Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

martes, 29 de mayo de 2018

Las diez fervenzas de Galicia que no te puedes perder



¿Te gusta el senderismo? ¿Quieres irte a un paraíso escondido sin gastarte los ahorros? Sin moverse de Galicia sobran opciones para escaparse un fin de semana soleado y desconectar. La tierra de los mil ríos atesora fervenzas espectaculares, muchas de ellas alejadas de los circuitos turísticos convencionales y grandes desconocidas incluso para la población autóctona. Así que ponte las botas y a caminar. 
1. Fervenza de Aguacaída (Pantón). Es uno de los saltos de agua más hermosos de la Ribeira Sacra y además uno de los más altos de Galicia. Con una caída de 40 metros, constituye una de las joyas naturales de la ruta de senderismo que conduce hasta el castro de Marce. De dificultad media y con algo más de dos kilómetros de longitud, el recorrido completo lleva poco más de una hora. El descenso a la cascada se puede realizar a través de pasarelas de madera.
2. Fervenza da Barosa (Barro). Enclavada en el parque natural del mismo nombre, alcanza los 30 metros de desnivel. Para apreciar la riqueza del paisaje en toda su magnitud, merece la pena atreverse a recorrer el sendero circular que rodea el río Barosa. La caminata permite observar un conjunto de 12 molinos de agua repartidos en el espacio aprovechando las distintas alturas del terreno.
3. Fervenza do Toxa (Silleda). Considerada la más alta de Galicia en caída libre, brinda un hermoso espectáculo de agua, luz y sonido. De especial valor paisajístico e integrada en la proyecto europeo rede Natura 2000 como Lugar de Importancia Comunitaria, su diversidad botánica sirvió de gran ayuda a los monjes de los monasterios de Carboeiro y Camzano para su farmacopea.
4. Fervenzas de San Xusto (Lousame). Son uno de los secretos mejor guardados de A Ría da Estrela, más conocida como de Muros-Noia. Se ubican en la aldea de San Xusto (al norte del municipio de Lousame), en las inmediaciones del monasterio de Toxosoutos. Para expertos en senderismo, hay una ruta desde Brandía (Compostela) hasta este mágico paraje.
5. Fervenza do Xallas (Dumbría). Es la única desembocadura de un río en cascada sobre el mar en toda Europa. El cauce del Xallas alcanza en su último tramo un desnivel de 155 metros y, por caprichos de la naturaleza, el agua se precipita 40 metros monte abajo hasta golpear las paredes del cañón ubicado el pie del monte Pindo. En la bahía de Ézaro se ubica un pequeño embarcadero, un hermoso paseo marítimo y las instalaciones de la antigua Fábrica de Luz, hoy convertida en museo de la electricidad.
6. Fervenza das Hortas (Arzúa). Límite natural entre los concellos de Arzúa y de Touro, cuenta con dos caídas de agua, en gneis mezclados con cuarcita, de unos 30 metros de altura. Hay una leyenda que le atribuye el nombre de Santa Marta. Según el relato popular, una joven habría sido arrojada desde lo alto de la cascada después de que su novio averiguase que estaba embarazada. Mientras caía, la muchacha exclamó: "Santa Marta me vaia!"
7. Fervenza do Cachón (A Teixeira). Situada entre los concellos ourensanos de Castro Caldelas y A Texeira, presume de ser otro de los tesoros de la Ribeira Sacra. De fácil acceso, se localiza en un sendero de corto recorrido (800 metros de ida y vuelta) y, con cierta precaución, también permite darse un chapuzón en los calurosos días de verano.
8. Fervenza do Bellelle (Neda). Cerca de las Fragas do Eume, tiene una caída de 45 metros y en la base cuenta con varias pozas naturales. En sus inmediaciones se encuentra una central hidroeléctrica, motivo por el cual parte parte del curso fluvial del Belelle dispone de un canal de agua.
9. Fervenza de Vilagocende (A Fonsagrada). Con una caída libre superior a 50 metros, es la cascada de estas características más alta de Galicia. Para contemplar este espectáculo de la naturaleza, hay que atravesar un sendero de poco más de un kilómetro. Después de superar varias pasarelas de madera, emerge una postal salvaje en la que conviven en perfecta armonía el bosque autóctono y el agua.
10. Pozo da Ferida (Viveiro). En la frontera con el municipio lucense de Xove, se sitúa un impresionante salto de agua con más de 30 metros de altura, el más grande de A Mariña. Origen del río Loureiro, su caída forma una piscina natural.

http://www.elcorreogallego.es/tendencias/ecg/diez-fervenzas-galicia-no-puedes-perder/idEdicion-2018-05-29/idNoticia-1117678/

No hay comentarios:

Publicar un comentario