Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

lunes, 23 de abril de 2018

Once municipios de la comarca figuran como "zonas de alto riesgo" de incendios forestales


Son todos menos Cuntis, Campo Lameiro y Moraña -El Pladiga 2018 es casi idéntico al anterior, pero se reducen los puntos fijos de vigilancia -O Campiño, base de helicópteros

El Pladiga, el plan anual de la Xunta para combatir los incendios forestales, acaba de entrar en vigor con bastante antelación con respecto a ejercicios anteriores, pero que se repite casi en su totalidad en lo que se refiere a la comarca de Pontevedra, integrada en el distrito XIX.
El documento recoge los medios y protocolos para actuar en toda Galicia y mantiene en este territorio una de las tres bases aéreas de helicópteros de la provincia. Ubicada en O Campiño, (Marcón), forma parte, con las de Silleda y Mondariz, de una red de 21 bases de este tipo en Galicia.
El Pladiga también detalla las zonas de alto riesgo de incendios forestales en toda la comunidad y Pontevedra, junto con otros diez municipios de la comarca afrontan esta nueva temporada con esa declaración por parte de la Xunta, al igual que en años anteriores. De los 14 concellos del entorno de la capital, once figuran en el plan de la Consellería de Medio Rural con esta máxima catalogación. Además de la ciudad del Lérez son Barro, Caldas, Cerdedo-Cotobade, A Lama, Marín, Poio, Ponte Caldelas, Portas, Sanxenxo y Vilaboa. Tan solo Cuntis, Moraña y Campo Lameiro quedan al margen de este nivel máximo de protección. Tampoco aparece Ribadumia. Estos cuatro municipios son los únicos que no están declarados "de alto riesgo" en toda la provincia.
Aunque el Pladiga 2018 es casi una copia del pasado año, sí hay una reducción en los puntos fijos de vigilancia en el distrito XIX, con solo tres localizaciones, cuatro menos de los que existían hace seis años. Están ubicados en Caldas de Reis (Saiar), Cerdedo-Cotobade (Carballedo), Cuntis (Estacas, Xesteiras), y Vilaboa (Sobreira). Se cayeron desde 2012 de esta lista A Lama, Ponte Caldelas, Meis y Moaña. A esos puntos de vigilancia habría que añadir otro en Soutomaior, perteneciente a otro distrito, pero muy cerca de la comarca.
Según la normativa de la Xunta, en estas áreas de máximo riesgo se llevan a cabo "acciones más intensas de vigilancia, disuasión e investigación que en el resto del territorio". Pontevedra y su comarca forman parte del distrito forestal XIX, que agrupa a 28 concellos de las demarcaciones de Caldas-O Salnés, Morrazo y Pontevedra. En todo este ámbito, este año estarán operativos un total de seis puntos fijos de vigilancia en el monte además de la base de helicópteros de O Campiño. El despliegue humano en la provincia es idéntico al del pasado año, con 1.197 efectivos en las épocas de riesgo más elevado. En cuanto a medios materiales con base en la provincia, hay que sumar entre uno y tres helicópteros de vigilancia que aporta el Estado, cinco helicópteros de la Xunta y más de 40 motobombas de Medio Rural a las que hay que sumar otras 42 de los parques comarcales y municipales de bomberos así como de los concellos.
A estos efectivos hay que sumar las aportaciones del Ministerio del Medio Ambiente, del Ejército y de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, como la Unidad Militar de Emergencias. Agentes del Seprona, efectivos de la Policía Autonómica y Nacional y de los equipos de investigación de la propia Xunta completan la nómina de efectivos que lucharán contra el fuego.

http://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2018/04/21/once-municipios-comarca-figuran-zonas/1877115.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario