Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

miércoles, 25 de abril de 2018

Pontevedra, con 300.000 euros al año, se convierte en "la llave" del plan de transporte metropolitano




La Xunta quiere iniciarlo el 1 de enero de 2019 y aportará 936.500 euros - Al conjunto de los doce concellos del área le corresponderán 422.500 -En las zonas poco pobladas se recurrirá a taxis y autobuses escolares



El plan de transporte metropolitano de Pontevedra, que el gobierno gallego espera tener en marcha como muy tarde el 1 de enero de 2019, bonificará más de dos millones de viajes al año con un presupuesto de 1,4 millones de euros, de los que la Xunta aportará un 70%, 936.500 euros. Los 422.500 euros restantes, un 30%, se repartirán entre los concellos, siendo el de Pontevedra, con 300.000 euros, el que tenga que asumir la mayor cuantía. Precisamente, este ayuntamiento tendrá la última palabra, y así se lo hizo saber ayer la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez.
El plan fue presentado a la docena de concellos del área en una reunión en la sede de la Xunta en Campolongo, a la que asistieron representantes de todos ellos. Por parte del de Pontevedra acudió el concelleiro Demetrio Gómez. Los municipios que conforman esta área metropolitana son Pontevedra, Barro, Bueu, Campo Lameiro, Cerdedo-Cotobade, Marín, Moraña, Poio, Ponte Caldelas, Sanxenxo, Soutomaior y Vilaboa.
Tras el de Pontevedra, los concellos que tendrán que hacer aportaciones más elevadas son el de Marín, 55.000 euros al año; Poio, 24.000 euros, y Vilaboa, con 14.000 euros. Las menores cuantías corresponderían a Moraña, 500 euros anuales, y Ponte Caldelas, 1.000 euros. Sanxenxo aportaría 2.000 euros.
En el encuentro, tal y como explicó Ethel Vázquez, se proporcionó a los municipios el borrador del convenio mediante el que se articulará este "plan social que ayuda a las economías de las familias", al permitir descuentos en el billete de hasta un 70%, "y que puede permitir hasta 900 euros de ahorro anual a los usuarios frecuentes". Asimismo, los jóvenes menores de 19 años podrán viajar gratuitamente.
"Tienen que ser los doce concellos los que decidan si quieren este plan de transporte. En el año 2019 caducan todas las concesiones de transporte en Galicia y, por lo tanto, abordaremos de forma coordinada y conjunta que se nos hagan aportaciones. Tenemos un documento base del plan de transporte de Galicia para 2019 prácticamente ultimado y será en el mes de abril cuando iniciemos la primera información pública", anunció la conselleira.
"Lo que queremos es trabajar conjuntamente y de forma coordinada para adaptar el transporte público a las necesidades reales", añadió.
En este sentido, recordó al Concello de Pontevedra que este es el momento oportuno para que "active su transporte urbano", lo que calificó como "obligación legal como ayuntamiento de más de 50.000 habitantes".
Vázquez recordó que para que se ponga en marcha el plan de transporte lo deseable es que los doce concellos implicados estén de acuerdo. "Creemos que la llave es el Concello de Pontevedra, fundamentalmente, porque no tiene transporte urbano", subrayó.
En esta línea, y al ser preguntada sobre la posibilidad de incluir en el plan un autobús gratuito desde el centro de la ciudad al hospital Montecelo, la conselleira aclaró que se trataría de una línea propia del Concello pontevedrés, "que espero que la ponga".
"Estamos hablando de ventajas directas a los vecinos, por lo que mi sorpresa sería que no aceptaran este plan, porque todo son ventajas directasa las economías directas de las familias. Sobre todo, se trata de fomentar el transporte público", consideró.
Por ello, Ethel Vázquez manifestó que espera que los doce ayuntamientos se adhieran al plan. "Venimos a esta reunión con el ánimo de la aceptación unánime", indicó. En la reunión tomaron parte también el director xeral de Mobilidade, Ignacio Maestro, y el delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís.
"Son 65 concellos de diferentes colores políticos a nivel gallego que avalan el éxito de este plan social que no para de crecer", manifestó Ethel Vázquez.
El plan reformulará el transporte en el área de Pontevedra, tal y como anunció la conselleira de Infraestruturas. "Será un cambio importante con diferentes líneas estratégicas", indicó. Entre estas se incluye el "transporte a demanda", que implicará que en el rural se puedan reservar plazas en taxis o autobuses escolares, para que ningún autobús viaje vacío. "Podemos resolver la movilidad en el rural con convenios con taxistas o el bus compartido, usando esas plazas vacías en el autobús escolar", propuso.
Diferentes percepciones
La reunión en la Xunta ha sido valorada por los representantes de los concellos de diferente forma. Mientras que en general los municipios consideran positiva el encuentro, aunque pueden echar en falta más detalles concretos sobre el plan, desde el capitalino se habla de "un trágala".
"Salimos de la reunión con la conselleira con una sensación de estar defraudados porque lo que se nos presentó fue un 'trágala' sin posibilidad de negociar ni de estudiarlo", se lamentó el concelleiro Demetrio Gómez, que acudió en nombre del Concello pontevedrés.
"No podemos valorar el convenio porque necesitamos tiempo para estudiarlo", anunció el nacionalista, que añadió que "como se le dijo a la conselleira, no nos quedó claro si se podían hacer aportaciones a ese convenio ni de qué profundidad".
"Visto lo visto, por encima, da la sensación de que las medidas que se proponen tienen al fracaso porque ha sido ha ocurrido en otros sitios anteriormente", apuntó.
Una de las cuestiones que más ha enfadado al Concello de Pontevedra es que "se pretende que negociemos a ciegas". "Se dijo que era un convenio mimético de otras áreas metropolitanas y se pidieron datos sobre su funcionamiento. La negativa a proporcionarlos ha sido en redondo", criticó Demetrio Gómez.
"La conselleira nos dijo que en abril se presentaría un documento básico sobre las líneas de transporte, pero no sabemos nada sobre él. Tiene que haber medidas de corte integral; sin saber todas esas cosas es imposible que opinemos. La reunión no sirvió para lo que tenía que ser: el fomento del transporte", resumió el concelleiro pontevedrés.
Respecto a las palabras de Ethel Vázquez sobre el transporte urbano en Pontevedra, respondió que la ciudad ya cuenta con líneas como la de Monte Porreiro. "Si realmente quieren que Pontevedra participe, estaría bien que nos dieran el convenio para que lo pudiésemos estudiar con los técnicos municipales", concluyó.
El resto de concellos participantes en la reunión valoraron en general positivamente la propuesta. Es el caso de Marín. Su alcaldesa, María Ramallo, asegura que el plan de transporte metropolitano será "positivo para todos" y valoró, especialmente, la gratuidad de los billetes para los menores de 19 años.
"Dependemos del paso fundamental que dé Pontevedra, que es a donde se dirigen los flujos de gente desde los demás concellos", recalcó.
En cuanto a la aportación económica anual de 55.000 euros que le correspondería a Marín, la popular la consideró asumible y subrayó que "si queremos hacer el transporte atractivo, hay que bonificar".
Por su parte, Poio, reconoció que 24.000 euros al año "es mucho dinero para un ayuntamiento como el nuestro". En cualquier caso, incidió en que el hecho de que el plan ayude a acercar el rural con la ciudad "siempre es positivo". Eso sí, el alcalde, Luciano Sobral, lamentó que se les hubiera presentado "un documento cerrado" y echó en falta más diálogo.
"Oportunidad muy buena"
Desde Sanxenxo, su regidor, Telmo Martín, habló de "una oportunidad muy buena" y reconoció sentirse extrañado por las dudas planteadas por Pontevedra, "ya que si hay algún concello que se beneficiaría sería la capital".
En cuanto a Ponte Caldelas, municipio que está tan interesado en formar parte del área metropolitana de Pontevedra como de la de Vigo consideró positivo le plan "porque reduce los precios del billete, y eso es un paso en la mejora de la calidad del servicio". No obstante, el alcalde, Andrés Díaz, trasladó a la conselleira de Infraestruturas que hay que trabajar en la mejora de las frecuencias, "porque un billete barato en un servicio malo es un avance limitado". Asimismo, manifestó su deseo de que la conexión desde Pontevedra con el hospital Montecelo se mejore.


El viaje más barato con la tarjeta "Transporte Público de Galicia" costará 0,73 euros


El territorio del área de Pontevedra se dividirá, tal y como trasladó ayer la Xunta a los concellos en zonas tarifarias. Las distancia entre las zonas tarifarias se mide en "saltos".
El billete sencillo de un salto es el que hay entre Pontevedra y los concellos de Marín, Poio, Barro, Moraña, Campo Lameiro, Cerdedo-Cotobade, Ponte Caldelas, Soutomaior y Vilaboa. Cuesta 1,55 euros, pero con la tarjeta "Transporte Público de Galicia" se quedará en 0.86 euros cuando se realicen hasta 40 viajes al mes o en 0,73 euros, la más económica, cuando se superen los 40 viajes mensuales. El número máximo de saltos es de dos entre la capital y el resto de municipios, Sanxenxo y Bueu. Los precios del billete son 2,20 euros sin tarjeta y, con el descuento de 1,31 o 1,11 euros. Los saltos de 3 y 4 se dan entre concellos más distantes. Los precios más bajos son de 1,58 (tres saltos) y 1,92 euros (cuatro saltos).

http://www.farodevigo.es/portada-o-morrazo/2018/04/25/viaje-barato-tarjeta-transporte-publico/1879336.html

http://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2018/04/25/pontevedra-300000-euros-ano-convierte/1879429.html#

No hay comentarios:

Publicar un comentario