Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

domingo, 6 de octubre de 2019

La seta de diez kilos con sabor a pechuga de pollo que apareció en el monte Acibal


La encontró Juan Castiñeiras, micólogo de O Bioco, que la tiene expuesta en su local de restauración en Pontevedra

Juan Castiñeira, micólogo de O Bioco, tiene una larga tradición estudiando, recolectando y cocinando setas. Sin embargo, sigue hablando con mimo y entusiasmo de cada uno de los ejemplares que acaban en su cesta. Así, con mucha emoción, habla del  reciente hallazgo de una seta de diez kilos en el monte Acibal, en Moraña. Apareció «na cañota dun carballo centenario», dice. Y, según cuenta, no es un ejemplar cualquiera: «Trátase dunha laetiporus sulphureus, que popularmente se coñece como a galiña dos bosques porque é unha seta cun sabor moi parecido ao da peituga de polo. Soen alcanzar tamaños moi grandes, penso que é porque aquí o clima e o chan lles é propicio. Xa doutra vez atoparamos unha un pouco máis grande aínda».
Castiñeira, que tiene la seta expuesta en el local de restauración que regenta en Pontevedra, también llamado O Bioco, señala que este ejemplar debe cocinarse bajo unos condicionantes: «É necesario cocela durante un tempo considerable, para eliminar as substancias tóxicas que ten», manifiesta. Dice que, tras los minutos de cocción, la seta es comestible y con ella se pueden hacer las más variopintas recetas. Con anteriores ejemplares que toparon en O Bioco elaboraron desde empanada a crujientes en tempura pasando por callos. En esta ocasión, dado que tienen la seta expuesta, no van a cocinarla porque ya no está en las mejores condiciones «ao non permanecer na neveira».
Más allá de este ejemplar, Castiñeira augura que este año habrá una excelente temporada de setas. Indica que en los últimos días salió al monte y especies como las lepiotas están ya por todas partes.
El entusiasmo y afán didáctico con el que Castiñeira se toma el mundo de las setas hacen que sean numerosas las ocasiones en las que expone los ejemplares más característicos que va encontrando en el monte. Además, a veces en O Bioco se protagonizan escenas curiosas, como cuando en el 2016 emplearon una sierra para cortar una descomunal seta medicinal de 20 kilos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario