Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

martes, 3 de abril de 2018

Rajoy anuncia un impulso a la circunvalación hasta Barro, cuyo primer tramo estará finalizado en 2019


Certifica los avances del trecho entre Marcón y Xeve, cuyo trazado saldrá a exposición pública en este segundo trimestre -La conexión con el nudo de Curro será licitada en cuanto se realicen los nuevos estudios ambientales


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, confirmó ayer que las obras del primer tramo de la circunvalación de Pontevedra (y que forman parte de la futura autovía A-57) finalizarán el próximo año, tal y como estaba previsto. Se trata del trazado que une Vilaboa y A Ermida, en Marcón. El jefe del Ejecutivo no puso fechas a la finalización de los otros dos tramos de la circunvalación que están pendientes, y en los que todavía no empezaron las obras, pero sí anunció que el trazado que acumulaba un mayor retraso (el que unirá A Ermida, en Marcón, con Pilarteiros, en Xeve) recibirá un importante impulso en los próximos meses.
Así, Rajoy confirmó que a lo largo de este segundo trimestre del año se someterá a información pública el diseño de este vial de alta capacidad que circuvalará la ciudad por el este entre Marcón y Xeve. En cuanto al tercer tramo, entre Pilarteiros y Barro, el presidente del Gobierno reconoció que se está pendiente de realizar un nuevo estudio impacto ambiental de la última parte de su recorrido, concretamente el trecho que enlaza la futura autovía con el nudo de la autopista AP-9 y la autovía de O Salnés en Curro. Aseguró que en cuanto esta declaración ambiental esté lista se procederá a licitar la obra.
Impacto ambiental
Cabe recordar que este tercer tramo de la circunvalación ya cuenta con una declaración de impacto ambiental aprobada, pero las alegaciones formuladas desde el Concello de Barro, la Diputación y la propia Xunta de Galicia por la gran afección que tenía el diseño elegido para este entronque viario en el nudo de Curro obligó al Gobierno a replantear este tramo final del trazado. Un cambio que obligará a realizar el pertinente informe ambiental para la nueva alternativa elegida, pero solo en el tramo final del recorrido.
Rajoy realizó estos anuncios ea pie de obra en A Ermida, Marcón, acompañado por el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna; y del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien respecto precisamente a la A-57 reconoció que la "complejidad" de la autovía en todo su trazado hizo que en el caso del tramo entre Curro y Xeve hubiera que "introducir algunas mejoras para lograr el visto y place de los vecinos".
El responsable de la demarcación de Carreteras en Galicia, Ángel González, resaltó que la circunvalación de Pontevedra se convertirá en un "gran arco" viario de altas prestaciones que circunvalará Pontevedra por el este y que "servirá como alternativa de gran capacidad y libre de peaje a la actual Nacional 550". También Feijóo resaltó que la A-57 permitirá contar con una alternativa "segura y cómoda" a la saturada carretera nacional, además de "descongestionar" el techo de la AP-9 que discurre por Pontevedra y que "la mitad de los 45.000 usuarios que la utilizan a diario la emplean solo para rodear la ciudad". Una A-57 que cuando esté completa "verá reforzado su papel de gran centro de comunicaciones de la provincia, distribuyendo los tráfico hacia Vigo y Portugal, hacia Santiago, O Salnés y hacia el interior de la provincia", según el presidente de la Xunta.
Dinamizar la economía
El propio Rajoy destacó como este vial a "va a contribuir a dinamizar la actividad económica de la zona" al conectar distintos polígonos industriales como es el caso de O Campiño y la zona logística de A Reigosa.
En cuanto al tramo de las obras que visitaron ayer, el jefe de la demarcación de Carreteras desveló que el coste total de estos 8 kilómetros de autovía ascenderá a 74 millones de euros (en el caso del segundo tramo entre Pilateiros y Marcón será de 80 millones) de los que once millones y medio corresponden a las expropiaciones de las que ya en torno a dos tercios están abonadas.
El nuevo tramo de la autovía en construcción tiene una longitud de 6,5 kilómetros en cuanto a su tronco, al que hay que sumar un ramal de 1,7 kilómetros que unirá la autovía en el enlace de Figueirido, que conectará la autopista AP-9, con la Nacional 550 y la Nacional 554 (Vilaboa-Rande), cuya actual intersección también se verá mejorada gracias a esta actuación.
Drenajes y servicios
Actualmente se sigue trabajando en las obras de movimiento de tierra y sobre la explanada, así como en la ejecución de las obras de drenaje. El representante de Carreteras del Estado, así como el presidente de la Xunta, remarcaron la complejidad de un trazado que incluye 15 estructuras (4 viaductos, cinco pasos superiores y seis inferiores) con la reposición de los caminos interceptados en todo el recorrido y la reposición de los servicios afectados (luz, telefonía, captaciones, depósitos de agua, drenajes, abastecimientos, entre otros). Destacó que se están llevando a cabo ya medidas de restauración medioambiental y que la autovía contará también con 750 metros de pantallas acústicas. También se repuso el Camino Portugués a Santiago y se realizaron catas arqueológicas para evitar una posible afección a la antigua vía romana XIX.
El presidente del Gobierno enmarcó esta actuación dentro de la apuesta que, asegura, está realizando el ejecutivo por las infraestructuras en Galicia. Algo en lo que concordó el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien afirmó que la ampliación de la AP-9 en Rande, la bonificación del peaje entre Vigo y Santiago, la eliminación del peaje a Redondela, la activación de la autovía Lugo-Santiago, el Eje Atlántico ferroviario y los compromisos del AVE a Galicia son prueba de ello. Un esfuerzo del Gobierno de España "en el peor momento" debido a la crisis económica, pero que permitió "corregir las históricas deficiencias" de la comunidad en materia de infraestructuras.
De boca de Feijóo llegó otro de los anuncios más importantes para la ciudad de Pontevedra. Y es que el presidente de la Xunta aseguró tener el compromiso del Ejecutivo central de que las futuras obras en la AP-9, y concretamente se refirió a la esperada remodelación del Nudo de Bomberos en Pontevedra, se van a financiar por la vía de los presupuestos y no "con nuevas cargas en los peajes".
Feijóo mostró su convencimiento de que los Presupuestos Generales del Estado, que el Gobierno presentará hoy en el Congreso, "darán continuidad" a esta apuesta por las infraestructuras en Galicia iniciada "hace seis años".
Presupuestos del Estado
También Rajoy aseguró que los presupuestos incluirán "una inversión para Galicia muy importante", destacando ambos mandatarios también el gran impacto que tendrá en una comunidad como la gallega la subida que recoge este documento para las pensiones y que beneficiará a medio millón de personas en Galicia.
A los proyectos que tiene en marcha el Gobierno central en Pontevedra, Alberto Núñez Feijóo sumó aquellos que impulsa la administración autonómica y recordó la variante de Alba, la estación intermodal, la ciudad de la Justicia en A Parda o el proyecto del gran Montecelo. Unas actuaciones que, según Feijóo, "hacen que Pontevedra sea hoy la ciudad gallega que tiene ante sí el mayor escenario de transformación y progreso". En esta visita de Rajoy a las obras de la A-57 estuvieron presentes también el presidente del Parlamento de Galicia, Miguel Santalices; el delegado del Gobierno, Santiago Villanueva; el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda; el alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores; el de Vilaboa, José Luis Poceiro; la subdelegada del Gobierno, el presidente de la autoridad portuaria y distintos diputados autonómicos y estatales del PP.

http://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2018/04/03/rajoy-anuncia-impulso-circunvalacion-barro/1865650.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario