Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

sábado, 14 de julio de 2018

Queda desierta la venta de 108.000 metros cuadrados en 33 parcelas disponibles en el polígono de Barro



El concurso de la Diputación para adjudicar unos 108.000 metros cuadrados desestimó la única propuesta, pero la oferta no se cierra


El concurso extraordinario convocado por la Diputación para adjudicar 33 de las 40 parcelas aún disponibles en el polígono industrial de Curro (Barro) ha quedado finalmente desierto al desestimarse la única oferta recibida. El proceso se abrió por un importe de unos 13 millones de euros, a razón de 120 euros por cada metro cuadrado. Pese a que este intento no tuvo los resultados esperados, la oferta de suelo empresarial en Barro se mantiene abierto todo el año, en las mismas condiciones.
El concurso de la Diputación, que estuvo vigente hasta el pasado mes de junio y acaba de resolverse ahora, discurre en paralelo al que abrió Xestur para el polígono de A Reigosa (Ponte Caldelas), con trece parcelas en venta, y que estará abierto hasta noviembre.
Tanto en uno como en otro caso se plantea la venta o "constitución de un derecho de superficie", un alquiler que en el caso de Curro se plantea por un periodo entre 5 y 25 años.
El precio habitual de cada metro cuadrado en Barro es de 120 euros, lo que supone aproximadamente el doble de lo que se pide por el metro cuadrado en A Reigosa, que está bonificado en un 30%. No obstante, el polígono de Curro cuenta con una notable ventaja sobre el de Ponte Caldelas: sus excelentes conexiones viarias, al pie e la AP-9 y de la autovía do Salnés. Mientras no se complete el tramo de la A-57 entre Vilaboa y A Ermida, la única conexión con A Reigosa es la carretera de Ponte Caldelas.
Según la información ofrecida por la Diputación, a día de hoy son 16 las empresas que han adquirido o alquilado suelo en Curro, en concreto 34 parcelas que suman unos 122.000 metros cuadrados. Restan unas cuarenta aún disponibles, aunque el proceso actual se centra en las 33 ubicadas en la zona de Outeda, en Curro. De hecho, la antigua denominación de Barro-Meis se ha abandonado, ya que no hay urbanización alguna en el segundo municipio.
La operación más significativa, por el amplio espacio adquirido, es la de Froiz, dueña de 16 parcelas que suman más de 82.000 metros cuadrados, para un gran centro logístico. Sin embargo, hasta ahora no han comenzado las obras. Si está en funcionamiento, por ejemplo, la nave de Hijos de Rivera (Estrella Galicia), así como una estación de servicio low cost, una instalación que también abrió hace unos meses en Ponte Caldelas.
Exportación e importación de frutas y verduras, servicios de transporte, excavaciones, carpintería de aluminio, comercialización de chimeneas, alquiler de autobuses, cocedero de mariscos, transformación de la piedra, energías renovables, distribución de combustibles o fabricación de encofrados son las actividades de las compañías asentadas o con proyectos en Curro.
El polígono de Curro está dividido en cuatro áreas, pero las ventas se han concentrado hasta ahora en dos de ellas: la situada a la entrada del parque desde el nudo de Curro, y los terrenos más alejados, junto a la playa de peaje de la AP-9, todos ellos de Froiz.
Además de las 34 parcelas vendidas a las compañías, otras dos están ocupadas por el vivero de empresas de la Diputación, un órgano de ayuda a los emprendedores que está prácticamente lleno. Sus 16 naves están ocupadas en su totalidad. De las 24 oficinas apenas quedan tres disponibles, así como los tres espacios coworking.


https://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2018/07/12/queda-desierta-venta-108000-metros/1926998.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario