Voz de Barro

Síguenos en twitter

O tempo en Barro

Tiempo en Barro

viernes, 1 de febrero de 2019

La Xunta afronta el segundo plan de seguridad vial para la PO-531 con una nueva glorieta en A Devesa


Tras la rotonda de Sequeiros, en Barro, ahora se actuará en la parroquia de Campañó -El tramo afectado está calificado como "peligroso" por su trazado y proximidad de casas -Seleccionada una oferta de 422.000 euros


La Axencia Galega de Infraestruturas ha seleccionado una oferta de 422.000 euros para ejecutar el segundo gran proyecto en dos años de mejora de la seguridad vial en la PO-531, la carretera de Vilagarcía. Después de que en mayo de 2017 se pusiera en servicio la glorieta de Sequeiros (Barro) en la PO-531, ahora se construirá una nueva rotonda en A Devesa. La mesa de contratación de la Axencia ya ha propuesta a la empresa Marconsa para realizar la obra, a falta de su adjudicación definitiva.
A este concurso se habían presentado al menos 18 empresas y el objetivo es ejecutar una nueva glorieta, en la zona de A Devesa, en la parroquia de Campañó, en un tramo de unos 750 metros de intenso tráfico y numerosos cruces. La actuación afecta al tramo entre los kilómetros 6,5 y 7.250, con la "construcción de una glorieta en el 7,150, así como los correspondientes ramales de enlace necesarios para facilitar la conexión con el núcleo de A Devesa y con el lugar de Reiriz". También está prevista "la supresión de la intersección con giro a la izquierda del kilómetro 6,620", así como "la ejecución de un muro de escollera de contención de tierras, el refuerzo del firme y la reposición y mejora del alumbrado público".
Esta rotonda será la sexta de la carretera de Vilagarcía entre Pontevedra y Curro.
Vial peligroso
La Xunta explica que el vial "se caracteriza por presentar por un lado una intensidad media diaria de tráfico muy alta y atraviesa y da acceso a varios núcleos de población y a algún polígono industrial comercial pertenecientes a los municipios de Pontevedra y de Barro, que hace que se tengan continuas situaciones cruce de vías y por tanto de riesgo de accidente de tráfico y de inseguridad vial".
Subraya que "el núcleo de A Devesa cuenta con un acceso desde la PO-531 que dispone de un carril central de espera para realizar los giros a la izquierda, tanto para los vehículos procedentes de la ciudad de Pontevedra y alrededores que quieren acceder a la parte principal y alta del núcleo desde la PO-531, como para la incorporación a la PO-531 desde dicha zona para los vehículos que se dirigen a Barro".
Añade que "esta intersección resulta peligrosa debido a la alta densidad de tráfico y por la poca longitud que tienen los carriles de aceleración y desaceleración de esta intersección". Atribuye estas deficiencias a "la disposición en curva y a la estrechez que presenta la calzada de la PO-531 en esta zona, por la proximidad de las viviendas a la carretera, que hace que no se tenga suficiente visibilidad y espacio para hacer las maniobras de incorporación con seguridad".
Además, en el caso de las viviendas ubicadas en la propia carretera, "los giros y movimientos para acceder a sus propiedades están más limitados por lo que tienen que desplazarse varios kilómetros para hacer los cambios de sentido que les permitan llegar a sus residencias".
Todo ello se quiere resolver con este proyecto, que "contempla la mejora de la seguridad vial del tramo buscando además facilitar el acceso desde la PO-531 hacia el núcleo de A Devesa y el lugar de Reiriz y viceversa, para lo cual se ejecutará una glorieta "permitiendo así todos los movimientos e incorporaciones sin tener que hacer grandes desplazamientos para hacer los cambios de sentido. De esta forma se pueden eliminar los carriles centrales de espera de la intersección del kilómetro 6,620 evitando giros peligrosos a la izquierda, manteniendo la posibilidad de entrada desde la PO-531 dirección Pontevedra y la incorporación a la PO-531 dirección Pontevedra a través de la nueva glorieta".
Sostiene la Xunta que esta rotonda, "al estar situada al final del núcleo, resuelve todos los movimientos de los trayectos que regularmente hacen los vehículos en esta zona y hace que la velocidad de aproximación se reduzca". Asegura también que "esta solución ha sido previamente consensuada con los vecinos de la zona y está además ubicada en una zona donde existe actualmente el acceso a una pista existente en la margen derecha de la carretera y donde en la PO-531 se tiene una mayor distancia de visibilidad".
Expropiaciones
En esta actuación es necesario expropiar más de 8.200 metros cuadrados repartidos en 52 fincas, todas ellas ubicadas en suelo rústico y en su inmensa mayoría ocupadas con eucaliptos, según indica esa relación. Los terrenos figuran a nombre de vecinos particulares (no hay comunidades de montes o administraciones) y las superficies afectadas oscilan entre los 1.446 metros cuadrados de la finca de mayor tamaño a otras de apenas dos metros.


https://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2019/01/26/xunta-afronta-segundo-plan-seguridad/2040044.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario