdura y las calles Amargura y Michelena, si bien en O Gorgullón se trata de un edificio de nueva planta y en el centro histórico se apuesta por rehabilitaciones y adaptaciones de inmuebles actuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario